¿La sociedad está lista para la todología de las mujeres?

El mejor legado para nuestras niñas y mujeres es la autoestima, dejarles saber y no solo eso si no fomentar sus aptitudes y cualidades tanto físicas como personales,
mujeres multitask

Por Yara Imelda Vega Ortega, estudiante de derecho

Las mujeres somos pioneras en el “multitasking”, está probado por la ciencia y también por nuestros hemisferios cerebrales, el que hemos sido dotadas con una enorme capacidad de desempeñarnos en varias actividades en incluso roles a la vez. Pero aún no sé que tan benéfico sea para nosotras el que la sociedad nos tenga relacionadas con éstos términos.

Soy postulante de la licenciatura de Derecho, y precisamente esta semana analizaba que los planes de estudios en modalidad “impulso profesional” “ejecutivas” (et alter) están diseñados para trabajadores, no para trabajadoras, pues casualmente en los planes y diseños institucionales suelen omitir los diversos roles que cubrimos las mujeres en esta lucha interminable que nos hemos “auto-encomiado” de enderezar a esta sociedad.

En el marco de la conmemoración del 8 de marzo y lo que sus antecedentes históricos representan, quiero comenzar por no felicitar a mis hermanas de género pues no hay motivos como tal, pero sí me gustaría reconocer y ovacionarles, a quienes de manera biológica pero también idealista abrazamos éste genero y lo que conlleva el SER MUJER.

Y quienes al igual que yo se enorgullecen de ser amas de casa, empresarias, estudiantes, trabajadoras, docentes, madres, luchadoras sociales, artesanas, políticas, científicas, filántropas, medicas, arquitectas, deportistas, artistas y muchas otras cosas más, porque aquí no pesa la materia económica y de ingresos, aquí pesa el tiempo invertido, el esfuerzo, el empeño, la dedicación y un cachito de nuestro corazón que dejamos en todo lo que hacemos. ESO ES SER MUJER.

Esto es un homenaje, es un tributo para nosotras en nuestra peor o en la mejor versión de todo lo que podemos aportar, de las que somos y las que estamos, pero más aún por las que ya no están, por aquellas mujeres que les arrebataron todo, sus sueños y aspiraciones, que les truncaron el “multitasking” y les ha sido arrebatada hasta la respiración.

Todos los días vienen a mi mente los casos aún no esclarecidos de mujeres con historias como la de Ingrid Escamilla en Edo de México, Jessica González en Morelia y ahora Fany en La Piedad, miles de ellas en nuestro país con un nombre y una historia diferente. Historias enlazadas por un común denominador que es un victimario.

Me retumba mucho en la cabeza en que momento un hombre que dejó de estar bajo la tutela de una mujer, deja con ella su investidura de ser hombre para convertirse en un monstruo victimario, que le permitieron adoptar la idea de que es más fácil destruir que construir o mediante omisiones no hicieron nada por cambiarles esa errónea idea por otra de que lo difícil cuesta mucho, pero es gratificante y te engrandece como persona.

En este día de veneración exhortemos a no regalar flores, son hermosas, pero mueren, las mujeres somos mucho más que sólo muerte y sumisión. Regálennos en su lugar: tiempo, dedicación, trabajo, esfuerzo, no necesitamos protección, sabemos ejercerla, solo no nos lastimen con palabras, con violencia; déjennos crecer, pero crezcan con nosotras. 

Comencemos a abrazar a nuestras niñas, regalemos educación, autoestima, cultura, empecemos por suprimir conceptos idealistas que en nada pueden compararse a nuestra realidad actual y terrenal por muy dolorosa que sea.

Las historias de Disney son lo más alejado de realidad actual, por que sabemos que los príncipes azules no existen, mucho menos el “felices para siempre”. Nuestra realidad es violenta, hay pandemias, drogas, guerras, crisis geopolíticas y económicas de las cuales no hay necesidad de enterarlas, pero tampoco engañarlas. El verdadero empoderamiento femenino tiene un precursor y se llama INFORMACIÓN.

La mejor protección que podemos brindarles es alejar a nuestras niñas del reguetton, del tik tok y las redes sociales en tendencia, que, si bien crees que no restan, tampoco suman. Pero se adentran en el subconsciente y van robando por cachitos su inocencia, normalizándolo todo, perdiendo así su capacidad de asombro.

Mas importante que el combate a la violencia en contra de la mujer, es instaurar la educación principalmente encaminada hacia la prevención del delito, nuestros niños no son el futuro, son el presente del aquí y ahora, comencemos por quitarles la aspiración de una fiesta de quinceañera fastuosa y en su lugar regalarles un pequeño terreno o algún curso que les permita fortalecer sus aptitudes o disciplinas. Apostemos a su engrandecimiento intelectual y personal.

El mejor legado para nuestras niñas y mujeres es la autoestima, dejarles saber y no solo eso si no fomentar sus aptitudes y cualidades tanto físicas como personales, pues la belleza es belleza con y sin maquillaje, aun sin cirugías estéticas e incluso con otras necesarias como mastectomías y los estragos que conllevan las quimioterapias de un cáncer. Brindémosles certidumbre en su persona por que casarte con un rico no es precisamente el mejor consejo que una madre deba darle a su hija. Restemos importancia a las cirugías estéticas y fomentemos el construir muros en su patrimonio o adornar los ya existentes con títulos de lo que más les guste y les plazca. Autoestima es la respuesta a todo.

Nos profesamos amor cuando, nos presentamos ante la sociedad sin tapujos, con nuestra edad, talla, cicatrices, con nuestras fortalezas y también nuestras debilidades, sin miedo de ser juzgada ante una cámara o un ojo social. Nos profesamos amor cuando logramos salir de relaciones codependientes a tiempo, antes de convertirnos en una granada de fragmentación ó antes de que le demos el valor a nuestra pareja de convertirse en perpetuador.

Esto es un homenaje a ellas, a las que apenas vienen, a las que ya no están, pero también a las que estamos. Y a través de nuestros múltiples roles que emprendemos día a día gritamos JUSTICIA en su nombre, porque el “multitasking” también es un medio de lucha y de manifestación, también de construcción.

Un abrazo a las mujeres, a mis hermanas de género que están en pié de lucha permanente. Un abrazo más grande a las familias que las acunan y cuidan. Y todo mi respeto para aquellas familias, a aquellas madres que aún buscan a sus hijas en matorrales y fosas comunes.

Más información en Brunoticias sobre mujeres
MÁS INFORMACIÓN DE MUJERES EN BRUNOTICIAS

Esta y más información puede leerla, verla o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en Facebook @Brunoticias. Nuestro Twitter @Bru_Noticias. En el Instagram @brunoticia O bien puede suscribirse al canal de YouTube Brunoticias. También descargue nuestra aplicación BRUNOTICIAS para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Escuche nuestro Podcast Brunoticias en SpotifyApple PodcastGoogle Podcast o Anchor

Total
20
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × 2 =

Related Posts