Lo que quedó del palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca.
  • El conteo de víctimas fatales por el temblor iba en 32 a las 9 de la mañana.
  • Juchitán, Oaxaca derruido, se activó la alerta de Tsunami.
  • Se esperan réplicas muy fuertes, ya hubo dos de 6.1

CIUDAD DE MÉXICO. 7 de septiembre de 2017.- Un largo sismo de magnitud 8.2 sacudió el sur y centro de México la noche del jueves. La diferencia con aquel temblor de 1985 fue que hace 32 años fue trepidatorio y esta noche oscilatorio.

El Presidente de la República, Enrique Peña nieto, desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), informó que este sismo es el de mayor magnitud que se haya registrado en nuestro país en los últimos cien años.

El mandatario dijo en ese momento que se reportaban cinco personas muertas: dos menores en Tabasco y tres adultos en Chiapas. La cifra hasta las 9 de la mañana de este viernes 8 de septiembre va en 32.

Los capitalinos mayores de 30 años no pudieron evitar rememorar aquella mañana del 19 de septiembre de 1985. Entonces, un sismo de 8.1 causó miles de muertes y transformó la cara de la capital mexicana. Esta vez, una alerta sísmica previno a los mexicanos que tuvieron unos segundos para salir de sus casas o resguardarse en lugares seguros.

A pesar de que el temblor de este jueves fue de una magnitud mayor que el de 1985, la distancia del epicentro en las costas de Chiapas, al sureste del país, fue mayor —de 700 kilómetros, a diferencia de los 400 kilómetros del terremoto del de septiembre de hace 32 años—, lo que según Peña Nieto en esta ocasión “amortiguó los daños que hubiera podido ocasionar un sismo de esta magnitud”.

El Servicio Sismológico Nacional ha reportado hasta el momento 65 réplicas; la mayor, de magnitud 6,1

También se emitió una alerta de tsunami en las costas de Chiapas y Oaxaca y se pidió a la población que vive cerca de la playa que se alejara de la zona. La Secretaría de Gobernación emitió una Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para el estado de Chiapas, de modo que se activaron los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN) para que las autoridades locales cuenten con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada.

En Ciudad de México, el secretario de Seguridad Pública Hiram Almeida reportó que no hay daños mayores en estructuras viales ni en edificaciones en los diferentes puntos de la capital del país. En la Terminal 2 del Aeropuerto de Ciudad de México se encontró una fisura en el suelo, pero el aeropuerto sigue operando con normalidad. En Oaxaca, un hotel se derrumbó en la población de Matías Romero.

Como medida preventiva, se suspendieron las clases en Ciudad de México, Estado de México, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Guerrero, Veracruz y Morelos para verificar que las instalaciones de los planteles no estén afectadas. Se reporta que hay una fractura en el sistema hidráulico Cutzalama, que se estima que en 48 horas esté reparado.

“Es previsible que se registre una réplica un grado menor que el sismo, es decir, de 7,2 grados en las próximas horas”, advirtió el presidente Peña Nieto y llamó a la población a estar alerta. También pidió a la población que revise las condiciones de sus hogares, en específico de las instalaciones de gas. De encontrar fracturas o daños en sus hogares, se recomienda a los mexicanos que los reporten a Protección Civil y a que se sigan todas las indicaciones que dé este organismo.