Home SABER CON-CIENCIA Estudiante mexicana diseña microcréditos para pobres

Estudiante mexicana diseña microcréditos para pobres

309
SHARE
.
Magdaly está becada en el ITAM es una de los 5 mexicanos a seguir por la revista Forbes
  • Es una de los 5 mexicanos a seguir de acuerdo a la revista FORBES.
  • Estudia economía en el ITAM por medio de una beca.

Culiacán, Sinaloa. 2 de junio de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- A sus 21 años de edad, Magdaly Santillanez Olivas, estudiante de economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), ya se ha ganado el reconocimiento de expertos en economía en México y en el extranjero. Sus iniciativas y proyectos buscan que personas en situación de pobreza tengan acceso a microcréditos y capacitación para generar así un cambio significativo en su calidad de vida.

La joven originaria de Guamúchil, Sinaloa, habla de su amplia trayectoria en competencias de conocimiento, de sus proyectos, así como de la mención de la revista Forbes, que en 2012 la destacó como una de las cinco mexicanas a seguir en los próximos años.

Los primeros triunfos académicos de Magdaly Santillanez Olivas surgieron cuando cursaba quinto grado de primaria, cuando integró el Parlamento Infantil en la Ciudad de México. Un año más tarde, ganó la Olimpiada Infantil.

Siete años más tarde encontró en la lectura del libro El precio de un sueño, de David Bornstein, la motivación para crear un proyecto de microcréditos orientado a personas en situación de pobreza.

“Luego de leer el libro me pregunté ¿por qué si existen tantos programas sociales, la pobreza no está disminuyendo?”, comentó.

Durante esa época la joven formaba parte del programa de Apoyo a Sobresalientes (ASES) del Centro de Ciencias de Sinaloa, que integra a niños destacados y los apoya a desarrollar un proyecto en diversas ramas. Microcréditos, economía de efervescencia sería el proyecto de Magdaly Santillanez.

“Con mi investigación buscaba comprender cómo influye el círculo vicioso de la pobreza en la familia, cuáles son los factores que no permiten que disminuya la pobreza, dividido en los factores sociales, de las instituciones y los factores individuales”, dijo.

El proyecto de Magdaly contó con la asesoría del profesor Álvaro Pérez. Fue expuesto en múltiples competencias nacionales e internacionales y obtuvo desde siempre los primeros sitios: en 2011, el primer lugar en la Feria de Ciencias Nacional, y el primer lugar en esa feria en 2012, con la continuidad del proyecto. Posteriormente obtuvo el pase a la etapa internacional. Acudió al Global Change Makers, la Cumbre de jóvenes creadores de cambio, que se celebró en Londres. Participaron cerca de cuatro mil personas de todo el mundo y solo fueron seleccionados 60 proyectos.

“Propongo una capacitación para las personas, para que realmente puedan acceder a un microcrédito que los ayude en su aspecto personal y en cuanto a la motivación, pero también que sepan cómo salir adelante”, expresó.

Lejos de representar un logro, para Magdaly la mención implica responsabilidad y una oportunidad para influir en la apertura de oportunidades para personas en condición de pobreza.

“No lo veo como un logro, de decir ‘¡Guau, me mencionaron en Forbes!’. Lo veo más como una responsabilidad porque el hecho de que te nombren implica que la gente te conocerá, pero también que puedes aprovechar esa oportunidad para hablar sobre este tema y tratar de crear conciencia y tratar de influir en organismos e instituciones para que existan más oportunidades para más personas”, comentó.

En 2014, Magdaly fue invitada a participar en la Cumbre de Negocios Sociales, por parte de la organización internacional Make Change.

Actualmente, Magdaly estudia economía en el ITAM, becada por el gobierno del estado de Sinaloa. Se dedica al voluntariado y planea continuar su proyecto de microcréditos. Recientemente, fue panelista en el Foro para la Cooperación Unidos por la Mujer, al lado de mujeres destacadas, entre ellas Rosario Marín, mexicana que fue tesorera en el gobierno de Estados Unidos.