• José Antonio Meade es el único funcionario de Felipe Calderón que repitió en el gabinete.

Foto y Texto por Salvador Y. Maldonado

Guadalajara, Jalisco, 7 septiembre 2016.- El regreso de José Antonio Meade Kuribreña a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (ya había sido de 2011 a 2012) “es una de las pocas decisiones acertadas del gobierno de Enrique Peña Nieto en los meses recientes”, luego de los múltiples conflictos originados por el ahora exsecretario Luis  Videgaray Caso, tanto en la esfera de la conducción política del país, como en el ejercicio de las finanzas públicas.

Así lo expresó el analista del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Luis Ignacio Román Morales, quien refirió que la posición de Videgaray era insostenible, si se revisa su actuación al provocar una crisis en el gabinete peñista, como se ha puesto de manifiesto tras la polémica visita a Los Pinos del candidato estadunidense Donald Trump.

Además, también la gestión de Videgaray al frente de las finanzas públicas del país, deja también mucho a deber en varios puntos, como las cifras deficientes en el crecimiento económico y las complicaciones que se tienen en varios indicadores del país en los que hay saldos negativos, como en la deuda interna, la deuda externa y los índices ante las calificadoras internacionales.

El investigador refirió que la medida del cambio en la titularidad de la SHCP, fue un acto necesario de la presidencia de la República “ante el evidente descontento que se tiene en el país, tanto por su desempeño económico, como la actuación del ahora exsecretario propició la dilución de las funciones de otras secretarías”.

Al respecto, dijo que cabe esperar que el encargo que recibe Meade Kuribreña es precisamente resarcir la institucionalidad que no respeto Videgaray en  su relación con el gabinete; y también recuperar para la economía mexicana la confianza en los mercados que se perdió con el ahora defenestrado funcionario.

Subrayó que “con la salida de Videgaray no estamos hablando de una modificación estructural signficativa en la conducción del país, pero sí de un planteamiento distinto al que se venía dando con el anterior titular”.

También trajo a colación que en su paso por la Cancillería, Meade Kuribreña “mostró interés por la actuación activa de los connacionales en Estados Unidos. Fue abierto a que las organizaciones de la sociedad civil participaran en este tema”.

meade-campo
José Antonio Meade en una reciente gira por Jalisco. Foto Salvador Maldonado

Por cierto, en el ámbito político Meade Kuribreña (de perfil abogado y doctor en economía) ha sido todo un político funcional en su paso por la administración pública federal, en la que ha sido titular en  las secretarías de Energía, Hacienda (en tiempo de Felipe Calderón) y en las de Relaciones Exteriores y  Desarrollo Social en el periodo peñista.

Su perfil de tecnócrata de formación se ha completado con su desempeño en dependencias que requieren el trato directo con la gente, como la Financiera Rural y la Secretaría de Desarrollo Social.

En su última visita a Jalisco como titular de SEDESOL, José Antonio  Meade se dio un baño de pueblo en una gira a Etzatlán donde presidió entregó de apoyos a productores maiceros y firmó un convenio de compraventa de maíz para DICONSA hace unas semanas.

En tal evento, el ahora responsable  de las finanzas públicas del país, se puso el sombrero campirano y recordó su paso al frente de la Financiera Rural que le permitió el contacto directo  con los problemas del campo mexicano.

EL DATO

José Antonio Meade Kuribreña es el único funcionario de relieve del gabinete de Felipe Calderón  Hinojosa que ha permanecido en el gabinete actual.