Tranvía Yurécuaro
LA EMPRESA DE TRANVÍAS DE YURÉCUARO
  • Callejón del Recuerdo Por: Jorge Humberto Hernández Pérez

Fotos y documentos del ADHMY

Estimados lectores de Brunoticias Yurécuaro, en estos momentos en los que debemos de estar guardaditos en nuestras casas, quisiera compartir con ustedes un poco de la historia de nuestro municipio, especialmente del periodo llamado como: “la época dorada”, que comprende principalmente la primera mitad del siglo XX (1900-1950).

En este primer artículo aprenderemos un poco sobre la Empresa de Tranvías de Tracción Animal, misma que fue parte fundamental de la historia ferroviaria de nuestro municipio. Los yurecuarenses hemos escuchado hablar por lo menos alguna vez en nuestras vidas, sobre el famoso tranvía de la calle Independencia, un medio de transporte jalado por mulas que trabajó en el pueblo por casi 3 décadas.

La historia comienza el 1° de enero de 1914, cuando fue inaugurada la Empresa de Tranvías de Tracción Animal de Yurécuaro, fundada por Don Antonio García Aguilera, hombre visionario, trabajador y honrado, presidente municipal de Yurécuaro en dos ocasiones la primera en 1911 y la segunda en 1914, quien se dio cuenta de la importancia de un transporte para comunicar eficazmente la plaza principal con la estación del tren, que en aquellos años, se encontraba en su máximo apogeo.

Don Antonio García emprendedor y primer propietario del Tranvía de Yurécuaro.

El tranvía de mulas partía de lo que actualmente es el andador Hidalgo frente al portal con el mismo nombre, rumbo a la estación del tren, a través de la calle Independencia, dejando a los pasajeros a un lado de la plaza Felipe Pescador, conocida más popularmente en el municipio como plaza de la maquinita. El costo del boleto era de $0.50 centavos por pasajero o de $1 peso si llevabas equipaje. Al finalizar su jornada, el tranvía de madera era guardado en una bodega localizada entre las calles Independencia y Zepeda, casi enfrente de la plaza de la fuente, la cual también se encuentra en la estación.

Para el año de 1925 la empresa de tranvías pasó a ser propiedad del Sr. Alfonso Tejeda, tres años más tarde le sería vendida al Sr. Rafael Tejeda y finalmente en 1931 sería comprada por el Sr. Andrés Jiménez, quien la conservaría hasta el año de 1940, cuando se vio presionado a retirar el tranvía del servicio público, bajo el estandarte de la modernidad aportada por los autobuses de pasajeros.

Según los registros del primer cronista del municipio, Don Ignacio Estrada Navarro, el entonces presidente municipal Pedro Bárcena, fue quien obligó a Andrés Jiménez a retirar el tranvía. Dicha afirmación la podemos encontrar en las memoras de Ignacio Estrada, escritas en el año de 1942 bajo el nombre de Expediente Estadístico de la Municipalidad de Yurécuaro, sin embargo, estas jamás llegaron a ser publicadas debido a su fallecimiento, pero afortunadamente para nosotros, algunas copias llegaron hasta nuestros días y en ellas podemos encontrar párrafos como en el que se narra un supuesto acto de corrupción.

Plano original del recorrido del Tranvía de Yurécuaro

“El Sr. Jiménez, dueño de nuestro bello tranvía, fue hostilizado tenazmente por el presidente municipal Pedro Bárcena, hasta que por fin lo obligó a levantar la vía y empedrar todo el trayecto, poniéndose en combinación con un camionero para explotarlo, sacándole dinero, ofreciéndole que él haría el servicio mejor, fue una de las burradas más grandes en perjuicio del público, ¿qué mejora se le debe a este Sr. Bárcena?, ninguna, los despidieron vergonzosamente”.

En la actualidad sólo el recuerdo queda de lo que fue aquel transporte, la gente mayor aún recuerda con cariño aquel elegante carrito de madera jalado por mulas, los adultos saben que a la calle Independencia antes también se le conocía como la calle del tranvía, pero las nuevas generaciones poco o nada conocemos, y no es nuestra culpa, pero tampoco es una excusa, de ahí la importancia de este tipo de escritos, porque como dijo uno de los hombres más cultos que han vivido en esta tierra, Sir. Winston Chirchill “Si comenzamos una discusión entre el pasado y el presente, descubriremos que hemos perdido el futuro”.

Autobús que sustituyó la ruta que recorría el Tranvía de Yurécuaro
MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

Malintzin no traicionó a nadie: Investigador del INAH