CON SUSTANCIAS AROMÁTICAS, CONTROLAN PLAGAS DEL FRIJOL

  • Al usar emisores de aromas, el frijol creció 50 por ciento más y aumentó su rendimiento en 30 por ciento.

 

  • Con este método la planta sufrió daños menres por insectos invasores y enfermedades. 

 

Un grupo de científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) sede Irapuato, liderados por el doctor Martin Heil, proponen usar sustancias aromáticas para el biocontrol de plagas.

800x300 Frijoles plantas 10“Tratamos de entender los compuestos de diferentes cultivos como el frijol, para poder reactivar sus rasgos de autodefensa”, explicó Martin Heil para la Agencia Informativa Conacyt.Estas investigaciones se centran en la planta del frijol ya que es un alimento originario de México y las condiciones permiten su estudio a fondo, con el objetivo de optimizar el rendimiento de los cultivos, así como mejorar su resistencia ante las plagas sin utilizar pesticidas que resultan tóxicos para los humanos y para el medio ambiente, destacó el investigador del Cinvestav.

 

biocontrol plagas 10

 

“Los cultivos perdieron sus rasgos defensivos a lo largo del tiempo debido a que mejoró otro tipo de cualidades, como el rendimiento y productividad; por lo tanto, ahora estamos trabajando con un tipo de policultivo que combina el resistente con el productivo. Como la resistencia se transmite por olores, las plantas vecinas reciben este aroma para mejorar sus defensas contra las plagas”, explicó.

Del mismo modo, dijo que la emisión de ciertas sustancias es el medio con el cual muchas plantas se defienden de agentes externos que los puedan dañar.

Están trabajando también en emisores artificiales, los cuales podrían producir olores de una forma controlada y así generar una resistencia artificial en las plantas silvestres.

“Descubrimos que al  Sustancias aromáticas para el biocontrol de plagas activar esta emisión en la planta de frijol, la planta creció más de 50 por ciento y su rendimiento aumentó en 30 por ciento, además de sufrir mucho menor daño por insectos invasores y enfermedades

”, expresó el investigador titular del Laboratorio de Ecología de Plantas del Cinvestav-Irapuato.

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) pueden ayudar a eliminar los pesticidas y fungicidas en el proceso del cultivo del frijol y generar un método para una cosecha orgánica, que se pueda producir sin mucha tecnología a costos bajos, con una técnica menos dañina para los mismos agricultores que se exponen a las sustancias tóxicas. “Cabe resaltar que este proceso no involucra la modificación genética de las plantas para el cultivo”, aseveró el investigador de origen alemán.

sustancias biocontrol

De acuerdo al especialista, fue el humano quien ha ido modificando estas plantas de manera inconsciente. “Durante esos 10 mil años que tarda el proceso, la gente empieza a elegir solo las plantas o semillas de ciertas características, con base en el sabor o textura”.

La mayoría de plantas por sus características químicas evapora sustancias que sirven para  transmitir a sus plantas vecinas la resistencia que necesitan. “Este es un proceso relativamente largo porque dura alrededor de cinco años. Podemos combinar los cultivares de frijol antiguo, que son altamente resistentes pero poco productivos, con otros cultivares modernos muy productivos pero poco resistentes a las infecciones, sembrándolos alternadamente las características externas se transfieren al otro”, propuso.

Aunado a esto, el investigador reconoció que hay otros cultivos susceptibles de mejora mediante esta técnica, como lo son el tomate, tabaco, algodón, café y cacao. Pero actualmente las investigaciones están enfocadas en el frijol por su significado cultural y alimenticio para el país.

El proyecto cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo para la investigación científica básica. Martin Heil es miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

El frijol es un producto de gran importancia en la dieta nacional. Participa con dos por ciento del valor de la producción agrícola (cerca de 14 mil mdp) y concentra entre 1.7 y 1.8 millones de hectáreas, 7.4 por ciento de la superficie sembrada en México.
• México es el séptimo productor mundial de frijol y genera un millón ochenta mil 857 toneladas al año.
• Zacatecas, con 456 mil 717 toneladas, es el estado que encabeza la producción de esta legumbre seca.
• A nivel mundial, se estima que existen alrededor de 200 especies de insectos que en algún momento pueden actuar en detrimento de la producción del frijol; sin embargo, no toda presencia de insecto en el cultivo se considera plaga, solo cuando causa un daño de importancia económica.
• En el país existen las condiciones adecuadas para el desarrollo del cultivo, en el centro y en el norte de la república, pero solo el centro registra rendimientos altos. Zonas sin vocación, pero con tecnología de riego como Sinaloa, tambien son productivas.
Fuente: Sagarpa-SIAP.
Total
0
Shares
Related Posts