EL COLEGIO DE MICHOACÁN

Sobre la extinción del Fideicomiso de El Colegio de Michoacán  

El Colegio de Michoacán a la Opinión Pública  

El Colegio de Michoacán es uno de los 27 Centros Públicos Investigación del gobierno federal, el segundo conglomerado educativo más importante de la república después del de la Universidad Nacional Autónoma de México. Esta Red de investigación es la única que tiene sedes en la inmensa mayaría de los estados de la república y tiene como principal objeto llevar a cabo actividades de investigación científica, tecnológica social y humanística a nivel local, regional y nacional e impartir educación de alta calidad y graduar a alumnos de licenciatura, maestría y doctorado. Sus investigadores generan más de 4,500 publicaciones científicas por año y ocupan la segunda posición en número de miembros del Sistema Nacional de Investigadores. En el caso de El Colegio de Michoacán, sus estudiantes y académicos especializados en las Ciencias Sociales y las Humanidades, han ayudado a identificar y estudiar en cada región y localidad, los procesos y los fenómenos sociales, económicos y culturales – por tanto de elaborar los estudios y diagnósticos correspondientes -, y de esa manera proporcionar y facilitar a las autoridades correspondientes un conjunto de información actualizada, confiable y de primera mano para instrumentar las políticas públicas y las estrategias correspondientes para hacer frente a los mayores retos a los que desde entonces se enfrenta México. En El Colegio de Michoacán investigamos y proporcionamos soluciones a los grandes retos de México: pobreza, educación básica, lengua y culturas de los pueblos y las comunidades indígenas, cambio climático, transiciones políticas, los amplios patrimonios culturales y materiales, las plurales y múltiples prácticas religiosas, la historia de los regiones, las matrias y las patrias, la memoria histórica, las relaciones internacionales, las migraciones, la seguridad pública, el fallido estado de derecho. 

Los Fideicomisos de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico son parte fundamental para que los Centros Públicos de Investigación puedan desarrollar sus proyectos de investigación. En particular, los recursos del Fideicomiso de El Colegio de Michoacán se han destinado a: financiar proyectos relevantes para los que no existe dineros suficiente y disponible en el momento en el que surge la necesidad, o como recurso semilla para concursar competitivamente por grandes fondos nacionales o internacionales; la publicación de resultados de investigación en periodos de falta de recursos presupuestales; a otorgar becas para la formación de recursos humanos especializados vinculados a los proyectos de investigación; la actualización y renovación de infraestructura tecnológica y del acondicionamiento de espacios bibliotecarios y la mejora y expansión de espacios destinados a la difusión y venta de publicaciones. Desde 2014 no se han comprado vehículos, y muchos menos lujos, y sólo se han destinado recursos para las bibliotecas y el departamento de Cómputo de las sedes de La Piedad y Zamora, lo cual no suponen lujos ni exuberancias, solo se gasta en necesidades imprescindibles de nuestra institución.

Es importante destacar que estos fideicomisos de investigación se forman de recursos autogenerados por los Centros, es decir, los fideicomisos reciben aportaciones de fundaciones privadas dedicadas al apoyo a la investigación y a la docencia, de grupos de la sociedad civil y de instancias de gobierno de los estados y de los municipios. En otras palabras, los dineros de los fideicomisos no sólo provienen del gobierno federal, sino que son muy variadas sus fuentes de financiamiento.

Es importante señalar que los dineros del Fideicomiso de El Colegio de Michoacán no se reciben cada año, sino que son dineros que se han acumulado, recolectando, y si si me permite usar la palabra, cosechado por estudiantes y profesores en los últimos años. No recibimos cada año 13 millones de peso, sino que esos 13 millones de pesos son los que en este momento tenemos y que son y serán destinados a apoyar los proyectos de investigación, la biblioteca y el departamento de cómputo y las becas de estudios de los alumnos de maestría y doctorado.

En el Colegio de Michoacán cumplimos las leyes federales, en particular, la normatividad que establece los mecanismos para asegurar el buen uso y aprovechamiento de los recursos públicos y privados que se invierten en el apoyo de los proyectos de investigación, docencia e infraestructura por parte del Fideicomiso. Es importante destacar, que el Fideicomiso tiene un Comité Técnico, el cual actualmente está integrado por dos personas de reconocido prestigio en el estado de Michoacán, por la responsable del Órgano Interno de Control de la Función Pública y por tres profesores investigadores de El Colegio de Michoacán. El Comité Técnico tiene la responsabilidad y las facultades de aprobar o desechar los proyectos investigación que se presentan a fin de ser financiados por el Fideicomiso y, en particular, auditar y estar muy al pendiente del buen aprovechamiento y uso de los recursos públicos y privados. Además, cada tres meses se reúne el Comité de Control y Desempeño Institucional que está integrado por funcionarios de CONACyT, y la Secretaría de la Función Pública que vigilan y auditar los recursos ejercidos por el Fideicomiso de nuestra institución. Además, cada año el ejercicio del prepuesto anual de El Colegio de Michoacán, incluidos los recursos del fideicomiso, son auditados, primero, por el órgano Interno de Control, y, después, por un despacho externo que designa también la Secretaría de la Función Pública.  Por último, de todo esto se da cuenta y razón dos veces al año a la Junta Directa que está integrada por por representantes de dependencias federales como las Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de Función Pública y de Educación.

En síntesis, la extinción de los fideicomisos de los Centros Públicos de Investigación dañará seriamente el desarrollo acumulado de las ciencias y las humanidades en México, más ahora que la pandemia ha demostrado la necesidad de conocer, investigar y dar soluciones a los efectos del Covid 19.

En El Colegio de Michoacán, ante todo, somos ciudadanas y ciudadanos. Y como tales, todos los trabajadores de El Colegio de Michoacán estamos muy preocupados por la situación que actualmente sufre el país. Por las investigaciones que realizan sus académicos y las tesis de los estudiantes de posgrado, El Colegio de Michoacán es una de las instituciones mejor calificadas y reconocidas para abordar los problemas que han y están, en este momento, afectando a México, en general, y a Michoacán en particular. Estamos preocupados y nos seguiremos ocupando en coadyuvar en el mejoramiento de la calidad de vida y del bienestar de la población mexicana, uno de los grandes objetivos del actual gobierno nacional.

Dr. José Antonio Serrano Ortega  

Presidente  

El Colegio de Michoacán 

MÁS NOTICIAS EN BRUNOTICIAS

EN LA PIEDAD ESTÁ LABORATORIO CIENTÍFICO DE RESTAURACIÓN DE BIENES CULTURALES