$4.8 millones de pesos de inversión para canalizar las aguas negras de 4 comunidades rurales.
  • Se instalan 2.5 km. de tubería con una inversión de $4.8 MDP  
  • Se tratarán las aguas de Los Ayala, Los Melgoza, El Jagüey y Santa Catarina 

Son 4 comunidades rurales, Los Ayala, Los Melgoza, El Jagüey y Santa Catarina, las que dejarán de verter sus aguas negras al arroyo de Zináparo y con ello se ampliará la cobertura de saneamiento que tiene el Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de La Piedad (SAPAS) gracias al colector de drenaje sanitario que se construye a lo largo de estas cuatro localidades.

La obra que actualmente se ejecuta para estas 4 comunidades tendrá una longitud superior a los 2 mil 500 metros donde se instala tubería corrugada de polietileno de alta densidad de 12 pulgadas. Esto es una primera etapa de dos que se llevarán a cabo durante el periodo del presente Gobierno Municipal de La Piedad según la información oficial dada a conocer en un comunicado.

El proyecto completo contempla un total de cinco kilómetros de longitud del colector de aguas negras. De acuerdo al boletín de prensa del Gobierno Municipal se pretende realizar este año 2016. y para los cuales ya se gestionan recursos. La meta es llegar, además de estas 4 comunidades, hasta el fraccionamiento Manuel J. Clouthier y a Ticuítaco.

El colector de aguas negras conducirá el líquido servido en sus ductos hasta la planta de tratamiento de El Cuitzillo. Ahí  se tratará y se regresará a los cauces naturales disminuyendo el costo ambiental y de salud que implica arrojarla por los arroye y vías fluviales naturales. La inversión para esta obra es de $4.8 millones de pesos.  El recurso proviene del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FISM) del ramo 33.

Según cifras del SAPAS, al término de esta obra, La Piedad alcanzará una cobertura municipal del 93 por ciento en la captación y tratamiento de aguas negras. Actualmente toda la zona urbana de la cabecera municipal sanea sus aguas en un 99 por ciento. Por esta razón se está extendiendo este servicio a otros centros de población. 

El titular del SAPAS, Jorge Rubio Olivares, señala que, aunque que faltan comunidades por integrar al sistema de tratamiento de aguas, este colector es un avance importante en el tema, dada la cantidad de población que encuentra en esta zona del municipio y que dejará de contaminar.

“Es una obligación legal y ambiental invertir en obras que permitan mejorar el entorno ecológico. Hemos tenido la responsabilidad de generar proyectos encaminados a la preservación de nuestro medio ambiente”, añade Rubio Olivares.

Estas comunidades se sumarán a otras como Los Guajes, Paredones, Tanque de Peña, Ojo de Agua y La Campana, quienes ya cuentan con sistemas para captar y tratar las aguas negras que generan. Así como localidades del oriente del municipio ubicadas en la tenencia de Río Grande envían sus descargas a la planta de El Cuitzillo para su saneamiento.