agave
  • Se gestiona reforma en Código Penal de Jalisco para endurecer penas contra ladrones de agave.
  • Por Salvador Y Maldonado Díaz

ZAPOPAN, JALISCO junio 2017.-  Los actores de la agroindustria tequilera requieren de un marco legal más contundente para enfrentar el robo de agave azul en la zona protegida de la denominación de origen, donde se destacan municipios de Jalisco, Guanajuato y Michoacán.

Para concretar este propósito se presentará formalmente un proyecto de reforma al Código Penal de Jalisco ante el Congreso del Estado, para equiparar el robo del agave con el abigeato y con ello hacer más severo el castigo, además de agilizar el procedimiento de la investigación contra los infractores.

Así lo informó el director del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Ramón González Figueroa, quien refirió que este planteamiento de un marco jurídico más rígido obedece al incremento de robos de la materia prima tequilera, en un contexto de su encarecimiento por el aumento de su demanda.

Detalló que, si bien en lo que de este año ya se acumularon casi denuncias ante la Fiscalía General de Jalisco contra los ladrones de mezcal tequilero, la legislación actual no tiene la suficiente fuerza para desalentar este ilícito que perjudica, tanto a las empresas destiladoras, como a los agricultores.

El directivo del gremio tequilero dijo que se espera que en los demás estados de la demarcación en la zona protegida del agave, se hagan las mismas gestiones ante los Congresos Locales para avanzar en la misma dirección

Como se ha informado en este medio, hace algunos meses el agave tequilero tenía un precio deprimido. Pero a partir de 2016, este producto pasó de cuatro a doce pesos el kilogramo e incluso a cotizaciones mayores, lo que ha propiciado, tanto el robo en pequeña escala, como asaltos violentos a los vehículos de los transportistas.

Ahora un camión de veinte toneladas se cotiza por lo menos entre los 250 y 300 mil pesos (incluido el flete), por la infranqueable ley de la oferta y la demanda.

Esta situación ya generó un mercado negro del agave, sobre todo por la compraventa de plantas robadas; además de que hay la tentación, para las empresas tequileras, de usar mezcal de fuera de la zona protegida por la denominación de origen.

Las nuevas normas para jarabes e inulinas

González Figueroa trajo a colación que para el sector tequilero ya se tiene el dispositivo de la exigencia de las guías de tránsito, expedidas por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) para controlar la trazabilidad del agave, desde su sitio de cultivo, hasta el lugar de su consumo.

En este contexto, expresó que se confía en que en lo sucesivo mediante las nuevas normas recientemente publicadas el esquema de trazabilidad también se aplique para las industrias procesadoras de jarabe e inulina de agave, aunque éstas puedan utilizar agaves distintos al mezcal tequilero.

Según se informó de parte del presidente de la Asociación Mexicana de Frutanos y Jarabes de Agave AC (AMAGAVE), Roberto Ciprés Cruces, estas nuevas regulaciones son la NOM 002-SAGARPA 2016 y NOM 003 SAGARPA 2016, que regulan a las empresas elaboradoras de inulina y jarabe de agave, respectivamente.

Las nuevas NOM inciden en varios aspectos, como sanidad, calidad, autenticidad, etiquetado y la evaluación de la conformidad del jarabe y los frutanos (inulina) del agave.

EL DATO

El punto más crítico en el robo de mezcal azul ha sido la zona de confluencia de los Estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato, por tenerse en esta región la mayor concentración del inventario de Agave Tequilana Weber. 

En total, hay 181 municipios del país integrados en la demarcación de la denominación de origen del tequila ubicados en Jalisco, Guanajuato, Nayarit, Michoacán y Tamaulipas.