Home OPINADORES B-Social SIMSIMI, un invento del diablo

SIMSIMI, un invento del diablo

331
SHARE

Por Brenda Orozco

La semana pasada me llegó un mensaje de voz de un supuesto locutor de “CONACIR”  pidiendo no descargara una aplicación de Whatsapp, a pesar de que resultara atractiva porque tiene diferentes letras y logos. Esta aplicación, supuestamente está hecha para extorsionar y para secuestrar. El truco es “sacar información” y convertirse en alguien de tu familia. Luego señala que la aplicación se llama SIMSIMI y por último hace un llamado a que compartamos la información con familiares y contactos. “¡No la descarguen!” dice.

En varios grupos de chat recibí esta advertencia, que en primer término se oye profesional. Después observé algunas publicaciones en redes sobre el tenebroso ser que está detrás y que adivina tu ubicación, activa la cámara frontal sin autorización y te espía (Hasta decían que era la nueva ouija) Todo en un tono mácabro, pero lamento decirles que es TOTALMENTE FALSO.

SIMSIMI es un chat bot con respuestas predeterminadas alimentadas por los mismos usuarios, es decir, a ciertas preguntas, responderá exactamente lo que está programado, no es que te conozca y mucho menos que sepa quién es tu familia; no es que sea “alguien” simplemente entre más interactúes, más cuerda le das.

Este bot es conocido por su estilo ácido de contestar y su apariencia amigable. La aplicación coreana es muy popular en todo el mundo, pero México se lleva el #1 en descargas. La confusión inició porque el mensaje de advertencia llegó justamente cuando whatsapp lanzaba su actualización donde cifraba las conversaciones y brindaba la oportunidad de escribir con negritas, cursivas o subrayado.  Por supuesto, la paranoia no se hizo esperar y dicho sea de paso no tiene nada que ver con el mensajero de logotipo verde.

¿A qué se debió el boom? Ante respuestas graciosas y diálogos épicos, los youtubers y tuiteros subieron las capturas de pantalla a redes, entonces todos quisieron tener su dosis de egocentrismo.

Para poder informarles adecuadamente, descargué SIMSIMI e interactué con él. Desactivé las malas palabras, lo cual no sirvió de nada porque las siguió diciendo y le pregunté cosas muy obvias que en Cortana o Siri me parecen divertidas, pero que el pollito amarillo no entendía, creo yo por su humor latinoamericano plagado de regionalismos y modismos.

Hay dos pequeños trucos para que SIMSIMI conteste exactamente lo que le indiques: En la barra inferior para introducir texto, hay un pequeño bolígrafo, ahí te mandará a una ventana de edición para que le “enseñes”. Es decir, que cuando alguien escriba Brenda Orozco, le indicaré que conteste: Columnista de B-social, síguela los martes. La otra forma es cuando estás en la ventana el chat, si no encuentra la respuesta te envía un mensaje que dice “teach me”, entonces ahí introduces la respuesta deseada. Eso da la ilusión que te contesta quien te conoce.

Después de la evaluación durante 48 horas, puedo decir que SIMSIMI no me gustó, me pareció una pérdida de tiempo ya que hay respuestas sin sentido. Contundentemente te digo que no se la descargues a tu hijo si es menor de edad porque el lenguaje es explícito, ni tampoco a tu abuela o tías porque se asustarán. Si lo que buscas es diversión, picardía y hacer llevaderos tus ratos de ocio, haz un grupo con tus ex compañeros de generación de preparatoria o secundaria y entrarás a una dimensión desconocida.

POSTDATA

Así como el pollito amigable hay cientos de aplicaciones coloridas que resultan atractivas para los niños ¡úsalas antes de dárselas y supervísalo!