pseudociencias

Pseudociencias: la importancia de la evidencia científica

Nosce Te Ipsum, por el Dr. Josman Espinosa

Hoy en día vemos anunciado en casi cualquier lado, curas, remedios, tratamientos y por demás técnicas entre otros métodos que al parecer curan casi por arte de magia casi cualquier problema físico, mental y psicológico, ha existido un boom de productos milagro y con ello también los procedimientos milagro que hacen ver todo creíble si le ponen la palabra “psicología” y/o “psicólogo”, situación por demás peligrosa y poco ética y profesional, pero dando lugar al terreno prolífico de la las pseudociencias.

Cabe señalar que uno debe de ser respetuoso de lo que otras personas ofrecen como servicios para el bienestar y la calidad de vida de nuestros semejantes, pero es mi obligación y responsabilidad profesional señalar la diferencia entre ofertas de carácter comercial y las de carácter científico, sin que esto no deslinde a cada cliente y/o paciente de la responsabilidad de preguntar sobre la formación y el método de lo que se le ofrece por cada servicio. Como lo es en el caso de las pseudociencias.

La psicología es una ciencia, en proceso y desarrollo contante, pero una ciencia. Una disciplina que ha acumulado a través de su historia un cuerpo de conocimiento suficiente que ha logrado adquirir a lo largo de los años mediante procedimientos validados científicamente, analizando datos correspondientes y describiendo fenómenos psicológicos durante el tiempo. Su intención es formular hipótesis o explicaciones sobre el origen y naturaleza de dichos fenómenos, y de esta forma poder elaborar predicciones y cambios en función de objetivos establecidos de antemano.

Si bien es cierto que la psicología es una disciplina joven, también es cierto que se ha ido colocando en el lugar correspondiente en la sociedad y encontrado el respeto y reconocimiento como profesión sanitaria y como disciplina científica. Es por todo lo anterior que como sustento de nuestra disciplina sea necesario que todas sus teorías y modelos explicativos, así como sus tratamientos y técnicas se sometan constantemente a un escrutinio riguroso e intenso, a lo que llamamos como la Psicología Basada en Evidencias (PBE). La psicología basada en la evidencia es un modelo metodológico, una serie de procedimientos que pretenden legitimar tratamientos, técnicas y teorías (sin importar su orientación o modelo) que presenten suficientes pruebas empíricas de calidad que respalden sus resultados. Su práctica supone integrar la experiencia del profesional (juicio clínico) con la mejor evidencia obtenida de la investigación sistemática.

El profesional en psicología no puede, bajo ningún concepto, basar su ejercicio profesional sólo en su experiencia personal sin tener pruebas científicas que apoyen su aplicación práctica y toma de decisiones: es decir, el “a mí me funciona” o “a mis pacientes les funciona”, ya que los profesionales que practican PBE dudan de toda afirmación que no esté respaldada por evidencia suficiente y pertinente. Lo que se pretende, a largo plazo, es que no proliferen modelos, teorías o tratamientos cuyos fundamentos no estén debidamente probados, así como controlar y evitar que cualquier teoría, modelo o idea relacionada con la psicología, por infundada que sea, tenga el mismo estatus científico que las teorías que han sido bien contrastadas.

Dicho lo anterior, el psicólogo que apoya la PBE tiene que tener su mente abierta al cambio respaldado por la investigación científica, aclarando que no todos los estudios son PBE, hay que saber discriminar la calidad de la metodología usada, que si bien no es una metodología perfecta ni excluye otras variables en terapia, es una de las mejores formas de avanzar en el conocimiento psicológico sobre el efecto de la intervención clínica en aras de brindar el mejor servicio al paciente y/o cliente de la mejor manera responsable y profesional posible.

Por lo que si queremos que la psicología se consolide como una ciencia debemos separar lo eficaz, efectivo y eficiente de lo que no lo es el ejercicio profesional de un psicólogo; por lo que tú sí que estás leyendo esto, ahora ya sabes que no todo lo que dice psicología o, aunque sea un psicólogo el que ofrece el servicio, es tu derecho y obligación como paciente y/o cliente el preguntar si su servicio está basado y/o cumple con los estándares científicos y si tienes alguna duda o pregunta, no dudes en consultarlo con un profesional certificado.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

No todo es lógico en la vida: pensamiento divergente

pseudociencias