AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE

En una semana de operación reducida por el feriado del Día del Trabajo, el maíz y la soya mantuvieron relativa estabilidad; sin embargo, el trigo continuó su caída registrando un ajuste considerable, que superó 6.2% en Chicago y 6.6% en Kansas. El pobre desempeño de los Estados Unidos en el mercado exportador y la reiteración del gobierno ruso de que no limitará las ventas externas, fueron los fundamentos bajistas para el cereal.

Maíz

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó ligeramente positivo para los precios del maíz, donde los contratos septiembre y diciembre ganaron 0.93 y 0.55%, al pasar de 138.18 a 139.46 y de 143.69 a 144.48 dólares por tonelada. En una semana con pocas noticias para el maíz, las compras de los fondos de inversión; un buen desempeño de las ventas externas, y la posibilidad de que el USDA recorte su previsión de cosecha estadounidense fueron los factores la tónica positiva. Acerca de los cultivos, el martes el USDA ponderó el 67% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 68% de la semana pasada. En detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de maíz, ponderó en estado bueno/excelente el 74% de los cultivos en Iowa; el 75% en Illinois, y el 81% en Nebraska. El organismo añadió que llenó granos el 96% de las plantas; está dentado el 75%; y maduro el 22% de los cultivos. El lunes 10 de septiembre, el USDA dará el primer dato sobre el avance de la cosecha. Por otra parte, en la previa del informe del USDA del próximo miércoles, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha estadounidense de maíz en 369.05 millones de toneladas, por debajo de los 370.51 millones previstos por el organismo en agosto. Por último, fue ligeramente positivo el reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA reportó ventas 2018/2019 de maíz por 1´032,900 toneladas, ubicándose dentro del rango previsto por el mercado, de 0.6 a 1.1 millones de toneladas.

Trigo

El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó muy negativo para los precios. En la Bolsa de Chicago las posiciones de septiembre y diciembre perdieron 6.22 y 6.28%, tras variar de 190.52 a 178.67 y de 200.44 a 187.85 dólares por tonelada. Los mismos contratos en la Bolsa de Kansas perdieron 6.60 y 6.96%, al pasar de 192.17 a 179.49 y de 203.29 a 189.14 dólares por tonelada. En el juego de especulación desarrollado por los grandes fondos que operan en el mercado estadounidense, la reiteración del gobierno ruso, de que no limitará sus exportaciones de trigo, disparó una liquidación de contratos en las cuatro sesiones de negocios. Además, esa tendencia se vio acentuada por el sostenido ritmo de ventas de trigo ruso y por un muy pobre desempeño de las ventas estadounidense. No obstante, el juego de los especuladores no ha terminado. Buena parte de los especialistas considera que Rusia tendrá un primer semestre de ciclo comercial muy fuerte en ventas, pero que de diciembre/enero en adelante se comenzará a sentir el impacto de la menor cosecha. De modo que la posibilidad de que el hoy principal proveedor global de trigo deba limitar sus ventas externas en algún momento seguirá latente y continuará siendo un factor de “movilidad” para las cotizaciones. En cuanto a los cultivos, el martes el USDA reportó que el avance de la cosecha del trigo de primavera avanzó sobre el 87% del área apta. Cabe señalar que el lunes 10 de septiembre, el organismo hará su primer relevamiento sobre la siembra de trigos de invierno. Por último, entre neutro a ligeramente bajista resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA reportó ventas por 379,800 toneladas de trigo, situándose en la parte media del rango previsto por el mercado, de 200,000 a 500,000 toneladas.

Soya

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó a penas negativo, prácticamente sin cambio, para los precios de la soya, donde las posiciones septiembre y noviembre perdieron 0.12% y 0.06 al pasar de 306.08 a 305.71 y de 309.94 a 310.12 dólares por tonelada. En cambio, el resultado semanal fue claramente positivo para la harina de soya, cuyo valor aumentó 3.46%. Este repunte de la harina estuvo relacionado con la decisión del gobierno argentino de quitarle a la industria procesadora de soya el diferencial de retenciones. En el mercado estadounidense consideran que esa medida impulsará una mayor venta externa de frijol, en detrimento de los subproductos, y que ello les brindará a los vendedores de los Estados Unidos la posibilidad de abastecer con harina los mercados que “desatienda” Argentina. En cuanto al rumbo de los precios del frijol de soya, la continuidad de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, con nuevas amenazas de más aranceles por parte de la administración Trump, y la proximidad de una cosecha que se prevé récord mantuvieron la presión bajista. En este sentido, en la previa del informe mensual que el USDA publicará el miércoles, buena parte de las estimaciones privadas ubicaron el volumen de la cosecha de soya por encima de la cifra estimada por el organismo en agosto. En efecto, el promedio de las proyecciones privadas marcó un récord de 126.53 millones de toneladas, contra los 124.81 millones del trabajo oficial del mes pasado. Por último, resultó neutro para la soya el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el USDA reportó el viernes ventas de frijol 2018/2019 por 672,600 toneladas, ubicándose dentro del rango previsto por los operadores, de 400,000 a 900,000 toneladas.

AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE

AGROMERCADO SEMANA DEL 3 AL 7 DE SEPTIEMBRE