El barrio de San Felipe, a través de su párroco

“Un párroco emblemático de barrio: monseñor Rafael Meza Ledesma en San Felipe de Jesùs”, es el título del libro del periodista José de Jesús Parada Tovar
San Felipe barrio libro
  • Presentación del libro del periodista Jesús Parada Tovar

Guadalajara, Jalisco. 7 de febrero de 2021.- Al  recrearse la vida de personajes de gran influencia comunitaria se tiene  un ejercicio de microhistoria, pero también se destaca la aportación global de la gente  visionaria.

Así lo planteó el presbítero Elías Parada Andalón, al resumir  el contenido  el libro del periodista José de Jesús Parada Tovar sobre la biografía de quien fuera párroco de San Felipe de Jesús, monseñor Rafael Meza Ledesma.

Esto a propósito de la presentación del libro: “Un párroco emblemático de barrio: monseñor  Rafael Meza Ledesma en San Felipe de Jesùs”, en la parroquia tapatía del llamado Sector Libertad.

El periodista, oriundo de ese barrio sanfelipense, afirmó contundentemente: monseñor Meza “se adelantó con mucho  a la pastoral católica que impulsara el Concilio Vaticano II”, al promover una pastoral incluyente y de cercanía estrecha con la gente en su parroquia de la capital jalisciense, tanto para el desarrollo espiritual, como para la  promoción humana.

Como botones de muestra, refirió el hecho de que la parroquia contara en el siglo pasado con un departamento de Estadística (“que ya quisiera el INEGI”) para tener datos precisos de cada familia de su parroquia en los aspectos socioeconómicos y religiosos.

En este punto, puntualizó que se llegó a detectar que en la población parroquial a mediados del siglo pasado había personas originarias de 27 Estados del país que se  habían integrado al barrio, lo que significó “una tarea de hacer comunidad y hacer patria” de parte del padre Meza Ledesma”, quien por cierto estuviera en tal demarcación eclesiástica de 1939 a 1973.      

Asimismo, destacó el impulso a la educación para la capacitación laboral que se dio a través de las escuelas y academias parroquiales, lo que supuso que en su momento se impartieran clases de 14 disciplinas diferentes, lo que redundó en la formación de cientos de jóvenes, tanto mujeres como varones.    

Barrio de San Felipe Guadalajara

En su intervención, el periodista también  resaltó el hecho de que en un momento en la dinámica parroquial  se llegaron a tener 20 organizaciones o movimientos de la pastoral en la que se integraban a los feligreses, lo también fue motivo de trato personalizado entre la gente que  desarrolló el sentido de pertenencia e identidad.

La difusión de la música sacra, apuntó Parada Tovar, fue otra prioridad de la pastoral del párroco Rafael Meza. Al respecto, se expuso lo que fue el trabajo creativo del organista Jesús Parada Escobedo, quien durante casi tres décadas concretara la formación musical de 500 coristas y lograra la composición de 300 piezas. 

Otro hecho destacado por el autor del libro fue que monseñor Meza ha sido el único párroco tapatío, al que la autoridad civil le rindiera un homenaje cívico que supuso dedicarle una plazoleta en su honor en el cruce la calle 34 y Gigantes, donde también había un busto de su persona, el cual fue objeto de extravío por el vandalismo imperante, sin que se haya recuperado al momento esta efigie metálica (sin que haya hecho la investigación por parte de la autoridad competente) ,  la que por cierto no fue esculpida con fidelidad a los rasgos físicos del sacerdote.

El citado Parada Andalón, maestro de filosofía en el Seminario Diocesano de Guadalajara, consideró el trabajo del libro como “un reportaje de fondo” en el que el verbo reconocer se aplica a monseñor Rafael Meza, de manera especial para valorar su persona y su trabajo, en referencia a la acepción al respecto que hiciera el filósofo Jean Paul Gustave Ricoeur.  

Aludiendo también al filósofo judeo-austriaco Martin Bubber, este catedrático también enfatizó que la obra del llamado Tata Meza hizo revalorar “el sentido del nosotros”.

El párroco actual de San Felipe de Jesús, José Trinidad Velasco Molina,  dio la  bienvenida en el protocolo, mientras que la conducción de éste correspondió al ingeniero Jesús Daniel Parada Andalón.   

El Dato

El libro se compone de 17 capítulos distribuidos en 250 páginas  y  80 fotografías.

Monseñor Rafael Meza nació en 1901 en Etzatlán, Jal. Falleció en 1987

 Con ocasión del centenario de la canonización de San Felipe de Jesús, el 8 de junio de 1962, el Arzobispo Coadjutor Francisco Javier Nuño Guerrero bendijo el Altar de Cristo Rey y consagró el Templo Parroquial, durante Solemne Celebración en la que predicó el Padre José Trinidad Sepúlveda Ruiz Velasco (hoy Obispo Emérito de San Juan de los Lagos), y se colocaron en el ara, las reliquias óseas de los Santos Digno y Aurelia. Posteriormente, por gestiones de monseñor. Meza Ledesma, se añadió una reliquia de San Felipe.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE GUADALAJARA EN BRUNOTICIAS
Total
1
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − eight =

Related Posts