AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO

Los commodities agrícolas volvieron a acumular ganancias generalizadas, impulsados por factores climatológicos como principal elemento.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó muy positivo, por segunda semana consecutiva, donde las posiciones de julio y septiembre ganaron 5.48 y 5.63%, al pasar de 150.88 a 159.15 y de 153.73 a 162.39 dólares por tonelada. El cereal alcanzó el nivel de precios más alto en un año. El fundamento alcista volvió a ser el tiempo húmedo que impidió el normal avance de las siembras que, así, acentuaron su atraso. En ese sentido, el lunes el USDA reportó el progreso de la siembra de maíz sobre el 49% del área prevista, ubicándose muy por detrás; del 78% vigente un año atrás, y del 80% promedio de las últimas cinco temporadas. Por otra parte, el paquete de ayudas dispuesto por la Casa Blanca pone como exigencia que el productor siembre algo. Esto hizo que muchos se replantearan la posibilidad de entrar en el programa de siembras impedidas para cobrar el subsidio que ese programa contempla y apostar a siembras tardías para compensar menores rendimientos con los pagos directos ofrecidos por el Gobierno. Dada la mejora que registraron los precios del maíz en las últimas semanas, el cereal se presenta como una de las mejores opciones. Sin embrago, en la medida que los días pasen y que el tiempo continúe imposibilitando el andar de las máquinas los agricultores deberán resolver si estiran la espera por el maíz o si pasan al Plan S. Lo que sí pocos cuestionan es que no se lograrán cubrir los 37.55 millones de hectáreas proyectados por el USDA en su último informe mensual. Pero el clima tendrá la última palabra en las próximas dos semanas donde, a juzgar por los reportes que auguran lluvias mayores a los promedios usuales. Del lado de la demanda, el reporte semanal sobre las ventas externas publicado el jueves por el USDA resultó neutral para la construcción de precios. El organismo informó negocios 2018/2019 por 442,100 toneladas de maíz, ubicándose dentro del rango calculado por los operadores, de 200 a 600 mil toneladas. Las ventas 2019/2020 fueron reportadas en 183,900 toneladas, situándose también dentro de la expectativa de 50 a 450 mil toneladas.

Trigo

El balance de la semana resultó muy positivo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de julio y septiembre ganaron 5.27 y 5.41%, al pasar de 170.86 a 179.86 y de 173. a 182.52 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas los mismos contratos sumaron 5.17 y 5.16%, tras variar de 154.42 a 162.41 y de 158.37 a 166.54 dólares por tonelada. Los factores alcistas resultaron el tiempo húmedo, que podría atentar contra la calidad de los trigos de invierno, y el impulso alcista que el maíz le otorga al resto de los forrajes. Las lluvias beneficiosas para los trigos de invierno continuaron impulsando su desarrollo que se mantienen en 66% de bueno a excelente. Sin embargo, para el trigo de primavera, el USDA sorprendió al mercado al reportar el avance de la siembra sobre el 70% del área prevista, acortando la brecha de retraso con respecto a lo observado hace un año y al promedio de las últimos cinco temporadas. El dato oficial quedó por encima del 63% previsto por los privados. Por otra parte, resultó entre neutro a ligeramente negativo el informe semanal sobre las ventas externas de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA reportó exportaciones 2018/2019 por 48,400 toneladas de trigo, ubicándose, pero dentro del rango previsto por el mercado, que contemplo la posibilidad de cancelaciones por 100,000 toneladas y de ventas efectivas por 200,000 toneladas. Los negocios 2019/2020 fueron reportados en 344,900 toneladas, también situándose dentro del rango calculado por los operadores, de 100 a 500 mil toneladas. A pesar de su comportamiento, conviene no perder de vista que las previsiones internacionales para la cosecha 2019/2020 de trigo son positivas, dado que tanto Rusia como la Unión Europea lograrían cosechas superiores a las obtenidas en la temporada anterior. Durante la semana desde Rusia se indicó que se está a la espera de las respuestas de Arabia Saudita y de Argelia, luego de las pruebas hechas con el trigo ruso para definir si incluyen al país de la zona del Mar Negro entre sus potenciales abastecedores durante 2019, algo que podría afectar las colocaciones estadounidenses y francesas.

Soya

El balance de la semana resultó positivo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, por segunda semana consecutiva. En este sentido, las posiciones julio y agosto ganaron 0.97 y 1%, tras pasar de 301.94 a 304.88 y de 304.33 a 307.36 dólares por tonelada. Al igual que para maíz y trigo, el principal fundamento alcista volvió a ser el tiempo húmedo que impidió el normal avance de las siembras que, así, acentuaron su atraso. A pesar de ello, las ganancias resultaron más moderadas que las de sus pares. Por otra parte, el paquete de ayudas dispuesto por la Casa Blanca pone como exigencia que el productor siembre algo. Esto hizo que muchos se replantearan la posibilidad de entrar en el programa de siembras impedidas para cobrar el subsidio que ese programa contempla y apostar a siembras tardías para compensar menores rendimientos con los pagos directos ofrecidos por el Gobierno. En este sentido, de 16,000 millones de dólares dispuesto, 14,500 millones se destinarán a pagos directos a los productores de una amplia variedad de productos agrícolas y pecuarios, mientras que los 1,500 millones restantes formarán parte de un programa de compras de productos agropecuarios, particularmente frutas, verduras y alimentos procesados. Regresando a los fundamentos, el lunes el USDA informó el avance de la siembra de soya sobre el 19% de la superficie prevista, muy por detrás del 53% de igual momento de 2018; y del 47% promedio de las últimas cinco temporadas. Para el reporte del martes (el lunes es feriado en EE.UU. por el Memorial Day) los operadores estimaron un progreso de la siembra sobre el 30% del área prevista. Acerca de las exportaciones semanales de los Estados Unidos, el USDA reportó el jueves ventas 2018/2019 de frijol de soya por 535,800 toneladas, ubicándose por encima del rango previsto por el mercado, que preveía la posibilidad de cancelaciones de ventas efectivas hasta por 400,000 toneladas. Menos atractivo fue el dato 2019/2020, dado que el organismo relevó apenas 5,100 toneladas, quedando fuera de todo del rango.

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE MAYO