Salud cerebral ¿qué y para qué?

Salud cerebral ¿qué y para qué?

NOSCE TE IPSUM Por: Josman Espinosa Gómez

El cerebro ha estado de manteles largos esta semana y es que desde 1996 se festeja en el mes de marzo la Semana del Cerebro ¿lo sabías? Se trata nada más y nada menos de la realización de eventos educativos con el objetivo de informar, al público general, sobre la investigación científica en las neurociencias. Por ello, quisiera hacer algunas aportaciones sobre este maravilloso órgano.

Por más increíble que parezca, el cerebro consume el 20% de nuestra energía diaria y es el encargado de DESTACAR LAS FUNCIONES QUE REALIZA, por lo que resulta relevante poner énfasis en su cuidado. Ello implica, pos supuesto, considerar las cosas que hacemos tanto como aquellas que dejamos de hacer diariamente, a fin de mantener el cerebro de saludable todo el tiempo.

Cómo mantener a nuestro cerebro “en forma”

  • El ejercicio aeróbico beneficia la salud cerebral especialmente si se combina con ejercicios que fortalecen los músculos. Para lograr los mejores beneficios es recomendable hacer ejercicios por períodos largos —por lo menos treinta minutos— Recuerda que nunca es demasiado tarde para empezar.
  • Desafía a tu cerebro. Lee libros, escribe, aprende un nuevo idioma. Sal con amigos, ve al cine, conversa. Todo ello ayuda a preservar las funciones cognitivas.
  • Cuida lo que comes. Come menos carne y consume más nueces, frijoles, granos integrales, vegetales y aceite de oliva.
  • La baja calidad del sueño está vinculada al deterioro cognitivo y al Alzheimer. Varios estudios han encontrado que tratar la apnea del sueño ayuda a retrasar los problemas de memoria.
  • Cuida tu corazón. La alta presión arterial, el colesterol alto y la diabetes están relacionados con la mala salud del cerebro en el futuro.

Cosas a evitar para proteger a nuestro cerebro

La depresión dobla el riesgo de deterioro cognitivo y demencia, posiblemente a causa de los cambios que ocasiona en el hipocampo. El padecimiento de depresión a edad avanzada se relaciona con demencia, específicamente la demencia vascular, aunque no queda claro si la depresión es un síntoma precursor de problemas de la salud cerebral no diagnosticados.

Los problemas tanto de la audición como de la visión se asocian con dificultades en pensar, recordar y socializar y se deben corregir si es posible. Un estudio de Johns Hopkins encontró que los adultos mayores con problemas de la audición tienen una tasa más alta de encogimiento cerebral al envejecer.

Los medicamentos anticolinérgicos han mostrado aumentar el riesgo de la demencia. Estos incluyen a los antihistamínicos como Benadryl, los medicamentos para dormir como Tylenol PM y algunos antidepresivos.

Finalmente, el estrés diario no solo puede causar problemas de memoria, sino que el estrés a largo plazo, el cual también está vinculado a tasas de declive más rápido de la salud cerebral.

¿Quieres conservar la agudeza mental con el paso de los años? Las recomendaciones de lq Academia Nacional de Ciencias del Instituto de Medicina (National Academy of Sciences Institute of Medicine) son la práctica del ejercicio en forma regular, mantener saludable el corazón y tener cuidado con la ingesta de medicamentos.

La buena noticia es que se puede evitar el deterioro cognitivo mientras envejecemos, pero lo mejor es empezar ya.

Total
16
Shares
Related Posts