Home BAJÍO LA PIEDAD AUTORIZA CABILDO OTORGAR RECONOCIMIENTO AMBIENTAL

AUTORIZA CABILDO OTORGAR RECONOCIMIENTO AMBIENTAL

333
SHARE
  • Se otorgará el próximo 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.

La Piedad, Michoacán 29 mayo 2017.-Por unanimidad de votos, los integrantes del Ayuntamiento de La Piedad autorizaron la solicitud que presentó la regidora, Sofía Jacqueline León Hernández, presidenta de la comisión de Ecología y Servicios Públicos, para instaurar el Reconocimiento Ambiental llamado: “Nicolás Castillo Hernández”.

La presentación de esta propuesta se llevó a cabo en la pasada sesión, en donde se mandó a comisiones unidas para su estudio, ya que incluía la entrega de un premio, el cual se determinó que éste no era viable pero sí un reconocimiento el cual podrá entregarse el 5 de junio en un acto conmemorativo por el Día Mundial del Medio Ambiente y que quedará a criterio y discreción de la Coordinación de Ecología la determinación de la persona física o moral a reconocer a quien se entregará dicha distinción.

“Nicolás Castillo Hernández”, es un personaje conocido como el médico de los pobres. Fue un miembro renombrado de la familia a la que perteneció el señor Nicolás Montaño Castillo y la maestra Otilia Castillo, quien debido a sus amplios conocimientos en la medicina tradicional y herbolaria, se desempeñó socialmente como médico naturista, siendo reconocido por su labor filantrópica, principalmente con las personas más necesitadas y velando constantemente por la evolución y mejoría de sus pacientes.

Como protector de animales y plantas tuvo un reconocimiento trascendental por su incansable labor en el cuidado de la botánica, actividad que desempeñaba como médico naturista procurando también el cuidado de toda planta que se encontraba en la zona urbana.

Sobre lo anterior, se cuenta con registro oral transmitido por generaciones, de que su filantropía lo llevó inclusive a la curación de animales al cuidado de los mismos e incluso a recorrer las calles diariamente portando una bolsa con alimento que repartía a los perros callejeros.

Por ese motivo también, se le erigió un monumento en su honor en el año de 1968 en el parque Marcos H. Pulido, precisamente dentro de uno de los jardines, convirtiéndose en el segundo monumento del lugar después del colocado en honor al maestro Marcos H. Pulido.