AGSEMANA DEL 4 AL 8 DE NOVIEMBRE

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE NOVIEMBRE

Cortesía de FERVA CONSULTORES

Semana de negocios en los Estados Unidos que dejó caídas generalizadas para los commodities agrícolas, en un contexto de avance de cosecha y nuevas estimaciones mensuales del USDA. Para maíz, la presión de cosecha y debilidad en la demanda externa impusieron fuertes ajustes en las cotizaciones. El trigo no quedó al margen y fue arrastrado por la caída del maíz y por la escasa participación del trigo americano en los negocios de exportación. Para la soya un contexto productivo más optimista al esperado en EE.UU., el avance de cosecha, un clima favorable, y dudas respecto del acercamiento con China agregaron debilidad terminaron por derrumbar ligeramente los valores. 

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó muy negativo, donde los contratos diciembre y marzo perdieron 3.08 y 3.01%, al pasar de 153.24 a 148.52 y de 156.88 a 152.16 dólares por tonelada. El avance de la cosecha y los ajustes en producción y en existencias menores a los previstos por el mercado para el informe mensual del USDA fueron los principales factores bajistas para el maíz. Acerca de los cultivos, el lunes el USDA informó el progreso de la cosecha de maíz sobre el 52% del área apta, en promedio, los privados esperaban un avance de la recolección sobre el 55% de la superficie. En cuanto al informe mensual del USDA, producto de un ajuste en el rendimiento promedio nacional a 10.482 toneladas por hectárea, el organismo redujo a 347.01 millones de toneladas su proyección sobre el volumen de la producción 2019/2020 de maíz en los Estados Unidos, pero la dejó por encima de lo previstos por los privados. En otro orden de ideas, de ligeramente negativo a neutro resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el USDA reportó el jueves ventas de maíz por 487,900 toneladas, situándose dentro del rango previsto por los privados, de entre 0.30 a 0.65 millones de toneladas. Para ilustrar lo mal que evolucionan las exportaciones estadounidenses de maíz, según datos del USDA analizados por Karen Braun, de la agencia Reuters, en los primeros 10 meses de 2019 se negociaron 11.89 millones de toneladas, la que significa 47% menos que el volumen comercializado en igual segmento de 2018. 

Trigo

El balance semanal para los trigos en los Estados Unidos resultó negativo. En efecto, las posiciones diciembre y marzo en la Bolsa de Chicago perdieron 1.11 y 1.43%, al pasar de 189.60 a 187.48 y de 191.71 a 188.96 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos cayeron 1.05 y 1.88%, tras variar de 156.53 a 154.88 y de 161.21 a 158.18 dólares por tonelada. La fuerte competencia en el mercado de exportación y las ventas concretadas por los fondos especuladores fueron las principales razones del cierre negativo, pese a que las cifras del informe mensual del USDA resultaron alcistas para el cereal estadounidense. En ese sentido, la producción de trigo en los Estados Unidos fue reducida por el USDA a 52.26 millones de toneladas. En sentido contrario, fueron incrementadas las proyecciones de mayores exportaciones desde Rusia, para ubicarlas en 34.50 millones de toneladas; de la Unión Europea en 29 millones, y de Ucrania en 20 millones. Más ventas desde los tres puntos que más complican las aspiraciones de los exportadores estadounidenses. Respecto de los cultivos, el lunes el USDA informó el progreso de la siembra de los trigos de invierno sobre el 89% del área prevista, el dato quedó abajo del 92% previsto en promedio por los privados. Por último, tampoco resultó constructivo para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA reportó ventas por 360,600 toneladas, ubicándose muy cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango de 0.35 a 0.6 millones de toneladas. 

Soya

El balance de la semana resultó ligeramente negativo para los precios de la soya, donde los contratos con vencimiento noviembre y enero perdieron 0.52 y 0.61%, tras pasar de 339.60 a 337.86 y de 344.20 a 342.09 dólares por tonelada. Los principales fundamentos negativos resultaron las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, respecto de que él no ha aceptado una eventual revisión de los aranceles vigentes contra bienes importados desde China, y el informe mensual del USDA, donde el organismo no recortó su previsión sobre la cosecha estadounidense, tal como lo esperaba el mercado. Acerca del progreso de la cosecha de soya, el lunes el USDA informó el avance sobre el 75% del área apta. Respecto del informe mensual, el viernes el USDA mantuvo en 96.62 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de la cosecha 2019/2020, cuando los privados esperaban un ajuste a la baja. Por otra parte, las negociaciones entre Estados Unidos y China, todo parecía encaminarse hacia la firma de la primera fase de un acuerdo comercial y hacia una paulatina remoción de los aranceles cruzados. Sin embargo, una vez más, Trump sembró la duda al declarar: “No he aceptado nada”. Ahora parece que el orgullo de las partes es lo que impide llegar a un acuerdo, en el que ninguno de los dos quiere quedar mal parado. Por último, el dato que amortiguó las bajas fue el positivo reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA reportó ventas de por 1´807,400 toneladas, superando ampliamente el rango previsto por los operadores, de entre 0.6 a 1.2 millones de toneladas. Del total reportado 956,300 toneladas corresponden a compras chinas, A las cuales se sumaron, el jueves, noticias informando una nueva compra de China por 136,000 toneladas, y el viernes, otra venta por 270,000 toneladas a destinos no especificados, que no se descarta pudieran ser direccionadas hacia puertos chinos.

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE NOVIEMBRE

AGROMERCADO, SEMANA DEL 4 AL 8 DE NOVIEMBRE

AGROMERCADO DEL 28 DE OCTUBRE AL 1 DE NOVIEMBRE