Home SABER Dato de Dieta IMSS recomienda lunch o refrigerios saludables para prevenir obesidad en niños

IMSS recomienda lunch o refrigerios saludables para prevenir obesidad en niños

908
SHARE
  • El refrigerio no es un remplazo del desayuno o de la comida ensalada de verduras con panela, ensalada de atún en agua con verduras son algunas opciones.

Ciudad de México, 20 de febrero de 2019 (Notimex).- Para contribuir al desarrollo de niños y adolescentes y evitar problemas de sobrepeso y obesidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó preparar refrigerios saludables que incluya todos los grupos de alimentos.

El refrigerio o “lunch” es una pequeña comida que se sugiere realizar a media mañana y por la tarde para tener suficiente energía durante el día, destacó el Instituto en un comunicado.

La coordinadora de Programas de Nutrición de la División de Promoción de la Salud, Rosa Iselda Yáñez Neri, explicó que además del refrigerio, se deben considerar las tres comidas completas, ya que la infancia es una etapa básica para el crecimiento y desarrollo.

Aclaró que el refrigerio no es un remplazo del desayuno o de la comida, y afirmó que los niños que comen antes de ir a la escuela prestan más atención a sus lecciones y se desempeñan mejor en sus tareas escolares.

El refrigerio debe contar con todos los grupos de alimentos como son las proteínas, grasas, carbohidratos, fibra, calcio, vitaminas, minerales y agua, destacó.

Entre los ejemplos de refrigerios mencionó la ensalada de verduras con queso panela, ensalada de atún en agua con verduras, rollitos de jamón de pechuga de pavo, rellenos de verdura cocida, salpicón de pollo, acompañados de yogurt natural, galletas integrales, fruta fresca de temporada y agua.

Otros alimentos saludables que se pueden incorporar son: cacahuates, almendras, nueces, amaranto, habas o garbanzos tostados, palomitas de maíz naturales y cuadritos de queso panela.

La nutrióloga exhortó a los padres de familia a evitar incluir refrescos, jugos industrializados o comida chatarra, ya que un refrigerio inadecuado puede generar malestar en los niños, somnolencia, malos hábitos alimenticios y contribuir al sobrepeso.

Además, recomendó llevar a los menores a la Unidad de Medicina Familiar, con el médico familiar y el nutriólogo, para establecer los requerimientos calóricos, nutrimentos y agua que necesitan de manera personalizada, de acuerdo con peso, edad, estatura, complexión y actividades que realiza el niño o adolescente.

Lunch