Escena del ataque de un hombre de origen iraní con cuchillo a pasajeros de autobús en Alemania.
  • El atacante es un joven que hirió a al menos diez personas en Lübeck, Alemania.

Lübeck, Alemania. 20 de julio de 2018 (dpa).- Un joven atacó hoy con un cuchillo a los pasajeros de un autobús en la ciudad Lübeck, en el norte de Alemania, y dejó un saldo de ocho heridos, tres de ellos de cierta gravedad, informó a dpa la Polícia.

La ciudad de Lübeck, está ubicada a 58 kilómetros de Hamburgo en la región de Schleswig-Holstein, según ha informado la policía.

La portavoz de la fiscalía de Lübeck, Ulla Hingst, dijo a dpa que “no se puede descartar nada, tampoco una motivación terrorista”.

El agresor es un ciudadano de 34 años residente en Alemania. De acuerdo con la información obtenida por el periódico local Lübecker Nachrichten, se trata de un hombre originario de Irán, que tiene la ciudadanía alemana y que vivía desde hacía años en Lübeck.

Testigos del hecho que cita el diario local “Lübecker Nachrichten” señalan que el autobús, que se dirigía a la localidad balnearia de Travemünde, iba lleno de pasajeros cuando uno de ellos repentinamente tiró su mochila al suelo, sacó un arma blanca y comenzó a atacar a mansalva.

El conductor frenó inmediatamente el vehículo y abrió las puertas para que la gente pudiera huir. Según Hingst, los mismos pasajeros lograron reducir al atacante. Agregó que artificieros de la Policía están revisando una mochila sospechosa.

Los agentes han confirmado que están investigando lo sucedido y que hay una gran operación en curso. “Hay una gran operación de la policía en curso en Lübeck, en Kücknitz. Estamos investigando lo sucedido y continuaremos informando pronto por aquí”, ha dicho en su cuenta de Twitter. El autobús, según ha afirmado la policía en un comunicado, estaba lleno. “Muchos pasajeros y testigos abandonaron la escena antes de que sus datos personales pudieran ser recogidos por los agentes”. Por ello, se ha instado a quienes estaban en el autobús en el momento del ataque a ponerse en contacto con la policía.