fatiga crónica

Fatiga diaria, un mal común

  • Nosce Te Ipsum, por Josman Espinosa

No es un problema real el que haya días en los que te sientas más cansado de lo normal, el problema es cuando esto es crónico y no desaparece de ninguna manera, por lo que hoy en día es un mal común, así que tal vez algunos simples consejos puedan ayudarte a darle reversa a este asunto, diferentes estudios científicos señalan las principales razones para explicar el cansancio a lo largo del día:

Te saltas el desayuno

La comida es la gasolina de nuestro cuerpo, y cuando dormimos seguimos consumiendo dicha gasolina. De modo que es importante romper el ayuno al despertarnos para recargar la energía que necesitaremos para afrontar el día.

Usas al café como aliado

El abuso de cafeína puede producir un desorden serio en nuestro ritmo de sueño. Un estudio publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine revelaba que consumir cafeína incluso seis horas antes de irse a la cama afectaba a nuestro sueño, de modo que es bueno reducir la ingesta de cafeína a partir de la hora de comer. 

No haces ejercicio

Un estudio de la University of Georgia, señala que las personas activas que comenzaban a practicar deporte eran mucho más enérgicas que las sedentarias y decían sentirse mucho menos fatigadas. Lejos de aumentar nuestro cansancio nos aporta energía por lo que, aunque el día haya sido duro, merece la pena hacer un esfuerzo y salir a hacer deporte, aunque sea durante veinte minutos.

No tomas agua suficiente

La deshidratación disminuye nuestros niveles de energía y hace que nos sintamos agotados. Amy Goodson, dietista en Texas Health Ben Hogan Sports Medicine, afirma que la deshidratación causa una reducción en el volumen de la sangre, haciendo al corazón menos eficiente y reduciendo la velocidad a la que el oxígeno y los nutrientes llegan a los músculos y los órganos.

No consumes hierro suficiente

Del mismo modo, una deficiencia de hierro puede debilitarnos notablemente. “Te hace estar cansado porque es menor el oxígeno que viaja a los músculos y las células”, dice Goodson. Debemos, pues, ingerir la cantidad de hierro necesaria para evitar la anemia o la debilidad general. 

Te desvelas

Cuando salimos los fines de semana alteramos los ciclos de sueño, por lo que es recomendable seguirse levantando temprano, despertar y luego dormir otro rato, o en todo caso salir un día antes en el que puedas tener un día al día siguiente de ocio más tranquilo para descansar y que no caiga en lunes.

Eres perfeccionista

Según Irene S. Levine, profesora de psiquiatría en la New York University School of Medicine, intentar alcanzar la perfección nos lleva a trabajar con más intensidad y durante más tiempo del que sería necesario para obtener buenos resultados. Por lo que se recomienda establecer una hora límite a partir de la cual no se trabaja más y cumplir con dicha regla de manera sistemática. 

Te ahogas en un vaso con agua

Levine dice que esto ocurre a menudo a las personas que siempre esperan lo peor de cada situación. Cuando te encuentres pensando en este tipo de situaciones, se sugiere respirar profundamente e intentar ver las cosas con perspectiva.

No sabes decir que no

Complacer a la gente nos hace a veces llegar al límite y gastar toda nuestra energía y nuestra capacidad de alegría. De modo que cuando alguien te pida cualquier cosa que esté fuera de lugar o que no sea responsabilidad tuya, debes saber decir que no de manera educada pero firme.

Tienes un lugar de trabajo desordenado

Un lugar de trabajo desordenado nos agota mentalmente y nos impide concentrarnos, además limita la capacidad del cerebro de procesar información, según explica un estudio de la Princenton University. Así que lo mejor que puedes hacer al final del día es dejarlo todo recogido y ordenado para el día siguiente, también te ayudará a tener una actitud positiva por la mañana.

Te llevas trabajo a la cama

El uso de la tableta o del smartphone desde la cama es uno de los principales causantes de insomnio, en general, deberíamos evitar las pantallas en los momentos previos al sueño, la cama es para descansar y no para revisar mensajes laborales.

Trabajas durante las vacaciones

Revisar el celular o la computadora te pone en un estado constante de alerta, ansiedad y cansancio, debes desconectarte completamente y dejar que tu cuerpo y tu mente descansen para poder volver con más energía al trabajo, un buen descanso nos desarrolla la creatividad, productividad y eficiencia.

Si comenzamos a volvernos conscientes de la importancia de mantenernos con energía durante el día para nuestras labores, no dejes de considerarlo y empieza con uno a la vez y poco a poco ve integrando el resto de los pasos hasta que hayas logrado hábitos diarios que te hagan seguir mejor todos los días.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

Enero, el mes con más depresión en el año