Home CONSEJOS PYMEntor ¿Quieres empezar tu negocio? piensa en esto

¿Quieres empezar tu negocio? piensa en esto

253
SHARE
José Javier Rodríguez Ochoa, se desempeña como consultor fiscal y de negocios. Es Contador Público Certificado y cuenta con el posgrado de Maestría en Impuestos

Por: José Javier Rodríguez Ochoa

“Acepta la responsabilidad de hacer de tus sueños una realidad”

Les Brown.

En esta entrega continuaremos con nuestro tema de la semana anterior.

¿Quieres empezar tu empresa? Debes pensar en esto 1

  1. Estrategia competitivaCuántas veces te han aconsejado: “Si vas a poner un negocio, que sea de comida”Este consejo tiene lógica pues parte de la premisa de satisfacer una necesidad básica: la alimentación. Lo que no te dicen es que por obvias y sencillas razones tendrás a tu lado bastos competidores lo que no sucedería si tu empresa encuentra la manera de teletransportar personas y patenta esta innovación asegurándose ser el único competidor por cierto tiempo. Claro que esto último es más costoso y remoto que vender tortas.

    Esta es una buena lección de negocios: “Entre más básica sea la necesidad que pretendas satisfacer mayor será la competencia que deberás enfrentar”

    Si partimos de esta premisa debemos establecer entonces una estrategia de competencia acorde al reto que estamos enfrentando para garantizarnos el acceso a una porción del mercado que nos permita ser rentables y financiar nuestro desarrollo.

    Precio, calidad y servicio son los elementos básicos de los cuales podemos echar mano para edificar nuestra estrategia competitiva, pero también vale la pena pensar en mejoras e innovaciones que resulten atractivas para los consumidores potenciales, las cuales pueden darse a nivel del propio producto o servicio, su comercialización, producción, etc. otra vez, la cualidad creativa es requisito del emprendedor.

    4. Plan de negocio

    El plan de negocio es la diferencia entre un mero sueño y la concepción formal de una empresa.

    Un plan de negocio plasma los aspectos importantes y fundamentales de su organización, los productos o servicios que proporcionará, el mercado potencial, los canales de comercialización, el plan de mercadeo, la viabilidad técnica y financiera del proyecto, las fuentes de financiamiento, el personal requerido, las estrategias y objetivos a corto y mediano plazo así como un plan de salida.

    El plan de negocios es importante para obtener financiamiento y dar a conocer a terceros interesados las características de la entidad, incluso si usted va ha ser el único inversor, conviene realizar este plan de negocios para convencerse a sí mismo sobre la viabilidad del proyecto, la necesidad de otros posibles inversionistas, el reclutamiento de personal sobre todo directivo y en términos generales servirá de guía inicial ya que se considera un documento “vivo”, es decir actualizable.

    Si se perdiera en alguna parte no le gustaría tener al menos una brújula para orientarse, eso constituye precisamente el plan de negocio.

    5.    Corte de listón

    Una vez que la entidad cuenta con los recursos necesarios (organizacionales, técnicos, financieros, etc.), y previamente se han realizados las incorporaciones indispensables y obtenido los registros y autorizaciones correspondientes además de haber seleccionado y adecuado las instalaciones; es momento de “cortar el listón” y dar inicio formal a las operaciones.

    En la práctica “cortar el listón” no significa “poner el piloto automático” y empezar a percibir los beneficios, dado que las interacciones de nuestra empresa con el mundo real expondrán resultados que debemos comparar constante y periódicamente con los objetivos inicialmente trazados, lo cual nos permitirá replantear estrategias, tomar decisiones, evaluar proyectos y establecer nuevas metas en un continúo proceso administrativo lo que dará como resultado el desarrollo y permanencia de la organización a lo largo del tiempo.

    Como ven emprender es una actividad que no debe tomarse a la ligera y que implica un gran compromiso y responsabilidad social, el fracaso es la única opción que un emprendedor no puede permitirse contemplar.

No lo olvides, si tienes alguna duda o requieres apoyo en estos temas ponte en contacto:  javier.rodriguez@rycc.com.mx