Home AGRO Agromercado AGROMERCADO, SEMANA DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO, SEMANA DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

76
SHARE

AGROMERCADO, SEMANA DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

Señales de acercamiento entre las dos economías más grandes del mundo, propusieron alzas en los precios de los commodities agrícolas. En este contexto, la semana en la que se difundió el nuevo informe mensual del USDA dejó alzas generalizadas para los precios de los granos en Chicago, que superaron 3.7% para maíz; 5.5% para trigo; y para la soya 4.5%.

Maíz
El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó positivo, donde los contratos septiembre ganaron 3.79 y 3.73%, al pasar de 134.84 a 139.95 y de 139.95 a 145.17 dólares por tonelada. Las mejoras se sustentaron en el deterioro de los cultivos y en la influencia alcista que ejerció la soya el jueves, tras el informe mensual del USDA. En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA redujo a 55% la proporción de maíz en estado bueno/excelente sorprendiendo al mercado que no esperaba cambios. El organismo añadió que atraviesa la etapa de llenando de grano 89% de las plantas; está dentado el 55% del maíz; y ya está maduro 11% del grano. Este lunes, el USDA comenzará a reportar el avance de la cosecha de maíz. Por otra parte, si bien las perspectivas climáticas no ofrecían mayores amenazas, los operadores convalidaban moderados ascensos ante la incertidumbre que se generaba por el informe mensual del USDA que se conocería el jueves. Finalmente, no hubo sorpresas y las nuevas estimaciones resultaron neutrales/bajistas. En este contexto, el cereal recibió impulso adicional desde dos aspectos. Primero, no debe dejar de destacarse los importantes avances logrados por la soya y el trigo (por sus propios fundamentos) que contagiaron firmeza al maíz. Por otra parte, la situación en Brasil ganó atención. Los bajos niveles de humedad demoran el inicio de la siembra de soya, y con esto podría peligrar el área destinada a maíz de segunda (el cual tiene por destino los mercados internacionales). Por último, fue ligeramente negativo para el mercado de maíz el informe semanal sobre las ventas externas estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA reportó negocio por 498,100 toneladas, ubicándose levemente por debajo del mínimo previsto por los operadores, que manejaron un rango de entre 500 a 900 mil toneladas.
Trigo
Tras ocho semanas bajistas consecutivas, el balance resultó positivo para los trigos en Kansas donde las posiciones con vencimiento septiembre y diciembre ganaron 2.20 y 1.65%, al pasar de 137.88 a 140.91 y de 144.50 a 146.88 dólares por tonelada. Influenciados por el efecto Kansas, en la Bolsa de Chicago, las mismas posiciones ganaron 5.54 y 4.26%, tras variar de 169.11 a 178.48 y de 170.40 a 177.66 dólares por tonelada. No obstante, las cotizaciones del trigo se encuentran condicionadas en los principales mercados de referencia, debido a la gran oferta a nivel mundial. La buena producción alcanzada en los principales países del hemisferio norte deja importantes saldos exportables y el mercado internacional se encuentra muy competitivo. Respecto de esto, el USDA no aportó nuevos datos y describió el panorama que ya descontaba el mercado. Tanto la producción como los inventarios finales a nivel mundial no sufrieron mayores variaciones. En este contexto, los precios encontraron respaldo por dos elementos principales. En primer lugar, datos vinculados al desempeño exportador estadounidense aportaron firmeza. El resumen de exportaciones semanales indicó un volumen de 0.61 millones de toneladas, superando el máximo previsto por el mercado. Por otra parte, la posibilidad de participación en nuevos negocios de exportación con Taiwán por 110,000 toneladas. agregaba estímulo. En segundo lugar, el desenlace de la temporada en el hemisferio sur trasladó preocupaciones. Tanto en Australia como en Argentina la falta de precipitaciones propone un escenario de sequía y aún podrían ajustarse los números finales. Si bien en Argentina la situación no es grave, no se descarta un deterioro en el potencial de rendimientos y por lo tanto en el volumen de producción final.
Soya
El balance de la semana resultó muy positivo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, donde los contratos con vencimiento septiembre y noviembre ganaron 4.70 y 4.78%, al pasar de 310.48 a 325.09 y de 315.17 a 330.23 dólares por tonelada. Entre los fundamentos de la tónica alcista se destacaron las compras chinas del jueves, que fueron calculadas en torno de las 600,000 toneladas por los operadores. Pero más allá del volumen (hasta el viernes el USDA sólo confirmó negocios por 204,000 toneladas), el hecho de que las operaciones hayan sido concretadas por privados y no por las empresas estatales chinas se sumó como dato alentador porque hasta ahora solo Cofco y Sinograin monopolizaban los negocios al estar exentas del pago del arancel. En ese sentido, otro factor alcista fue la decisión del gobierno de China de dar marcha atrás con el arancel adicional del 5% aplicado a la soya desde el 1º de septiembre, por lo que el gravamen volvió al 25% impuesto en junio de 2018. Este evento, fue interpretado como un buen avance de cara a la nueva ronda de negociaciones, y que se manifestó en actos concretos. El mercado reaccionó con importantes alzas, descontando la posibilidad de alcanzar un acuerdo en el mediano plazo. Por otra parte, el informe mensual del USDA no trajo novedades de alto impacto en los precios. Por contrario, resultaron de carácter neutral a bajista. Se destaca que el organismo recortó su proyección de cosecha para la temporada dejando a la misma en 98.8 millones de toneladas. De este modo, el ajuste fue menor al esperado por el mercado que en consenso esperaba un volumen de 97. 3 millones. En tanto, los inventarios finales para la temporada saliente y la nueva no sufrieron mayores variaciones, de modo que no trasladaron mayores preocupaciones.

 

AGROMERCADO, SEMANA DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO, SEMANA DEL 9 AL 13 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO SEMANA DEL 2 AL 6 DE SEPTIEMBRE