• Buscan atender a ancianos cuyas familias están en Estados Unidos, tendrá 70 cuartos.
  • Recibieron un terreno, perforan un pozo y tendrá invernadero y zoológico.

Degollado, Jalisco, 30 Octubre 2016.- Atender las necesidades de los ancianos, de ahí nació el proyecto del Asilo de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos en Degollado. El Padre Ignacio Barba Palos, Párroco en Nuestra Señora de San Juan, encabeza este plan. De su misión pastoral en Chiapas y Guerrero es de donde surgió la idea. Poco a poco y gracias a la ayuda de muchos está comenzando a tener forma y volverse una realidad.

El Padre Felipe y su hermano Salvador Meléndez decidieron donar media hectárea de un terreno. Ahí, en la comunidad de Unión de Guadalupe es donde estará el asilo de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. El proyecto quiere ser más que una estancia para ancianos, de acuerdo a lo que explicó el padre Barba. Buscan que los adultos mayores se sientan útiles al producir sus propios alimentos en un invernadero. Pero también acercar a niños y jóvenes mediante un zoológico que está proyectado.

padre-nacho-barba
Padre Ignacio Barba, Párroco en Nuestra Señora de San Juan

De acuerdo al Sacerdote, ya han recibido donaciones de algunos animales como borregos, cabras y cerdos. Una empresa ya se comprometió a entregar el invernadero donde los viejitos puedan cultivar hortalizas. En estos momentos se efectúa la perforación del pozo que suministrará agua. Sin embargo la obra trascenderá las puertas del asilo, pues con ese manantial se prevé dotar de agua a los habitantes de la comunidad de Unión de Guadalupe, también conocida como La Chancla.

El diseño del espacio será parecido a una antigua hacienda. Contará con 70 habitaciones individuales. Se contempla la participación de un grupo de religiosas que atenderían a los ancianos. La intención afirmó el padre Barba es que los internos se sientan en casa. Han estado en contacto con diputados locales de Jalisco y con la oficina del Senador José María Martínez para conseguir fondos públicos para esta obra. Sin embargo también piden la cooperación de toda la comunidad de Degollado y la región para esta acción.

Se contempla al corto plazo crear un patronato que administre y procure fondos para el asilo. Hay gran necesidad de adultos mayores abandonados. Sobre todo de aquellos cuyos familiares se van a Estados Unidos y no pueden volver. Hay pocas personas que atienen a los viejitos, enfatizó el Presbítero. También reflexionó sobre las nuevas generaciones quienes ven a los ancianos como un estorbo, pues están más preocupados por ellos mismos y por la tecnología.