Home AGRO LAS BIOFÁBRICAS, ALTERNATIVA PARA CALIDAD GENÉTICA DE LAS BERRIES

LAS BIOFÁBRICAS, ALTERNATIVA PARA CALIDAD GENÉTICA DE LAS BERRIES

1101
SHARE
  • BIOGEA en Sayula es un ejemplo de producción de plántula  in vitro.
  • Por Salvador Y. Maldonado Díaz.

SAYULA, Jalisco. 16 de diciembre de 2017.- La producción de vegetales in vitro (en condiciones de laboratorio) se confirma como alternativa de gran relevancia ante la demanda creciente de alimentos de buena calidad.

Las empresas dedicadas a producir material vegetativo en laboratorio se les conoce como biofábricas.

En el occidente del país varios cultivos de gran importancia económica, como berries, agave y diversas frutas, han incrementado la demanda para las biofábricas.

El despegue de las berries en Jalisco, en gran parte se explica por el trabajo de las biofábricas para tener disponible material vegetativo de gran calidad genética para satisfacer la demanda de los agricultores y las empresas empacadoras y comercializadoras.

Esto ha ocurrido para tener plantas de calidad certificada para las plantaciones de arándano, frambuesa, zarzamora y fresa.

Un ejemplo destacado en la región occidente es la firma Biomasa Genética Avanzada (Biogea), luego de más de quince años de trabajo para el abasto de plantas desde sus instalaciones en Sayula.

El área de relaciones públicas de esta empresa ha informado que, entre las ventajas de la clonación de plantas, se tiene que su reproducción se realiza en un espacio reducido y en menor tiempo, en comparación de que lo se tendría la reproducción en   condiciones al aire libre.

En el caso de esta biofábrica se tiene la capacidad anual instalada para la reproducción de más de diez millones de plántulas, lo que incluye las patentes de varias especies a base de trabajo de investigación. Citó el ejemplo de una caña de gran contenido de celulosa que se tiene patentada (con la protección legal del llamado Registro de Obtentor).

En el caso de esta empresa sayulense, se destacó que el trabajo supone la división de biotecnología y la parte agrícola.  En la primera se tiene la parte de laboratorio para la reproducción de las especies, lo que supone un control riguroso para evitar la contaminación de las especies.

Mientras que el apartado agrícola se tiene la tarea en viveros para la producción extensiva de las especies, lo que supone lograr la adaptación y aclimatación de las plantas y asegurar los parámetros de calidad para un objetivo deseado.

La tarea es exigente porque se requiere que las plantas tengan estandarizadas sus características en su parte fenotípica (la apariencia externa) de color, amaño y forma; además de su parte genotípica, lo que supone sus caracteres en sabor, olor y propiedades nutricionales que demanda la empresa compradora.

Calidad genética y sanitaria.

Esta empresa ha señalado que el control de la calidad de una planta es el punto de partida para lograr la competitividad necesaria. Puso el ejemplo de que en las situaciones críticas que ha vivido la agroindustria agave-tequila, ha sido que la materia prima en su origen ha tenido problemas de plantas con limitaciones sanitarias, lo que se ha traducido en pérdidas cuantiosas para el campo agavero y las empresas tequileras que han invertido en plantaciones.

Abundó que, en el caso del problema en ocasiones ha partido de que se establecieron plantaciones sin la calidad genética y sin la supervisión sanitaria debidamente certificadas.

Ante la expansión y diversificación agrícola que se vive actualmente en varias regiones de Jalisco, como las del Sur y Sureste, además de la Costa, la empresa señal que se ha respondido a la demanda de diversos productos que están en crecimiento como agronegocios, como son los casos de las berries (arándanos, zarzamoras y frambuesas), granados, plantas ornamentales y papas, entre otras especies.

Como ejemplos, aludió a plantas de granada que fueron pedidas por productores de Ciudad Guzmán y de una región de Chihuahua.

Trajo a colación que las experiencias de países con gran fuerza en la agricultura empresarial, ha demostrado que el papel de las biofábricas ha sido determinante, junto con otras herramientas tecnológicas, para el éxito de los agronegocios en el momento actual.

Otro punto destacable ligado a las biofábricas es que ha sido una alternativa para el desempeño de los egresados de las carreras de agronomía y biotecnología.

Los genetistas, tanto de las biofábricas, como de las empresas comercializadoras, también han desempeñado la tarea de adaptar a los microclimas de Jalisco las variedades de berries mayor calidad que han probado sus bondades en otras latitudes del mundo de estas frutillas.

Por cierto, el Centro de Investigación y Asistencia Tecnológica del Estado de Jalisco (CIATEJ) cuenta con el personal calificado para sumarse a la micropropagación de berries y otras especies en un momento dado. Este organismo trabaja en acciones encaminadas a tal propósito en coordinación con la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICYT) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) .

EL DATO

La micropropagación o clonación de plantas supone una metodología en la que a partir de fragmentos de vegetales seleccionados por determinadas características positivas (plantas madre), se obtienen nuevos seres vivos llamados clones con idénticas caracteres.

La protección legal para patentar una planta se base en el contenido de la Ley Federal de Variedades Vegetales.