AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO

Con el informe sobre oferta y demanda mundial (WASDE) al cierre de la semana como marco, el USDA aportó datos bajistas y profundizó las pérdidas, acentuando la decepción del mercado ante la ausencia de novedades concretas en las negociaciones entre China y EE.UU.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó negativo, donde las posiciones marzo y mayo del cereal perdieron 2.54 y 2.35%, al pasar de 143.30 a 139.66 y 146.84 143.40 dólares por tonelada. El mercado de maíz intentó sostenerse firme en las primeras sesiones, aunque luego, los elementos bajistas se apoderaron de la operación e impusieron una caída semanal en el nivel de precios. El mercado de maíz ensayó un ligero intento de repunte en los precios al principio de la semana, sustentado, principalmente, en el impulso de compras de oportunidad ante un contexto de bajos precios y el contagio que trasladaba las alzas del trigo.

En el plano fundamental, dos factores estuvieron presente. Por un lado, las miradas continuaron focalizadas en el panorama de oferta en Sudamérica. Así, nuevas lluvias proponen mejoras en la humedad en los suelos de Argentina, favoreciendo el desarrollo y la definición de rendimientos de los cultivos tardíos. A su vez, comienzan a recolectarse las primeras parcelas en la región agrícola central, marcando picos de rendimientos de hasta 14 ton/ha. De este modo, se mantienen la perspectiva de una cosecha récord de 46 millones. Por su parte, en Brasil también las proyecciones de cosecha se mantienen optimistas. El reciente informe del USDA, estimó un volumen de 94.5 millones, ubicándose por encima de la última estimación de la CONAB de 91 millones. En lo que hace a lo principal del nuevo informe mensual de oferta y demanda, se destaca un aspecto clave. El organismo elevó el cálculo de inventarios finales para la temporada en EE.UU. en 2.5 millones de toneladas. El aumento, estaría explicado -principalmente- por una caída en las exportaciones y -en menor cuantía- por una disminución del consumo interno, particularmente por una baja en el consumo para etanol.

Trigo

El balance de la semana resultó negativo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de marzo y mayo en Chicago perdieron 4.68 y 3.88%, al pasar de 166.82 a 159.01 y de 168.01 161.49 dólares por tonelada. En Kansas, si bien la caída resultó menos pronunciada, el descenso fue inevitable, perdiendo los mimos contratos 3.63 y 3.13% al pasar de 161.95 a 156.07 y de 163.42 a 158.27 dólares por tonelada. Una vez más, los contratos de trigo siguieron su trayectoria descendente, y los valores alcanzaron los niveles mínimos de los últimos 13 meses. El mercado del cereal continuó incorporando a los precios el contexto internacional. La gran disponibilidad de mercadería que ofrecen los distintos orígenes propone una gran competencia en los negocios internacionales. Así, la dificultad que encuentra el trigo americano para concretar negocios se deja ver en los retrocesos de los precios. En ese orden, vale mencionar el fortalecimiento que manifestó el dólar frente a las demás monedas del mundo, jugando en contra de la competitividad de la mercadería americana. El índice DXY finalizó la semana cerca de 97.31 unidades, expresando un aumento intersemanal de 0.8%. Por otra parte, el informe mensual del USDA apuntó datos reflejando la situación del mercado internacional. En detalle, el organismo elevó su estimación de inventarios finales para EE.UU. en 1.22 millones de toneladas. respecto del mes anterior (a 28.7 millones). A su vez, el volumen superó las previsiones de los analistas. En la misma línea, los stocks finales mundiales del cereal fueron elevados a 270 millones, significando un aumento de 3 millones, respecto del mes anterior y de lo que esperaba el mercado. Una caída en la demanda, ante un panorama de holgada oferta, explica la corrección.

Soya

Luego de las alzas observadas la semana pasada, el balance del segmento resultó negativo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos marzo y mayo perdieron 1.72 y 1.73% al pasar de 330.42 a 324.72 y de 334.92 a 329.13 dólares por tonelada. Tras un efímero intento de recuperación hacia inicios de la semana, la operación fue dominada por cierta pérdida de entusiasmo ante la ausencia de avances en las negociaciones comerciales entre China y EE.UU. A la vez, las nuevas estimaciones del USDA adicionaron presiones y profundizaron las bajas. El tema que dominó la operación semanal continuó siendo el acercamiento comercial entre China y EE.UU. Hacia inicios de la semana, el mercado encontraba estímulo, al conocerse que los mandatarios podrían estar concretando un encuentro para cerrar el acuerdo, sobre fines del mes corriente. Pero, la ausencia de novedades sobre los términos de este borró el entusiasmo y debilitó los valores. Se destaca que, si bien esta semana se reportaron nuevas ventas de soya de EE.UU. a China por 664,000 toneladas., el volumen no logró aportar mayor respaldo. Recordamos que autoridades americanas habían planteado que las compras ascenderían a 10 millones. Por último, al cierre de la semana, el USDA asestó un nuevo golpe a los precios. Los nuevos cálculos contenidos en el reporte mensual de estimaciones de oferta y demanda mundial generaron decepción al plantear un panorama holgado en términos de oferta. Por una parte, para EE.UU. se mantuvieron los inventarios finales en torno a 24 millones de toneladas. Por otra parte, el recorte en las proyecciones de cosecha de Brasil resultó menores a los previstos. El volumen alcanzaría 116.5 millones. A la vez, en Argentina, se mantuvo un óptimo escenario, con la cosecha en 55 millones.

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE MARZO