De acuerdo con el INEGI la economía mexicana entró en recesión.

La economía mexicana entró fase de recesión durante diciembre de 2015 y enero de 2016, según los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El Indicador Coincidente, cuya función es reflejar el estado general de la economía, disminuyó 0.06 unidades en diciembre del año pasado y se localizó en 99.8 puntos, ligeramente por debajo de su tendencia de largo plazo, representada en una gráfica por una línea horizontal de 100 enteros.

Por su parte, el Indicador Adelantado, el cual anticipa la trayectoria que seguirá el Coincidente, se posicionó en enero de 2016 en 99.4 puntos, un nivel menor en 0.16 unidades a la colocación que tuvo en diciembre de 2015.

Ambos indicadores se colocaron en una posición que corresponde a la fase recesiva del ciclo de negocios de la economía mexicana, la cual se identifica cuando “el componente cíclico del indicador desciende y se coloca por debajo de su tendencia de largo plazo”, es decir, de 100 puntos.

El Sistema de Indicadores Cíclicos del INEGI se elabora de una manera similar a la utilizada por la Organización para la Cooperación y el Crecimiento Económicos (OCDE) y considera cuatro fases en el ciclo de negocios, o de crecimiento, en una economía de mercado.

En la primera, o de expansión, cuando el indicador está creciendo y se sitúa por arriba de los 100 puntos; en la segunda fase, o de desaceleración, el componente cíclico decrece pero se ubica por arriba de su tendencia de largo plazo.

En la tercera etapa, o recesiva, el indicador decrece y se ubica debajo de los 100 puntos y en la cuarta fase, o de recuperación, el índice esta en ascenso y se ubica debajo de la línea que caracteriza la tendencia de largo plazo en la gráfica correspondiente.

En un mes, se presentarán los siguientes resultados de estos indicadores y confirmarán o desmentirán lo que en este momento es una contracción de la economía nacional.