Home OPINADORES En Principio... Si EL DESCONTÓN ME LO DIO LA MÚSICA

EL DESCONTÓN ME LO DIO LA MÚSICA

336
SHARE

EL DESCONTÓN ME LO DIO LA MÚSICA. En Principio… Sí 

Por Paco Romo

Pocas cosas en la vida tienen la magia y el poder para apoderarse de nosotros de manera tan sorpresiva, y hacernos volar en distintas direcciones, como LA MÚSICA

Hoy volví a sentir el gran poder que tiene LA MÚSICA sobre mí y sobre mis emociones, y sin esperarlo quede atrapado por ella en una mañana, en la que de acuerdo a mis planes, debía moverme con rapidez para atender mi lista de actividades diarias.

Esta vieja amiga me acompaña desde que me despierto, y para mi es normal el empezar el día escuchando alguna melodía, sólo que en esta ocasión, la canción seleccionada al azar, trajo a mi mente una serie de recuerdos y emociones , que me hicieron detenerme por un momento.

A mi mente llegó el recuerdo de amigos y de diferentes personas, que de una u otra manera han tocado mi vida, pero que por alguna razón los veo muy poco, o ya no estoy en contacto con ellos. Desfilaron por mi cabeza los recuerdo de gente que ha influido con tal fuerza en mi vida, que hoy no podría definirme a mi mismo, si no los hubiera conocido.

Algo curioso que me sorprendió,  fue el que en la lista de personajes que súbitamente recordé, pasaron por igual los que me han apoyado e influido positivamente, así como aquellos con quienes por alguna razón he tenido relaciones francamente malas. Me sorprendió descubrir que de una u otra forma y a la distancia, todos ellos me han enseñado algo.

Me hubiera gustado estar más consciente de lo relevantes que serían estos hombres y mujeres en mi vida, ya que ahora que los recuerdo, la memoria me juega un poco en contra, y no estoy seguro de si lo que recuerdo es exactamente lo que viví con cada uno de ellos.

Sin embargo, me parece que este constante cruce de caminos es “por naturaleza fugaz”,  y en eso radica su magia. De lo bueno poco, de modo que siempre estemos recibiendo y dando algo a quienes nos rodean, logrando tocar y ser tocados de manera más profunda por solo algunos, “precisamente” en este punto radica mi reflexión.

Mentiría si no reconozco que mi mente fue de lo general a lo particular, y terminé pensando en un amigo, que por una razón que desconozco, supo ver algo en mí, y se esmeró en ser precisamente eso para mí: un amigo.

Las razones por las que coincidimos, y sin propiamente decidirlo caminamos juntos me son desconocidas, pero su influencia fue definitiva,  y aunque con el tiempo la vida nos fue distanciando, los lazos de amistad, cariño y respeto siempre estuvieron y estarán ahí.

Lamento mucho que mi amigo ya no está con nosotros, aunque entiendo que sólo se nos adelantó un poco en el camino.

No cabe duda de que la música esta mañana… “ME DIO UN DESCONTÓN”.