naturaleza sonidos de la
  • Especialista aseguró que la disminución de la contaminación auditiva ha sido benéfica

El aislamiento para evitar el contagio masivo por el Covid-19 ha propiciado una disminución de la contaminación auditiva y que las personas puedan escuchar de forma más nítida sonidos de la naturaleza, dijo la Directora del Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la UdeGdoctora Martha Georgina Orozco Medina.

La escasa circulación de personas en medios de transporte masivos y particulares ha contribuido a que, en las últimas semanas, haya menos ruido en las calles y, en cambio, es más común escuchar el viento, el movimiento de la copa de los árboles, el canto de los pájaros, que son terapéuticos, agregó la especialista en el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, celebrado el pasado 27 de abril.

“Con la contingencia sanitaria en que nos encontramos se han podido escuchar más aves, porque ha habido una modificación en ellas, porque con el ruido del tráfico ellas tuvieron que cambiar sus hábitos, desde madrugar, hasta su canto de cortejo y la comunicación entre ellas; y ahora, con este tráfico sensiblemente menor, han podido emitir sonidos que se habían dejado de oír”, informó Orozco Medina.

Este tipo de sonidos, además de ser placenteros para las personas, son relajantes, favorecen la estabilidad mental, ayudan al funcionamiento fisiológico y neurológico, lo que contribuye a un bienestar en medio del encierro, explicó.

El Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas realizó el IV Foro Social y Universitario de Ruido, Salud y Bienestar, de manera virtual, que congregó a especialistas reconocidos a nivel internacional por su experiencia en el estudio del ruido, y a 247 participantes en actividades de manera virtual.

  • Orozco Medina dijo que hasta ahora no tienen un estudio de la cantidad de ruido que disminuyó desde que la mayor parte de la población se aisló en sus casas a mediados de marzo, pero la mayor fuente de contaminación acústica proviene de los coches, los autobuses que circulan en menor proporción y de las industrias, que en su gran mayoría detuvieron sus actividades.

Recordó que el ruido es una de las contaminaciones más dañinas para los seres humanos, y no sólo para el sistema auditivo, sino para el sistema circulatorio, el lenguaje, el sistema neurológico, además de afectar la comunicación y la sana convivencia.

MÁS EN BRUNOTICIAS

Esta y más información léala, véala o escúchela en BRUNOTICIAS. Síganos en nuestras redes sociales Facebook @Brunoticias. Twitter @Bru_Noticias. Suscríbase a nuestro canal de YouTube Brunoticias o descargue nuestra App para teléfonos móviles y tabletas con sistema Android y iOS es gratis. Brunoticias, periodismo responsable.

70% de las enfermedades, como Covid-19, surgen por destrucción de ecosistemas

Sonidos de la Naturaleza

Naturaleza