Frida Kalho

La autora e internauta Marie Sophie Hingst, de raíces alemanas, confesó que hizo varios intentos de prueba antes de lograr reproducir obras de arte sobre pan, comentó a dpa en referencia al súbito éxito de su acción en las redes sociales.

La miel no funcionó bien porque se derrite rápido. Su padre, entre tanto, experimentó con manteca de ganso lo que resultó igualmente difícil, dijo a dpa.

“Por lo demás, la heladera es una fuente inacabable de material artístico. No hay nada mejor”, expresó.

La joven doctora en historia del arte estudió en parte en Berlín. Hingst vive actualmente en Irlanda donde trabaja en una empresa de tecnología.

Matisse

Quien tenga restos de comida en la heladera, puede intentar probar, en twitter y en instagram, sus dotes artísticas, propone.

Las grosellas negras, quesillo y un poco de mostaza se adapatan bien para reproducir el óleo “Noche estrellada” de Vincent Van Gogh mientras que la “Mona Lisa” toma forma con corteza de pan y champiñones. “El beso” de Gustav Klimt es una composición a base de regaliz y semillas de pepino.

En su primer pan, Hingst reprodujo una obra del pintor abstracto Piet Mondrian. “Como este trabajo es relativamente simétrico, pensé que saldría un muy buen motivo de pan para iniciar la acción”.

En esta obra, la internauta combina tomates, cubos de queso, arándanos y queso de cabra. Luego de publicar este pan, poco a poco, se fueron agregando más personas a su propuesta de postear creaciones propias en la red, aseguró.

El Grito de Eduard Munch

La idea de esta acción está basada en el intento de transformar el Internet en un espacio de exposiciones donde cada uno sea curador y artista a la vez, y donde no se trate sólo de producir la fotografía mejor y más perfecta, explicó.

“Éste es una de las cuestiones que más me mueven: ¿Cómo podremos convertirnos en ciudadanos independientes y activos en esta red?”, expresó.

Finalmente el proyecto, que comenzó el verano pasado, se transformó en un libro. No creí que tantos se sumarían, dijo. Algunos reprodujeron el autoretrato de la artista mexicana Frida Kahlo, otros tomaron el motivo “Monocromo azul” de Yves Kleins.

Hingst contó que para editar su libro también hicieron producir algunos “panes por encargo” a fin de que se publiquen más obras originales de artistas mujeres, aclaró.

Cielo Estrellado de Van Gogh