Home SABER CON-CIENCIA Estudian semilla de la guanábana y flor de jamaica como anticancerígenos

Estudian semilla de la guanábana y flor de jamaica como anticancerígenos

230
SHARE
  • El extracto de las semillas de guanábana tiene capacidad antitumoral y la jamaica provocó la muerte de 60 por ciento de células cancerígenas.

Los efectos anticancerígenos de la semilla de guanábana y  la flor de  jamaica fueron objeto de estudio en una investigación de dos tesistas de la licenciatura en nutrición del Centro Universitario en Ciencias de la Salud (CUCS), Ricardo Figueroa Martínez y Zyanya Escobar Millán.

El alumno Figueroa Martínez detectó que la semilla de la guanábana contiene acetogeninas, sustancias que sensibilizan o debilitan a las células cancerígenas para que los fármacos cumplan su función con mayor eficiencia y les provoque la muerte.

La jamaica contiene principalmente antocianinas, componentes que dan el color a la flor, además de favorecer el proceso de oxidación de las células cancerígenas y las elimina, declaró Escobar Millán.

Las caracterización útil para detectar la composición química de la flor y el fruto fueron realizadas en el Instituto Tecnológico de Tlajomulco, con el apoyo del académico Juan Florencio Flores Leyva.

Las semillas de guanábana fueron probadas en linfoma en ratones, un cáncer de una parte del sistema inmunitario llamado sistema linfático. La jamaica se probó en células de cáncer de mama triple negativo, que es agresivo, ya que no responde a la terapia hormonal.

La investigación “Extractos naturales como potenciadores de la respuesta antitumoral”, ganó el Concurso de Proyectos de Ciencia y Tecnología “Código Ciencia Occidente”, al obtener medallas de oro, y fue asesorada por la doctora Trinidad García Iglesias, investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), y obtuvo medalla de oro.

Serotipo 2 del dengue genera cuadros más agresivos de esta enfermedad: UdeG

El estudio con semillas de guanábana

La investigación tenía como antecedente la del alumno de la licenciatura en Nutrición del CUCS, Ricardo Gómez Jáuregui –hoy ya titulado–, quien observó una disminución de alrededor de 58 a 60 por ciento de las células de melanoma, así como una menor invasión metastásica, gracias al extracto de semilla de guanábana, dijo la doctora García Iglesias.

Este estudiante de la UdeG, asesorado por la investigadora del CUCS, doctora Maritza Roxana García García, hizo las pruebas en modelos celulares de melanoma de ratón –cáncer de piel– in vitro, es decir, utilizando cultivos celulares. Estas líneas de melanoma –población definida de células– son muy resistentes ante cualquier tipo de tratamiento, ya que es altamente oncogénica o cancerígena. Puede invadir hasta hueso porque se expande por toda la piel.

Las células cancerígenas tienden a crecer de manera lateral en la placa de cultivo, y al ser eliminadas no tienden a diseminarse, entonces, gracias al extracto de semilla de guanábana hubo una reducción en el proceso metastásico, es decir, no se extendió en la placa de cultivo y se redujo la proliferación celular in vitro, explicó García Iglesias.

A partir de esta investigación, el alumno Figueroa Martínez quiso hacer las pruebas en ratones, a los cuales se les inoculó el linfoma y se les administró extracto de semilla de guanábana en una cantidad de 150 miligramos por kilogramo de peso, cada tercer día, en un periodo de dos semanas.

Para utilizar la semilla de guanábana, ésta fue secada durante dos semanas, triturada y macerada con etanol. Después de que éste es retirado se obtiene un extracto con consistencia oleosa o aceitosa, el cual es diluido con dimetilsulfóxido –un químico que se utiliza para solubilizar o disolver algún compuesto aceitoso–, de manera que los ratones pudieran ingerirlo.

Los ratones fueron divididos en cuatro grupos: uno, de control, sano; otro, el segundo que sólo tenía linfoma; un tercero, sano, al que se le suministró el extracto y uno más, el de interés, que tenía linfoma y al cual se le dio el extracto. Éste pasó por intestino, hígado y el bazo, el cual fue extraído después de que los roedores fueron sacrificados.

Se concluyó que el extracto de las semillas de guanábana tiene capacidad antitumoral, ya que mejoró la respuesta inmunológica de las células del bazo. De esto se deduce que el extracto de la semilla de guanábana puede tener un efecto protector para los ratones que tienen linfoma y están inmunosuprimidos, y puede haber mayor sobrevida de éstos.

Los resultados son preliminares, pues la investigación continuará para determinar si la semilla es tóxica para el hígado y si tiene algún efecto sobre el ADN. El plan es que para el mes de octubre se concluyan los análisis.

El estudio con la jamaica

El extracto de jamaica en polvo se diluyó con dimetilsulfóxido y se aplicó a las células. Fueron utilizadas cuatro concentraciones: una de 0.10 microgramos por mililitro; una segunda 0.25 de microgramos por mililitro; 0.5 microgramos por mililitro y un microgramo por mililitro.

La aplicación sobre las células cancerígenas fue de 24 horas. Es decir, las células fueron montadas en una placa, y después se les puso el extracto de jamaica, y se le dejó actuar 24 horas, informó la tesista Escobar Millán.

A concentraciones menores las células cancerígenas confunden el carbohidrato de la jamaica con alimento. Sin embargo, con la aplicación de un microgramo, se encontró que 60 por ciento de las células cancerígenas murieron.

Los resultados de la investigación con la jamaica son también parciales. Los finales se tendrán entre enero y febrero del próximo año.