Síndrome de la Cabaña

¿Qué es el síndrome de la cabaña?

Noscete Ipsum Por: Josman Espinosa Gómez

Según los medios de comunicación en próximos días estaremos empezando a salir del confinamiento, si bien es cierto que será por etapas, es un hecho que después de más de 60 días con dinámicas que han cambiado nuestro mundo tal vez exista ciertos temores o miedos para regresar a la normalidad.

Seguramente el día que sepamos exactamente el día que podamos salir a rehacer nuestra vida, muchos de nosotros tendremos emoción, mucha motivación, gusto por ver a nuestros compañeros, pero también cabe la posibilidad de a muchos nos aborde la angustia o ansiedad, sobre todo los primeros días en lo que nos volvemos a acostumbrar a nuestro tipo de vida. A estos síntomas es lo que se le ha llamado “el síndrome de la cabaña”, y se tratan de la reacción de agitación, inquietud, desesperanza, dificultades en la concentración e incluso ira, ante la imposición externa de permanecer cerrado en un espacio sin libertad de movimiento. Es lo que posiblemente muchas personas comenzaron a experimentar durante estos días pasados y ahora aparece este miedo de salir a la calle, miedo a contactar con otras personas fuera de nuestra casa, así como temor a realizar actividades que antes eran cotidianas como trabajar fuera de casa, usar el transporte público, relacionarnos con otras personas conocidas, como el saludo entre otras cosas, sin embargo, es muy importante señalar que no se trata de un trastorno psicológico, porque no hay definición oficial sobre ello aún, es más bien una consecuencia conocida, o incluso podría verse como normal, al hecho de pasar tanto tiempo confinados.

Cuando llevamos más de 50 días de cuarentena, gracias al instinto de supervivencia nos podemos haber adaptado a vivir y convivir confinados, quienes experimentan el “síndrome de la cabaña” puede experimentar en estos momentos cierta seguridad y tranquilidad en las actividades en casa a la vez que ansiedad, evitación e irritabilidad por el mero hecho de pensar en salir a la calle o retomar la vida que tenía antes del confinamiento. Es importante señalar también que quienes han vivido este confinamiento a solas, tienen más posibilidades de desarrollar el “síndrome de la cabaña”, ya que al no tener un contacto físico con otras personas pudo haber desarrollado una forma de rechazo al ámbito social, sobre todo en el entendido que, aunque regresemos a la calle, la epidemia no está superada por completo por lo que el riesgo de contagio es real, provocando sensaciones de necesidad de control ante este fenómeno.

¿Cómo entonces podemos abordar esta situación en próximos días?

Primero que nada, las salidas deben ser graduales, de manera que cada uno pueda ir regulando qué necesita y cómo, el salir a la calle, acostumbrarnos al ruido, a las personas nos debe de generar una sensación agradable al inicio, sobre todo, pero si estas salidas son agobiantes debemos tomar las cosas con calma. Lo segundo a tener en cuenta para aliviar los síntomas del “síndrome de la cabaña” es respetar y seguir los protocolos de seguridad señalados por las autoridades y las fuentes confiables, son medidas que nos van a proporcionar sensación de seguridad.

En estos momentos únicos y de incertidumbre, es normal tener miedo como también es normal querer superarlo, sin embargo, si sientes que esta situación te genera malestar es importante buscar ayuda profesional.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Instagram @brunoticia Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. También puede escuchar nuestro Podcast Brunoticias en Spotify, Apple Podcast o Anchor