AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

En el contexto de un mercado climático en EE. UU., las lluvias registradas en el último fin de semana impusieron retrocesos en los precios. No obstante, las noticias de mayores deterioros en los cultivos y el avance de los focos de sequías limitaron las pérdidas. Así, la semana de negocios en la Bolsa de Chicago trajo consigo bajas de 1.44% para el maíz; de 3.65% para el trigo y de 0.88% soya. El resultado negativo se definió en las dos primeras sesiones de la semana, producto de la actividad mostrada por los fondos de inversión y por el optimismo entre los operadores debido a las lluvias registradas, en un contexto donde creció el porcentaje de territorios bajo stress hídrico, y las dudas sobre los rendimientos no acaban por disiparse.

 

Maíz

Negativo resultó el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre perdieron 1.44 y 1.39%, al pasar de 149.50 a 147.34 y de 154.91 a 152.75 dólares por tonelada. Las dos primeras sesiones de la semana fueron determinantes en la caída de los precios, donde las ventas por parte de los fondos de inversión y el optimismo de los operadores por las lluvias registradas y el descenso de las temperaturas, justificaron el comportamiento del mercado; en virtud de que sobre el cinturón de los estados de Illinois, Iowa y Nebraska, principales estados productores de maíz, se acumularon en promedio 50 mm. en los últimos 7 días, con máximos de 150 mm. entre la frontera de Illinois y Nebraska. No obstante, a media semana, la persistencia del déficit de humedad sobre amplias zonas agrícolas, mostradas por el monitor de sequías, en la etapa crítica de definición de rendimientos, aunado a compras de ocasión y una tímida posición de los especuladores limitaron las pérdidas. El cierre de la semana transcurrió casi sin variación para el maíz. Por lo que respecta al estado de los cultivos, el lunes el USDA estimó que el porcentaje de cultivos en condiciones buenas a excelentes habría caído a 62%, frente al 64% registrado en la semana previa. El nuevo dato se ubicó sobre el mínimo esperado por el mercado y se volvió a alejar de la situación mostrada en el año previo, cuando en esta época del año alcanzaba el 76%. Esto se dio en un contexto de expansión de los territorios afectados por sequías, donde cerca del 15% de las parcelas estarían enfrentando algún grado de déficit hídrico.

En cuanto al comercio internacional, el informe sobre las exportaciones estadounidenses resultó neutral, ya que, el jueves el USDA reportó ventas 2016/2017 por 92,000 toneladas, por debajo de las 466,500 toneladas del trabajo anterior y del rango previsto por el mercado de 200,000 a 500,000 toneladas. De igual manera, el organismo informó ventas 2017/2018 por 486,600 toneladas, por encima de las 212,100 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los operadores, de 200,000 a 400,000 toneladas.

 

Por último, el mismo jueves, el Consejo Internacional de Cereales redujo en 5 millones de toneladas su proyección sobre el volumen global de la producción de maíz 2017/2018, recortando sus estimaciones para los Estados Unidos de 357.70 a 352.10 millones, y en la Unión Europea de 60.20 a 59.50 millones. Estos recortes se vieron parcialmente compensados por el alza en las previsiones para Brasil de 88.70 a 90.20 millones.

 

Trigo

Por tercera semana consecutiva, los precios del trigo de los Estados Unidos cerraron con saldo negativo. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre en la Bolsa de Chicago perdieron 3.65 y 3.16%, al pasar de 183.44 a 176.74 y de 191.99 a 185.92 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos perdieron 3.02 y 2.77%, tras variar de 182.25 a 176.74 y de 192.08 a 186.75 dólares. Así, luego de superar la barrera de los 200 dólares por tonelada, en 9 de las últimas 10 sesiones, el trigo ha acumulado pérdidas de 14.28% en Chicago y 15.20% en Kansas, producto de la fuerte liquidación de contratos de parte de los fondos de inversión especuladores; así como datos bajistas las abundantes existencias estadounidenses y la pérdida de competitividad del grano estadounidense en el contexto mundial para competir con otros países exportadores como Rusia, Rumania o incluso Francia. En las últimas tres sesiones de la semana el mercado registró ligeras alzas, en buena medida por compras técnicas de los fondos y por los datos aportados por el tour de cultivos del Consejo de Calidad del Trigo, que indicaron que los rendimientos podrían caer significativamente por debajo de los registros de los últimos años.

