Rodrigo Diez de Sollano, fue Secretario de SEDER en Jalisco y titular de FIRCO.

Por Rodrigo Diez de Sollano Elcoro

Hace unos días el Arq. Juan Palomar Verea publicó su columna “La Ciudad y los Días” en el diario El Informador (Guadalajara, Jalisco, México) (1) con el tema “Antes que los arroyos se pierdan”. Tocó un asunto que es sumamente importante para la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) y para otras ciudades, por lo que a riesgo de parecer repetitivo en esta ocasión retomaré el tema de los arroyos que cruzan la ZMG, que ya traté en este Blog, el 13 y el 20 de marzo de 2016 y el 21 de octubre de 2015. El Arq. Palomar menciona en su artículo que se realizó un taller en la Escuela de Arquitectura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) en el que se propuso crear un parque lineal a lo largo del Arroyo Seco que colinda 700 mts. con el límite de esa institución, aprovechando las aguas tratadas por la empresa embotelladora de Coca Cola (que se encuentra cercana) y por el propio ITESO para construir un pequeño lago y un parque que beneficiaría también a la colonia El Mante (que está al otro lado del arroyo) y serviría de ejemplo para lo que pudiera construirse a lo largo del cauce de 20 kms. del Arroyo Seco.

¿Qué impacto puede tener un proyecto de 700 mts. de largo contra un cauce que tiene 20 kms de longitud? ¿Qué impacto puede tener este proyecto en una red de cauces (y antiguos cauces) que cruza a lo largo de cientos de kilómetros por todas partes de la ZMG?

En primer lugar, como lo dijo el Arq.Palomar, serviría como ejemplo a replicar “aguas arriba y aguas abajo”. Pero no solamente en este cauce, podría ser el ejemplo para que las autoridades municipales de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco, El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los Membrillos y Zapotlanejo, descubran que en sus respectivos municipios que forman parte de la ZMG, hay cientos de oportunidades para recuperar y limpiar cauces, construir parques lineales, crear pequeños lagos, caminos peatonales y ciclopistas, y en general generar remansos de paz que nos den mejor calidad de vida a los habitantes de la ZMG e incluso influir en otras ciudades.

En un estudio en el cual participé hace cerca de 10 años, se pudieron detectar posibilidades de construir parques lineales en cerca de 300 km de cauces que cruzan la ZMG, lo cual convertiría esta área metropolitana en una “ciudad jardín” haciéndola una área urbana muy agradable para vivir y para hacer negocios. Esta longitud de parques lineales obviamente no se podría construir de un solo golpe, pero si se podría pensar en 30 kms. anuales lo que permitiría que en 10 años modifiquemos completamente el entorno urbano de la ZMG.

¿Qué se necesita para realizar lo anterior?

En primer lugar: decisión política, particularmente en parques lineales como el del Arroyo Seco que nace en el área natural protegida de La Primavera y atraviesa varios municipios. Por ello se requiere liderazgo de parte del gobierno del estado y coordinación y voluntad de participar de las autoridades municipales.

También es necesaria la colaboración de las universidades y del sector privado, en el caso del Arroyo Seco el proyecto de los primeros 700 mts. podría ser preparado por el ITESO con la colaboración de la empresa embotelladora cercana y de otras empresas. Los demás tramos podrían ser preparados por otras universidades, empezando por la Universidad de Guadalajara y la participación de más empresas.

Desde luego la participación de los ayuntamientos es indispensable, tanto para la preparación de los proyectos como para la construcción de los mismos. Los recursos para ello podrían tener origen federal, estatal, municipal y privado. El Fondo Metropolitano puede jugar un papel muy importante para la operación conjunta de los recursos públicos y privados. De hecho, en este año 2016 ya aprobó algunas inversiones en vialidades no motorizadas en varios municipios de la ZMG (2).

Un poco de historia y geografía urbana de Guadalajara

El Instituto de Información Territorial del Estado de Jalisco (3) indica que:

“En el caso de la zona metropolitana de Guadalajara, las inundaciones se dan en los lugares donde los cauces de los arroyos fueron cubiertos en el proceso de urbanización, ya sea por casas o por las mismas calles, por donde ahora corre el agua de manera superficial y al encontrar algún obstáculo o no tener por donde fluir ocasiona la concentración de la misma. A partir de la información del Sistema de Información Territorial en Línea (SITEL) destacan las siguientes zonas con altos riesgos a inundaciones:

· Zona industrial: Av. Miguel López de Legazpi desde 8 de julio hasta Gobernador Curiel, así
como calles aledañas.
· Zona expo Guadalajara: Av. Faro, Topacio y aledañas en Colonia Bosques de la Victoria
· Zona de Plaza del Sol: López Mateos, y otras zonas de la colonia Ciudad del Sol
· Residencial Loma Bonita: Av. Conchitas entre López Mateos y Cruz del Sur
· Arcos del Milenio – Glorieta de Abastos: Av. Lázaro Cárdenas y Av. Mariano Otero
· Providencia: particularmente Av. Américas en su cruce con Montevideo
· Mezquitán: Av. Camacho y Enrique Díaz de León
· San Jacinto: Av. Javier Mina entre Plutarco Elías Calles y  Av. Presa de Osorio
· Av. Colón: a la altura de Isla Raza, Jardines del Sur

A las zonas anteriores se le agregan los problemas generados por el estrechamiento e invasión
de los cauces de arroyos que permanecen  a cielo abierto a manera de canales:
Ø Canal del Río Atemajac: Colonia Autocinema (Av. Patria y Alcalde)
Ø Arroyo de Osorio: Av. Presa de Osorio, Parque de la Solidaridad
Ø Zona de Las Pintas: Problemas de desbordamiento de presa y arroyo de Las Pintas
Ø Arenales Tapatíos: varios cauces que forman parte de la microcuenca Garabatos y vienen del bosque de La Primavera
Ø Arroyo Seco: La Martinica y Tabachines”

El Arroyo Seco tiene larga historia de inundaciones en la temporada de lluvias, especialmente a partir del gran crecimiento urbano de la ZMG en los años 1980-2016. El cauce que originalmente tenía más de 10 mts. de ancho, fue invadido por calles, edificios y casas-habitación, dejando en algunos lugares un paso para el agua de solamente 1 metro de ancho. Obviamente este ancho del cauce no permite el libre flujo en los momentos de máxima lluvia y por ello sube el nivel del agua provocando inundaciones en diversos puntos del Arroyo Seco y de otros cauces.

Este proyecto del Arroyo Seco, a pesar de ser solamente una pequeña parte de la solución global en la ZMG, tiene el mérito de poner un ejemplo real y posible de colaboración entre el sector público en sus niveles federal, estatal y municipal, con las universidades y el sector privado para generar propuestas realizables que mejoran la calidad de vida en nuestra ciudad.

Esperemos que todos los involucrados en este proyecto tengan la decisión de poner su “grano de arena” para que se vuelva realidad!!

Autor: Rodrigo Diez de Sollano

Twitter: @DeSollano


Fuentes de Información:

1. Arq. Juan Palomar Verea- Periódico El Informador-11 mayo 2016
2. Consejo Metropolitano de Guadalajara-29 abril 2016
3. Instituto de Información Territorial del Estado de Jalisco-Boletín-16 agosto 2012