Home OCIO La Claqueta Sucedió en un cine de La Piedad… y fue positivo

Sucedió en un cine de La Piedad… y fue positivo

341
SHARE
Bruno Aceves, reportero por vocación cinéfilo por pasión, estibador en fílmaciones por gusto.

Sucedió en un cine de La Piedad… y fue positivo. Este miércoles 29 de marzo decidí ir al cine. La elección fue La jugada maestra (Pawn Sacrifice). La hora 22:20 o 10:20 de la noche. El lugar CINEMEX de NEA Shopping Center de La Piedad. La cinta cumplía muchos de mis requisitos y gustos. Subtitulada, basada en una historia real, protagonizada por un actor reconocido Tobey Maguire protagonista de Spider Man (El Hombre Araña). Además, mi hermano y compañero de cine por muchos años me iba a invitar el boleto. ¿Qué podría salir mal?

Pero hablemos primero de la película y al final le contaré lo sucedido…

El Sacrificio del Peón título que le dieron a la película en España narra una historia desarrollada real durante la Guerra Fría. En los años 70´s para ser más exacto. El estadounidense Bobby Fischer (Tobey Maguire), es un prodigio del ajedrez desde los 8 años. Fischer queda atrapado en un simbólico duelo ajedrecístico cuando se enfrenta a la Unión Soviética. El filme relata la preparación de Fischer para su enfrentamiento con el campeón ruso Boris Spassky (Liev Schreiber), que se disputó en el año 1972.

Si sabe jugar ajedrez se la recomiendo ámpliamente. Si le gustan los deportes, no se la pierda. Pero si usted nació o vivió la década de 1970 no se la puede perder, le va a traer muchos recuerdos. Por momentos lenta, uno termina descubriendo, una vez más, que los genios tienen un grado de locura y excentricidad.

La jugada maestra, es una película dramática, de carácter biográfico. Es un film estadounidense del año 2014 se estrenó en septiembre de 2015. Fue dirigida por Edward Zwick, mientras que Steven Knight se encargó de escribir el guión.

Volvamos a la anécdota…

En la parte más interesante de la película, cuando iban a comenzar Fischer y Spassky la serie de partidas para definir al campeón mundial de ajedrez… LA PELICULA SE TRABÓ. Éramos sólo 4 personas en la sala, pero eso no impidió que el gerente atendiera el desperfecto, volviera a la sala y nos preguntara en que parte exacta se había quedado.

Cuando terminó la proyección, estaba el joven gerente de CINEMEX esperándonos con unas cortesías y ofreciendo disculpas. Eran más de las 12 de la noche. Quejarse sería lo más sencillo, pero creo que es un aspecto muy positivo el que: Primero, el gerente esté al pie del cañón a esa hora. Segundo, atienda a los usuarios y les pregunte la parte exacta donde quedó la película. Tres: sea un joven con alto sentido de la responsabilidad.

Lo de los boletos es lo de menos. Pero da gusto que CINEMEX capacite bien a su gente, le de oportunidad a jóvenes y que eso pase en La Piedad. Yo creo que sí es de destacarse en tiempos donde lo positivo tanta falta nos hace.

Corte y Queda:

¿Si llegará Spotligth película ganadora del Óscar a mejor cinta a La Piedad? ¿O algunos intereses impedirán que veamos la zaga de como el Boston Globe descubrió a los pederastas dentro de la Iglesia Católica de aquella ciudad?