AGROMERCADO SEMANA DEL 28 DE MAYO AL 1 DE JUNIO

Agromercado, es una publicación patrocinada por FERVA Consultores expertos en mercados agroalimentarios, comercialización de granos, administración de riesgos y agricultura por contrato con más de 20 años de experiencia.

Cuando todo parecía retomar su curso, el resurgimiento del conflicto comercial entre EE.UU. y China volvió a captar la total atención del mercado y deprimió a los precios de los granos, provocando bajas generalizadas en las cotizaciones. 

Maíz

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó negativo para los precios del maíz, donde los contratos julio y septiembre perdieron 3.57 y 3.49%, al pasar de 159.84 a 154.13 y de 163.38 a 157.67 dólares por tonelada. Entre la toma de ganancias de los fondos especuladores; la renaciente tensión comercial entre los Estados Unidos y China, y la caída de las cotizaciones del trigo estuvieron los fundamentos bajistas del segmento comercial para el maíz. Cabe agregar que, con la tensión entre EE.UU. y China tras el fin de la tregua, los operadores temen que las autoridades chinas puedan volver a tomar alguna medida contra el sorgo estadounidense, como sucedió pocas semanas atrás. Una medida contra ese grano golpeará al maíz, dado que ambos compiten en el mercado forrajero y que China es el principal destino para el sorgo de los Estados Unidos. Además, durante la sesión del miércoles impactó en forma negativa el informe semanal de cultivos publicado el martes por el USDA, dado que en él mostró un muy buen estado del maíz. En efecto, en su primera valoración sobre la condición de las plantas, el organismo ponderó el 79% del maíz en estado bueno/excelente, por encima de lo previsto por los operadores. Por otra parte, Resultó neutro el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el viernes el USDA informó negocios por 993,100 toneladas de maíz 2017/2018, situándose dentro del rango previsto por el mercado, de 700,000 a 1´000,000 toneladas. Las ventas 2018/2019 fueron calculadas en 149,300 toneladas, a penas por debajo del rango esperado por los operadores, de 150,000 a 350,000 toneladas.

Trigo

El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó negativo después de dos semanas consecutivas al alza. En efecto, las posiciones julio y septiembre del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron 3.64 y 3.39%, luego de variar de 199.52 a 192.26 y de 205.67 a 198.69 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos perdieron 4.12 y 4.03%, al pasar de 207.23 a 198.69 y de 214.03 a 205.40 dólares por tonelada. Una toma de ganancias de los fondos de inversión especuladores, que fueron los grandes responsables de la tónica alcista precedente, y la pérdida de competitividad del grano estadounidense, derivada de precios más altos y de un dólar muy firme frente al resto de las monedas vitales para el comercio agrícola global, fueron los dos principales factores de presión bajista para el grano fino. Aportó a la tónica negativa el informe semanal sobre cultivos. En él, el USDA ponderó el 38% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, mostrando una mejora con respecto a la semana anterior. En cuanto al trigo de primavera, el USDA reportó la siembra sobre el 91% de la superficie apta, contra el 89% promedio. Por otra parte, resultó negativo el aporte del informe semanal sobre las ventas externas de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA informó ventas de trigo 2017/2018 por 29,500 toneladas, situándose por debajo del tope esperado por el mercado, de 100,000 toneladas. En cuanto al cereal 2018/2019, las ventas fueron reportadas en 270,900 toneladas, situándose dentro del rango previsto por los operadores, de 150,000 a 450,000 toneladas.

Soya

El balance semanal resultó negativo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y agosto perdieron 1.94 y 1.91%, al pasar de 382.69 a 375.25 y de 384.34 a 376.99 dólares por tonelada. Así como el cierre precedente fue alcista por la tregua alcanzada entre los negociadores de Estados Unidos y de China, este balance adverso respondió al fin de esa endeble tregua. Luego del feriado por el Memorial Day, el gobierno estadounidense dejó en claro que a mediados del presente mes difundiría el listado de productos chinos que serían gravados con un arancel del 25% y que representan unos 50,000 millones de dólares. Esta decisión unilateral, por fuera del pacto alcanzado dos fines de semana atrás, puso al mercado de granos otra vez en alerta ante las posibles represalias chinas y alentó a los fondos a liquidar contratos, no sólo de soya, sino también de maíz. De aquella recomendación del gobierno chino a los importadores a que retomaran sus compras de granos en los Estados Unidos, cosa que efectivamente ocurrió con negocios de Cofco y de Sinograin, ahora todo volvió a foja cero, al menos hasta una próxima negociación o hasta una nueva iniciativa unilateral de alguna de las partes involucradas en esta “guerra comercial”. Así, la incertidumbre política se sumará a la inminente entrada en vigor del Mercado Climático 2018, por lo que sobre el horizonte de precios se ciernen altas probabilidades de volatilidad extrema, que requerirá de una mayor atención, tanto para capturar posibilidades como para ponerse a buen resguardo. En este contexto, si bien no fue de los mejores reportes semanales sobre exportaciones estadounidenses, los datos informados por el USDA el viernes marcaron el retorno de las compras chinas tras la anteriormente mencionada tregua alcanzada entre EE.UU. y China. El organismo reportó negocios de frijol de soya 2017/2018 por 273,400 toneladas, situándose ligeramente por debajo del rango previsto por el mercado, de 300,000 a 600,000 toneladas. Las ventas 2018/2019 sumaron 771,600 toneladas de frijol, quedando por encima del rango estimado por los operadores, de 350,000 a 750,000 toneladas.

DEL 28 DE MAYO AL 1 DE JUNIO

DEL 28 DE MAYO AL 1 DE JUNIO

DEL 28 DE MAYO AL 1 DE JUNIO

DEL 28 DE MAYO AL 1 DE JUNIO