Fernando Corona Alcalá, Presidente de Frigorífico de Occidente.
  • El centro de matanza lleva nueve meses clausurado, “Falso que esté en remate” dice empresario.
  • Por Salvador Y. Maldonado Díaz

Guadalajara, Jalisco. 19 de junio de 2018.- Frigorífico de Occidente, la empresa promotora del rastro TIF de Acatlán de Juárez, acusó al ayuntamiento de un sabotaje contra el centro de matanza al acusar a las autoridades de incurrir en actos ilegales que trajeron la clausura del inmueble, señaló el presidente del organismo empresarial, Fernando Corona Alcalá.

Por lo mismo, expresó que ya se tienen en marcha las acciones legales contra el alcalde con licencia, Gerardo Uvaldo Ochoa Alvarado y contra Eduardo García Ortega, tesorero del municipio.
Como se ha informado, el ayuntamiento clausuró la operación del rastro. Esto ocurrió el 20 de septiembre de 2017, una vez que el matadero había iniciado funciones en agosto del año anterior.

Resaltó que la postura del ayuntamiento “es anticonstitucional porque la autoridad municipal no ha dado ninguna contraprestación, como para exigir el pago de derechos por la matanza de ganado, lo que habrá de hacerse valer ante la autoridad jurisdiccional”.

Adujo que es sorprendente que el ayuntamiento ya informe que pretende reducir a la mitad el monto de supuestos adeudos del orden de 10 millones 825 mil pesos, cuando hay denuncias en su contra. Aseveró “que hay funcionarios municipales que han actuado como auténticos vampiros”.

También señaló que la clausura del rastro y la deficiente vigilancia del ayuntamiento sobre sus instalaciones, ha originado que el vandalismo haya causado pérdidas patrimoniales, como el robo de las bombas de la planta de tratamiento de aguas residuales, además de daños en la malla perimetral. Lo que es motivo de otro conflicto contra la autoridad municipal.

Abundó que el ayuntamiento ha sido el responsable de la clausura de una fuente de trabajo que ha perjudicado a 250 familias.

NO HAY ADEUDOS CON EL FOCIR

En entrevista, Corona Alcalá desmintió la versión de que el Fondo de Capitalización e Inversión Rural (FOCIR), haya apremiado a FO a la paga de adeudos, so pena de rematar el rastro, como lo señalara un directivo de la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ).

Aunque, admitió que FOCIR está en la postura de ya retirarse como socio accionario, lo que supuso en su momento la canalización de 200 millones de pesos. Subrayò “que no hay litigio contra el FOCIR”.

Asimismo, contradijo la postura de la dirigencia de la Asociación Ganadera Local Especializada en Bovinos de Engorda de Tlaquepaque (ANGLEBE), la que cuestionó la capacidad de la empresa que ha operado el centro de matanza (Operadora Agropecuaria UA2K SA de CV) .

Refirió que “esta empresa es muy competente en la operación del rastro, tan es así que logró la acreditación de las instalaciones con el sello TIF con el número 673”. Aseveró que incluso “esta empresa está dispuesta a capacitar a los ganaderos y engordadores, sobre todo a los que en lo que operó el rastro no llevaron un solo animal para su sacrificio a las instalaciones de Acatlán, quizás por no estar certificados como proveedores confiables”.

Sobre las críticas en su contra de que no hay asambleas del consejo y accionistas de FO, respondió “que siempre se ha tenido una política de puertas abiertas” . No obstante, reconoció que sí hay necesidad de una asamblea que ha de realizarse en este año.

EL DATO

En trece meses de operación el rastro TIF de Acatlán sacrificó 36 mil 116 reses.

Esta agroindustria ha canalizado inversiones por más de mil millones de pesos.

Sus empresarios tienen radicado un juicio de amparo en el expediente 2997/2017 en el Juzgado Séptimo en materia administrativa y del Trabajo del Estado de Jalisco.

Hay también una demanda de nulidad en el expediente 2354/2017 en la Quinta Sala del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco.

También se tiene una demanda de juicio político contra autoridades municipales, ya presentada y ratificada.