padre

¿ERES UN PADRE EMOCIONALMENTE INTELIGENTE?

Todos los padres iniciamos un camino hacia el desarrollo integral de nuestros hijos, pero a veces no sabemos cuál es la meta o nos cuesta afrontar de modo adecuado las dificultades inesperadas que van surgiendo. Además, es fácil que nos “frustremos” o perdamos, cuando nuestro hijo parece no cumplir el “guion de vida” que habíamos establecido. Pero como dice José Antonio Marina, “Debemos educar a nuestros hijos no para tener buenos resultados en la escuela, sino para tener buenos resultados vitales fuera de la escuela”.

Lograr este objetivo implica mirarnos hacia adentro para pararnos a pensar si realmente nos -auto-conocemos-; cuestionarnos cómo expresamos y regulamos nuestras emociones (miedos, rabia o frustraciones) como personas y como padres.

En el día a día con nuestros hijos, debemos poner normas, límites; ejercer nuestra autoridad, resolver conflictos con éstos de forma que no se vea amenazada su autoestima y seguridad. A menudo, en esta abrumadora cotidianidad buscamos las palabras adecuadas y las intervenciones correctas, pero lo importante es ser consciente desde qué emoción expresamos y verbalizamos lo que sentimos y lo que hacemos. Las palabras ajustadas a la emoción adecuada, cumplen su objetivo, si no es así, se esfuman en el aire.

Así que, intentemos establecer algunas pautas para buscar ser padres emocionalmente inteligentes:

1º. Conócete a ti mismo: averigua qué emociones suelen ser más frecuentes en ti, cómo reacciones a ellas en los diferentes eventos que van surgiendo en el diario vivir. Analiza qué haces ante la frustración, la tristeza, la rabia y cómo tus hijos te perciben ante éstas. Presta especial atención al control de las emociones negativas. Saber manejarlas, te dará mayor control sobre ti y disfrutarás con mayor plenitud en tu vida.

2º. Comunícate eficazmente con tus hijos. Utiliza más a menudo los -mensajes YO- dirigidos a tus hijos, es decir, basados en lo que necesitas o sientes como madre/ padre: “Yo siento rabia si no me ayudas cuando estoy cansada”. A menudo nos relacionamos con nuestros hijos mediante -mensajes Tú-: “tú eres desordenado; tú eres vago; tú eres egoísta” siendo estos mensajes poco eficaces para resolver problemas y lograr un cambio en la conducta de nuestros hijos. Además, los mensajes Tú surgen muchas veces desde emociones negativas y poco controladas que pueden dañar la autoestima porque juzgamos negativamente a la persona y no a la conducta.

3º Resuelve los problemas con tus hijos de forma asertiva (mediante mensajes YO y teniendo en cuenta también sus necesidades y emociones). Evita actuar de forma pasiva (evitar afrontar problemas, negar las cosas, excesivas justificaciones) o agresiva (gritos, amenazas, victimismos, etc).

4º Sé optimista y positivo. Utiliza el sentido del humor para enfrentar situaciones de conflicto. Ser optimista es ser realista y estar en el aquí y el ahora, en el presente. Implica aceptar el error como manera de aprender y ser capaz de afrontar las dificultades para salir fortalecidos. No es una falsa alegría o negación de los problemas.

5º. Controla tus impulsos. Intenta controlar una emoción desagradable desde la razón evaluando si esa emoción está adaptada a la situación que estás viviendo con tus hijos. Si la razón no logra ayudarte (muchas veces los hijos duelen tanto que el corazón no obedece a la razón), toma distancia y calma para relativizar las cosas y cambiar tu percepción del problema. Su tú eres dueño de tus emociones, ellos con el tiempo y tu ejemplo, aprenderán a ser dueños de sus emociones.

Recuerda, que tu visión, condiciona lo que dices y haces respecto a tu relación y comunicación con tus hijos. Si cambias tu visión negativa, tu emoción desagradable por otra agradable, actuarás de otra manera y encontrarás una solución. Pero, sobre todo, acepta a tu hijo como es. Entiende que va a crecer y a formar su propia vida, probablemente de una forma diferente de la que sus padres lo hicieron, así que educa a tus hijos sabiendo que la gran meta, tu gran meta como padre, es ayudarles a llegar a ser la mejor versión de sí mismos, y no una repetición de lo que eres o de lo que deseas que sean.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

¿Y tú siempre estás ocupado?

inteligencia Emocional padre y madre.