Bomberos tratando de descongelar los 15 mil litros de leche que se derramaron gracias a unos bromistas.
  • La leche  se congeló en la calle debido a las bajas temperaturas que se registran.

Una broma de mal gusto perpetrada en la madrugada del sábado al domingo inundó con 15 mil litros de leche una calle de la localidad alemana de Rüthen, en el oeste del país, informó hoy la Policía.

De acuerdo con los agentes, desconocidos abrieron el grifo de un camión cisterna que contenía leche y estaba estacionado en la calle.

Cuando el conductor del vehículo regresó, se encontró con un vertido de unos 15 mil litros de leche que además se habían congelado debido a que la temperatura en la zona era de menos cuatro grados centígrados.

“La leche ha creado una superficie resbaladiza en todo el ancho del carril”, informaron los bomberos. Una veintena de efectivos fueron desplegados en la zona para limpiar el “río lácteo” con sal y agua. Las autoridades continúan investigando el caso para dar con los autores de la broma pesada que fue calificada como una auténtica “gamberrada”.

En esta misma semana se registró, también en Alemania, el derrame de chocolate en una carretera. Pero esto fue debido a un accidente y no como consecuencia de una broma. Ahí también los bomberos tuvieron que hacer uso de sopletes para derretir de la calle el líquido elaborado con cacao.

Accidente deja un río de chocolate en Alemania