Desarrollan en ITESO purificador de aire para eliminar COVID-19

Purificador 2
  • Un equipo del ITESO diseñó el purificador LIBAR, que previene del virus y representa un recurso para impulsar la reactivación económica y el regreso a las clases presenciales.

Tener una buena ventilación y calidad del aire en los espacios cerrados se ha vuelto crucial luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconociera, en julio pasado, que el Covid-19 se puede contagiar por vía aérea. Sin embargo muchos comercios como tiendas de abarrotes o restaurantes, así como algunos hospitales y salones de clase en escuelas no cuentan con sistemas de filtrado o purificación de aire que protejan a la población, lo cual representa un problema mayúsculo hacia una futura reactivación económica y educativa.

Ante este panorama, estudiantes de las carreras de Diseño e Ingeniería Mecánica del ITESO, coordinados por Miguel Ángel Huerta Gutiérrez, profesor del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU), desarrollaron el purificador de aire LIBAR, el cual retiene las partículas del virus en espacios cerrados, y cuyo bajo costo de fabricación y producción contribuirá a un futuro regreso a clases más seguro o a la plena operación de las pequeñas y medianas empresas (pyme) de Jalisco.

“Buscamos cómo hacer más seguros los lugares cerrados, donde se están dando la mayor cantidad de contagios”, señaló Huerta. “Satisfacemos las necesidades de las personas que están un poco más alejadas de acceder a soluciones para reactivar su economía o regresar a sus actividades”.

Implementar el purificador lo más pronto posible podría ser una contribución para ayudar a las personas a sobrellevar la pandemia de Covid-19. De acuerdo con el Estudio de la Demografía de los Negocios (EDN) 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), un millón de pymes en México bajaron la cortina como consecuencia del virus. En este ámbito LIBAR podría ser un auxiliar para la plena operación de las pymes y evitar que más empresas cierren.

Capturar el Covid-19 en el aire

Tras cuatro meses de trabajo en el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) denominado “Innovación y diseño de productos con enfoque social”, los estudiantes y su profesor lograron completar el prototipo que nombraron LIBAR por la semejanza de su funcionamiento con el de las abejas, las cuales sorben o “chupan” el néctar de las flores como el purificador sorbe las partículas de Covid-19 del espacio cerrado donde opera.

El sistema consta de un filtro que absorbe partículas mayores a 0.3 micrones y un ventilador de 12 pulgadas que opera con un motor de tres velocidades y filtra hasta 50 metros cúbicos de espacio (el tamaño estándar de un salón de clases). Se fabrica con triplay de caobilla o pino de 18 milímetros, un material accesible y de fácil transformación que permitiría a los carpinteros reactivar su economía.

“Nuestro principal objetivo es que (el purificador) sea lo más accesible posible para las personas. Hemos analizado diferentes materiales, costos, y hasta ahora hemos podido desarrollar nuestro prototipo con un costo aproximado de mil 300 pesos, pero el objetivo es bajarlo todavía más”, comentó Achtli Nelli Bautista Monge, estudiante de noveno semestre de la Licenciatura en Diseño del ITESO y participante en este desarrollo tecnológico.

Una de las metas del equipo es que el costo del purificador LIBAR sea de menos de 50 dólares o mil pesos para que sea accesible para la mayoría de la población y lo pueda instalar en sus espacios cerrados.

Huerta señaló que hay dos posibilidades de hacer llegar el producto a la gente: mediante código abierto (compartir los planos e instrucciones para que las personas construyan el producto) o mediante alianzas con empresas, instituciones y gobiernos para que sectores deteriorados por la crisis económica por la pandemia, como los carpinteros, fabriquen el sistema y reciban ingresos por su trabajo.

“Existe capacidad en Jalisco y México para solventar todo lo que se necesita”, manifestó Huerta. “Son dispositivos pensados para que se puedan fabricar en México, con materiales hechos en México, y con ello impulsar la reactivación económica, hay que buscar alianzas para que empresas puedan contratar el servicio o servicios que se requieran para hacer los dispositivos”.

Purificador ITESO

Hacia una reapertura escolar segura

Un objetivo inmediato del equipo es que con este dispositivo se pueda ayudar a las escuelas de los diferentes niveles educativos a reabrir sus puertas de forma segura, sobre todo tras el anuncio de Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, de un posible regreso optativo a las aulas el próximo 25 de enero de 2021.

“Queremos que los salones de clase implementen este dispositivo y se sientan con el mismo grado de seguridad que cuando toman las clases en el exterior”, mencionó el profesor.

El equipo que desarrolló el purificador contó con el respaldo de las áreas administrativas y legales de la universidad para hacer realidad el proyecto. También recibió asesoría de José Guillermo Cedeño Laurent, director asociado del Programa de Edificios Saludables del Departamento de Salud Ambiental de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, y de Kristal Pollitt, profesora de Epidemiología, Ingeniería Química y Ambiental de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

Para los alumnos creadores de LIBAR este trabajo es una forma de encontrar una alternativa para acercar a las personas de manera segura y para que el Covid-19 no sea algo que separe o distancie.

“La pandemia nos ha movido a todos, he notado la conciencia que se ha ido creando y reflejando en los proyectos. En lo personal, tenía miedo de entrar a este PAP en línea y la verdad superó todas las expectativas. El equipo que hay detrás y el apoyo recibido ha sido impresionante”, manifestó Luz Andrea Jiménez Valdivia, también estudiante de noveno semestre de Diseño.

Participantes del Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) “Innovación y diseño de productos con enfoque social” del ITESO

Coordinador: Miguel Ángel Huerta Gutiérrez.

Alumnos participantes: Abril Arellano Gaspar, Achtli Nelli Bautista Monge, María José Cázares Cázares, Andrea Delgado Ávalos, Myrna Vianney Figueroa Araujo, Elena Michelle González Avelar, Luz Andrea Jiménez Valdivia, de la carrera de Diseño, y César Iván Velarde González, de Ingeniería Mecánica.

MÁS INFORMACIÓN DE PURIFICADOR EL ITESO 

El turismo debe cambiar sus paradigmas: ITESO

Total
6
Shares
Related Posts