REDES SOCIALES
  • El botón de “me gusta” tiene en el ánimo un efecto similar al del azúcar en el organismo dice el futurólogo alemán Matthias Horx. 

El investigador de tendencias y futurólogo alemán Matthias Horx considera que los canales de las redes sociales se encuentran en una crisis digital, según declaraciones efectuadas en una entrevista con la agencia alemana de noticias dpa en Frankfurt.

“Las redes sociales hacen que las personas sean adictas a la aprobación social. El botón de “me gusta” tiene en el ánimo un efecto similar al del azúcar en el organismo”, afirmó el sociólogo y director del Instituto del Futuro de Frankfurt.

“Pero esas son calorías vacías de alma. Exponer la vida en la red lleva en algún momento a un narcisismo de la representación de sí mismo que puede devenir rápidamente en depresión y duda de sí mismo”, añadió.

Horx también reconoció una tendencia a una sinceridad radical. Las empresas intentan ser sinceras consigo mismas y con las personas de manera extrema. “Existe ya un movimiento en la psicología que lleva ese nombre, pero también en las estrategias empresariales se hace visible esta tendencia, en especial tras las experiencias con los bancos y el escándalo del diésel. Cada vez más empresas examinan su credibilidad ecológica, comunicativa y sustancial, porque si no pueden llegar a naufragar”, señaló Horx.

Como ejemplos nombró al banco alemán Deutsche Bank o la automotriz Volkswagen.