Home BAJÍO IXTLÁN IXTLÁN, LÍDER EN CULTIVO DE BAGRE EN MICHOACÁN

IXTLÁN, LÍDER EN CULTIVO DE BAGRE EN MICHOACÁN

2501
SHARE

Morelia, Michoacán. 12 de junio de 2018.- En el estado de Michoacán hay 27 granjas acuícolas que se dedican a la producción de bagre. La entidad produjo 972 toneladas de este pescado en 2017. Una cifra 26 por ciento superior que las 768 toneladas de 2016.

Estas cifras de acuerdo a la Subdelegación de Pesca de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en Michoacán. Según la dependencia federal los municipios de Ixtlán de los Hervores, Sahuayo, Briseñas, Lázaro Cárdenas, Zamora, Marcos Castellanos y Venustiano Carranza son los de mayor producción de bagre.

De forma natural también se produce bagre en otros cuerpos de agua como lo son la presa del Infiernillo y el Lago de Chapala. Son 300 pescadores organizados en 13 grupos los que aprovechan los permisos de captura en estos embalses.

El bagre ocupa el cuarto lugar en importancia como especie aprovechada en Michoacán. Las tres primeras son la Tilapia, la Carpa y el Charal. Michoacán pasó a ser el primer productor de bagre a nivel nacional después de la baja de producción de otras entidades.

50 por ciento de la producción de bagre de consume en Michoacán. El resto se comercializa en mercados de México, Guadalajara y Morelia para su envío a otras entidades. La Delegación de la SAGARPA en Michoacán, motiva para incentivar las actividades acuícolas y pesqueras en el estado.

La SAGARPA destacó que el bagre al igual que las otras especies de pescados se encuentra entre los alimentos de mayor valor nutricional, ya que aportan proteína de elevación biológica, son bajos en grasa, aportan vitaminas, minerales y ácidos grasos omega-3, relacionados con el buen funcionamiento de la salud cardiovascular, por lo que su consumo es recomendable para una adecuada nutrición.

Finalmente el Delegado destacó el esfuerzo que los productores dan para sacar adelante la producción y así mismo incrementar las cifras cada año para beneficio propio del pescador/acuacultor y de su familia.