 

Por lo que respecta al estado de los cultivos, el lunes el USDA reportó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 84% de la superficie cultivada, frente al 75% de la semana pasada y al 80% promedio de las últimas cuatro temporadas. Respeto del trigo de primavera, por octava semana consecutiva, volvió a recortar la proporción de cultivos en condición óptima, del 34 al 33%, contra el 68% vigente un año atrás. En ocho semanas el estado bueno/excelente del trigo de primavera cayó 29 puntos. Cabe destacar que el mercado parece ya no prestar mucha atención a ello, al dar por descontada la afectación.

 

En cuanto al comercio internacional, el informe sobre las exportaciones estadounidenses resultó neutral ya que el jueves el USDA informó ventas por 498,000 toneladas, por debajo de las 669,500 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por los operadores de 350,000 a 550,000 toneladas.

 

Soya

Tras las alzas de la semana anterior, la semana concluyó con saldo negativo para la soya en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones agosto y noviembre perdieron 0.81 y 0.90%, al pasar de 370.74 a 367.71 y de 375.61 a 372.22 dólares por tonelada. Al igual que en el caso del maíz, las pérdidas se concentraron en las dos primeras sesiones, en las que los fondos de inversión generaron una importante liquidación de contratos, inspirados parcialmente por la presencia de precipitaciones que cubrieron los estados de Minnesota, Wisconsin, Iowa, Illinois, Indiana y Ohio, entre otros; las cuales llegaron a acumular hasta 150 mm. en zonas puntuales y provocando optimismo entre los analistas. La segunda mitad de la semana, el mercado encontró fundamentos alcistas, que no obstante no lograron equilibrar la balanza. Destaca el hecho de que, el viernes, una corte de apelaciones falló contra la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos en cuanto a los límites impuestos al uso de combustibles alternativos. Esta noticia fue interpretada por los operadores como una posibilidad de que se incremente el uso de biodiésel en base a soya, provocando una fuerte alza, superior a US$ 16, en el aceite de esta oleaginosa, brindando fundamento alcista al frijol de soya que reaccionó ligeramente al alza ante la noticia, quedando a la expectativa lo que pudiera pasar la siguiente semana.

 

En este sentido, a pesar de las lluvias, los focos de sequías registraron avances y los cultivos mostraron nuevos deterioros. Ambos factores limitaron las pérdidas. Por una parte, según el reporte semanal de cultivos, con el 29% de los cultivos formando vaina, solo el 57% del total exhibía condiciones buenas a excelentes. Este último dato implicó un recorte de 4 puntos porcentuales respecto a la calificación obtenida la semana anterior. El ajuste sorprendió al mercado que esperaban un mínimo de 59% bajo dicha condición. Por otra parte, esta cuestión mantiene vinculación con el avance de las sequías sobre los territorios sembrados con la oleaginosa. Según datos actualizados al último martes, los cultivos bajo stress hídrico alcanzan 14%, frente al 13% registrado en la semana previa.

En cuanto al comercio internacional, el informe sobre las exportaciones estadounidenses resultó ligeramente negativo ya que el jueves el USDA informó ventas 2016/2017 de frijol de soya por 303,400 toneladas, por debajo de las 409,500 toneladas del reporte anterior, pero por encima del rango previsto por el mercado, de 100,000 a 300,000 toneladas. En cuanto a las exportaciones 2017/2018, el organismo informó operaciones por 531,800 toneladas, por debajo de las 1´522,600 toneladas de la semana pasada, pero dentro del rango estimado por los privados, de 300,000 a 1´000,000 de toneladas.

AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

AGROMERCADO SEMANA DEL 24 AL 28 DE JULIO DE 2017

DEL 24 AL 28 DE JULIO

Total
4
Shares
Related Posts