Home BOLSILLO Agromercado AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

112
SHARE

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

Pérdidas generalizadas en los mercados de commodities agrícolas. Las negociaciones entre China y EE.UU. sumaron un nuevo capítulo decepcionante y la reanudación de las publicaciones del USDA pesó sobre el mercado, imbuyendo un sentimiento bajista.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó negativo, donde las posiciones marzo y mayo del cereal perdieron 1.06 y 1.23%, al pasar de 148.91 a 147.34 y de 152.35 a 150.49 dólares por tonelada. Tras iniciar la semana estable, el maíz apuntó ligeros retrocesos en las dos últimas sesiones. Si bien la batería de reportes aportada por el USDA incluyó datos mixtos, particulares presiones generaron las proyecciones de producción de Sudamérica. Sin dudas, la publicación de los reportes del USDA acaparó la atención de la semana, luego de dos meses sin datos oficiales. En particular, el cálculo de existencias físicas en EE.UU., al 01/12/2018, generó sorpresa al ubicarse por debajo de las previsiones medias de los analistas. En este sentido, se informó un volumen de 303.6 millones de toneladas., frente a 307 millones esperadas. De todas formas, mayor peso tuvieron los ajustes de producción de Sudamérica, con números que se ubicaron muy por encima de las previsiones privadas. Por una parte, en Argentina, la estimación se llevó a 46 millones de toneladas. Por otra parte, en Brasil, frente a expectativas medias de recorte, fue mantenida en 94.5 millones.

Trigo

El balance de la semana resultó negativo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de marzo y mayo en Chicago perdieron 1.34 y 1.66%, al pasar 192.63 a 190.06 y de 194.10 a 190.88 dólares por tonelada. Por su lado, en Kansas, los mismos contratos cerraron con mayores bajas, perdiendo 02.85 3.50% tras variar de 186.93 a 181.61 y de 190.86 a 184.18 dólares por tonelada. En términos generales, el mercado mantuvo la atención puesta sobre la evolución de la demanda de trigo americano. En ese sentido, se especuló nuevamente la posibilidad de que adquiera dinamismo en la medida en que mermen los embarques desde Rusia y Ucrania. Así, este fundamento aportó volatilidad ante las distintas posibilidades de participación en los negocios que se fueron cerrando en la semana.

Por otra parte, la caída en los precios de los commodities, producto del desencuentro entre los mandatarios de EE.UU. y China, aportó debilidad a los precios. El reporte mensual de oferta y demanda del USDA, brindó en general datos bajistas. Entre ellos, un ligero aumento en los inventarios finales para EE.UU. (27.5 millones de toneladas), explicado por exportaciones que se mantienen constantes y una pequeña caída en el consumo doméstico. En el plano internacional, se destaca un ajuste al alza en stocks finales (268 millones), y un moderado aumento en la producción para Rusia (a 71.6 millones). Por último, de cara a la nueva temporada americana, se destacó que el cálculo de superficie sembrada se habría ubicado por debajo de las expectativas medias de los privados (12.6 millones de hectáreas).

Soya

Luego de las alzas observadas la semana pasada, el balance del segmento resultó ligeramente negativo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos marzo y mayo perdieron 0.35 y .30% al pasar de 337.22 a 336.02 y de 342.27 a 341.26 dólares por tonelada. Los precios de la oleaginosa intentaron un tímido avance a comienzos de la semana, que luego fue licuado por elementos bajistas. Así, las cotizaciones finalizaron por debajo de los niveles del viernes anterior. Principalmente, el devenir de los precios fue afectado por el estado de la cuestión entre China y EE.UU. Promediando la semana, una agencia de noticias divulgó que un alto funcionario de la administración estadounidense afirmó que los presidentes de ambas potencias económicas no concretarían una reunión antes del 1° de marzo. El mercado reaccionó con gran pesimismo, al tratarse de la fecha límite de la tregua pactada en el conflicto comercial. En la misma línea, las compras realizadas durante la semana por el gigante asiático no cumplieron con las expectativas del mercado y agregaron debilidad. Se habrían realizado negocios por 3.8 millones de toneladas con destino a China y lejos quedan los 5 millones que se esperaban. En tanto, la publicación de informes varios, por parte del USDA, reconfirmó el escenario que planteaba el mercado para la soya. En primer lugar, debe destacarse un ligero recorte en los inventarios finales para la temporada estadounidense (24.77 millones) fundando en un ligero ajuste a la baja en el cálculo de producción final para el ciclo (123.66 millones). Por su parte, la guerra comercial desatada con China ha dejado como consecuencia un importante aumento interanual en el recuento de inventarios físicos al 1º de Diciembre. Los mismos, pasaron de 86 millones de toneladas. en 2017 a 101 millones. en igual fecha del 2018.  Además, no debe dejar de mencionarse que el organismo recortó en 2 millones. las estimaciones de importaciones chinas para este año (a 88 millones). Por otra parte, el informe mantuvo un escenario bastante optimista para la temporada argentina. Se mantuvo sin cambios la estimación de cosecha (55 millones). En tanto, en Brasil, se incorporó el impacto de la sequía ajustando la producción a 117 millones de toneladas (5 millones menos que la estimación de diciembre). Cabe destacar que los privados proponen un escenario productivo menos prometedor, con un volumen que podría variar entre 112-115 millones.  A su vez, el avance de las tareas de recolección en este último país (20% a nivel nacional aprox.), presionó sobre los valores al poner mercadería disponible.

2019 – SEMANA – 06

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO

AGROMERCADO SEMANA DEL 4 AL 8 DE FEBRERO
Rate this post