AGROMERCADO, SEMANA DEL 25 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO

Acumulamos otra semana negativa para los commodities agrícolas. Debilitamiento generalizado en los precios, ante el buen panorama de oferta y ausencia de señales contundentes en la disputa comercial entre EE.UU. y China.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó negativo, donde las posiciones marzo y mayo del cereal perdieron 3.00 y 2.99%, al pasar de 147.73 a 143.30 y 151.37 a 146.84 dólares por tonelada. El mercado de maíz transitó una semana de debilidad, bajo perspectivas de un notable volumen de oferta esperado para Sudamérica. En detalle, comenzaron a recolectarse las primeras parcelas en Argentina y se registraron rendimientos récord para algunas zonas productoras claves. Así, se mantienen las perspectivas de una cosecha que podría alcanzar los 46.5 millones de toneladas. Se destaca que algunas fuentes privadas se animan a arriesgar volúmenes superiores. En tanto en Brasil, avanza a buen ritmo la cosecha de maíz de primera, mientras la siembra del de segunda se mantiene adelantada respecto del ritmo histórico. En tanto, en EE.UU., fundamentos mixtos no alcanzaron para dar sostén a los valores. Por una parte, el mercado contó con la posibilidad de que en la nueva temporada se destine una mayor área a maíz, en detrimento de la superficie cultivada con soya. Por otra parte, se sigue de cerca la evolución de la demanda, fenómeno que aportó un mínimo respaldo. El resumen de exportaciones semanales señaló un volumen concretado de negocios por 1.23 millones de toneladas, ubicándose ligeramente por encima de lo que esperaban los analistas. Por último, los precios del maíz fueron afectados por un inevitable contagio ante la fuerte contracción del trigo que cayó más de 6% durante la semana que termina.

Trigo

El balance de la semana resultó negativo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de marzo y mayo en Chicago perdieron 6.73 y 7.02%, al pasar de 178.85 a 166.82 y de 180.69 a 168.01 dólares por tonelada. En Kansas, si bien la caída resultó menos pronunciada, el descenso fue inevitable, perdiendo los mimos contratos 3.87 4.56% al pasar de 168.47 a 161.95 y de 171.23 a 163.42 dólares por tonelada. Una vez más, los precios del trigo acumularon retrocesos, para finalizar con un notable ajuste semanal. De este modo, la tendencia bajista tomó una importante profundidad y los valores se ubicaron en niveles mínimos de casi un año. El mercado internacional siguió debilitándose y los precios FOB manifestaron caídas generalizadas en las distintas plazas trigueras del mundo. En este contexto, CBOT no quedó exento a las presiones. Particularmente, la abundante oferta de trigo disponible a nivel global continuó proponiendo fuerte competencia a la mercadería americana. El factor que causó mayor debilidad fue una declaración emitida desde Ministerio de Agricultura de Rusia. En detalle, dejaron trascender que no intervendrían el comercio de granos, limitando los embarques de trigo ni imponiendo cupos. De este modo, sostuvieron su estimación en 42 millones de toneladas de exportaciones para el cereal. Se recuerda que el último USDA proyectó 37 millones para el principal exportador mundial de trigo en su último reporte WASDE. Así, en el momento que el mercado esperaba ver un mayor dinamismo en sector exportador estadounidense, parece que finalmente el saldo exportable en la región del Mar Negro sería mayor al previsto.

Soya

Luego de las alzas observadas la semana pasada, el balance del segmento resultó negativo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos marzo y mayo perdieron 1.21 y 1.33% al pasar de 334.46 a 330.42 y de 339.42 a 334.92 dólares por tonelada. Dos cuestiones continuaron acapararon la atención del mercado. Por una parte, los operadores permanecieron atentos a cualquier novedad sobre la disputa comercial entre EE.UU. y China y; por otra, se siguió de cerca la evolución de la temporada sudamericana. Respecto a la primera, la semana iniciaba con impulso, cuando se conoció que China se comprometió a adquirir 10 millones de toneladas de soya americana, como gesto de predisposición para zanjar los conflictos comerciales. En el mismo sentido, sobre la última sesión fuentes cercanas al gobierno americano dejaron trascender que se estaba trabajando en los detalles del acuerdo y que el mismo podría firmarse en un encuentro entre Trump y Xi hacia mediados de marzo. Por otra parte, en un orden contrario, el mercado pareció atravesar la semana con cierta decepción ante la ausencia de detalles concretos, a lo cual se sumó el prometedor desarrollo de la temporada sudamericana, provocando que el ánimo bajista se impusiera y los precios no lograran evitar una caída. En este orden de ideas, en Argentina, las lluvias recibidas en la zona agrícola central durante el último fin de semana beneficiaron a los cultivos que se encontraban en plena etapa de desarrollo y definición de rendimientos. Así, se permite mantener el óptimo escenario productivo. Un 89% de los cultivos se encuentra en condiciones normales a excelentes y la estimación de producción se mantiene en 52-53 millones de toneladas. Por su parte, en Brasil continúan las labores de cosecha. Las tareas cubren alrededor de 50% del área nacional y se presentan de forma adelantada al promedio histórico. Además, se destaca que FCStone sorprendió al mercado al elevar su estimación de cosecha para Brasil de 112 a 113 millones de toneladas. Esto se habría fundado en mejores rendimientos a los esperados para algunas zonas (sobre todo en lotes tardíos en la región de Mato Grosso).

AGROMERCADO, SEMANA DEL 25 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 25 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 25 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 25 DE FEBRERO AL 1 DE MARZO