divergente

No todo es lógico en la vida: pensamiento divergente

NOSCE TE IPSUM, por Josman Espinosa

Estás conduciendo tu automóvil deportivo de dos plazas en una noche de tormenta terrible. Pasas por una parada de autobús donde se encuentran tres personas esperando:

  1. Una anciana enferma a punto de morir.
  2. Un viejo amigo que alguna vez te salvó la vida.
  3. La mujer de tus sueños, o tu hombre ideal.

¿A quién llevarías en tu automóvil,

habida cuenta que sólo tienes sitio para un pasajero?

Piensa muy bien tu respuesta antes de seguir leyendo.

Éste es un dilema ético y moral utilizado en entrevistas de trabajo. Podrías llevar a la anciana, porque va a morir y por lo tanto deberías salvarla primero; o podrías llevar al amigo, ya que él te salvó la vida y estas en deuda con él. Sin embargo, posiblemente nunca vuelvas a encontrar a la mujer de tus sueños, o tu hombre ideal.

Un aspirante en una entrevista fue contratado, de entre 200 concursantes, por su magnífica respuesta ¿Quieres saber qué respondió? Simplemente contestó: “Le daría las llaves del coche a mi amigo, y le pediría que llevara a la anciana al hospital; mientras tanto, yo me quedaría esperando el autobús con la mujer de mis sueños”.

¿Te gustó la historia? Pues así es la vida, por ello debes tener siempre muy presente aquella trillada frase: “Un problema planteado correctamente es un problema prácticamente resuelto”.

¿No se sé alguna vez hayas escuchado el concepto de Pensamiento Divergente? o más bien, escuchar a alguien decir: “se más creativo para resolver tus problemas”. Hablar del pensamiento divergente, es responder a los nuevos paradigmas mentales que se están transformando hoy en día.

El pensamiento divergente se caracteriza por su capacidad de crear múltiples soluciones a un mismo planteamiento o problema, teniendo como herramientas principales el ingenio y la creatividad. El pensamiento divergente es una actividad contenida en otra función del intelecto humano llamada imaginación, realizando algo nuevo desde cero, o lo mismo, de una manera distinta. Esto se debe a que el pensamiento divergente tiene una alta dosis de inconformismo con los patrones establecidos, se sustenta en la curiosidad y la necesidad de exploración de la realidad desde diferentes ángulos, con el fin de ampliar nuestra perspectiva.

El pensamiento divergente se destaca por ser un tipo de pensamiento no lineal, éste es un pensamiento que tiene un enfoque mental espontáneo, que fluye y que es capaz de salirse de los márgenes de lo preconcebido. La sociedad se ve beneficiada de este tipo de pensamiento cada vez que existe una innovación. Esto se debe a que normalmente la inteligencia y la resolución de problemas estaba mediada por los modelos de pensamiento clásico. El pensamiento divergente no se queda con una única respuesta, sino que no solo indaga, además propone nuevas formas de llegar a respuestas diferentes a las establecidas por consenso social.

Para este modelo el pensamiento lógico, no existe, pues el conocimiento se adquiere desde la espontaneidad, desde las verdades que dictan los instantes, las experiencias y los contextos particulares. Las cualidades asociadas a este modelo son: la curiosidad, la persistencia, el inconformismo, y, sobre todo, la voluntad de asumir riesgos.

Ahora te pregunto ¿crees que eres alguien capaz de llevar a cabo el pensamiento divergente en tu vida diaria? Es importante aclarar que ningún tipo de pensamiento es excluyente uno de otro, así que, aunque todos tengan su sustento en enfoques diferentes, si se promueven la diversidad de formas de pensamiento en el ser humano, es probable que tenga muchas mejores competencias para enfrentarse al mundo y desarrollar su proyecto de vida de modo más eficiente.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras UNAMredes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

La violencia: una compañera de vida