Home DEPORTES Lenia Ruvalcaba: Lo único que no ve, es la derrota

Lenia Ruvalcaba: Lo único que no ve, es la derrota

269
SHARE
Lenia Ruvalcaba fue subcampeona paralímpica en Beijing y es campeona Parapanamericana.
  • Débil visual es atleta de alto rendimiento desde hacer 19 años.
  • Medallista paralímpica de plata en Beijing 2008; va tras el oro en Río 2016.
  • Busca apoyo su compañera de entrenamiento Tonalli Romero.

A Lenia Ruvalcaba Álvarez le preguntaron si quería viajar gratis a Yucatán. Su boleto para el Mayab era entrenar judo para lograr quedarse con una vacante en la selección paralímpica de Jalisco. Ese pase le ha servido para liternalmente darle la vuelta al mundo y colgarse medallas, escuchar el himno y ser subcampeona paralímpica en Beijing además de ser la actual campeona parapanamericana.

Lenia es débil visual, pero eso no le impide entrenarse con atletas “normales”, haber terminado una licenciatura, trabajar como entrenadora y ahora hasta vender chocolates en apoyo a una compañera judoka que es más que sus ojos, su cómplice y su sparrig, es su Uke.

El Judo llegó a su vida más como un medio que como un fin. Cuando llegó la irremediable experiencia de la derrota en el tatami. Su orgullo pudo más, decidió que haría siempre todo lo posible para lograr un lugar en el podio.

Ese orgullo la motivó a trabajar duro y su empeño la ha llevado no sólo a otras partes del mundo sino a colgarse diferentes medallas a nombre de México. El judo dejó de ser una actividad extracurricular y se volvió una filosofía de vida. La siguiente parada, el próximo gran reto de su carrera deportiva se llama Río 2016. “Llevo cuatro años preparándome para Río” dice la también subcampeona mundial en tres ocasiones y ganadora de dos oros y una plata en juegos parapanamericanos.

¿Qué es lo que hace a un campeón?

“Yo creo que el esfuerzo, la constancia, el compromiso, la preparación. Se requiere de mucho apoyo para que uno pueda subir al podio” comenta Lenia.  “La carrera deportiva no puede construirla uno solo” dice la actual campeona parapanamericana.

A lo largo de casi dos décadas ha contado con el apoyo de su familia y especialmente de su entrenador. Pero tambien de su Uke. “El uke es como tu sparring” nos explica. “Es la persona con la que entrenas técnicas específicas. Gran parte del trabajo que se requiere cuando te preparas para competir implica estudiar mucho a tus contrincantes. Conocer la manera en la que pelean y replicarla para poder elaborar la estrategia”.

Entrenamiento de Lenia Ruvalcaba y Tonalli Romero su "Uke".
Entrenamiento de Lenia Ruvalcaba y Tonalli Romero su “Uke”.

Antes de darse cita en los paralímpicos de Río la agenda de Lenia tiene programadas otras escalas: un campamento de entrenamiento en Japón, otro en España y el último en Sao Paulo. “CONADE nos ha dado todo el apoyo para que mi entrenador y yo podamos asistir a estos campamentos” reconoce “pero a fin de lograr una preparación integral lo ideal sería contar también con la participación de mi Uke”.

Su Uke se llama Tonalli Romero, tiene 25 años y ha dedicado los últimos ocho a este deporte. Entre sus éxitos más recientes, cuenta con una medalla de bronce en el campeonato nacional Tomoyoshi Yamagushi y hace ya dos años que es parte fundamental del equipo de entrenamiento de Lenia.

Lenia sueña con cosechar otro oro en los próximos paralímpicos. “No hay ninguna sensación que se compare al escuchar el himno nacional ahí, en el podio, fuera de tu país, dándole ese reconocimiento a tu tierra”. Cada deportista es un patriota a su manera, unos como Lenia logran que su nombre sea internacionalmente reconocido, otros como el de su entrenador y su uke se mantienen tras bambalinas, dejando a la medallista ser el rostro de los años de trabajo conjunto.

Lenia y Tonalli posterior a una práctica en el tatami.
Lenia y Tonalli posterior a una práctica en el tatami.

Lenia y Tonalli son cómplices del esfuerzo, y están comprometidas una con la otra pero sobre todo comprometidas con el judo y con México. Además de las largas horas de preparación física y mental, hace días que llevan a cabo otro proyecto. “Estamos vendiendo chocolates y buscando apoyo para que Tonalli pueda ir a Japón con nosotros” nos cuenta.

Ella además de ser otro par de ojos es quien me ayuda a practicar técnicas específicas con las que se arma la estrategia de combate. Puede ver a mis competidoras y verme a mí en el tatami pero también comparte el tatami conmigo y hace presión en los aspectos que debo fortalecer”. En oficinas, en centros comerciales, entre amigos, es con esta venta con la que Lenia Ruvalcaba responde a la solidaridad de su Uke.

“Ella es una pieza clave en todo esto. Por eso estamos haciendo este esfuerzo” comenta Lenia. “La meta es llegar a Río lo mejor preparada posible. Queremos volver a poner el nombre de México en alto. Esto es lo que sabemos hacer, lo que nos apasiona, y es nuestra manera de mostrar con acciones lo mucho que queremos a nuestro país” afirma.

Si alguien está interesado en comprar chocolates o apoyar de manera directa la participación de Tonalli en el campamento de Japón, puede hacerlo a través del fan page de Lenia Ruvalcaba Alvarez o directamente en la cuenta de Magda Tonalli Romero Moreno 2000 5389 595 en Santander o con la clabe interbancaria 014180 2000 5 en Santander o con la clabe interbancaria 0141 8020 0058 9595 2.