AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE AGOSTO

Muy negativa resultó la semana para los precios de los granos en las Bolsa de los Estados Unidos, donde lo peor se lo llevó el trigo, con caídas superiores a 8% en Chicago y Kansas. La toma de ganancias de los especuladores y el mal desempeño de los negocios internacionales estadounidense fueron dos de las razones bajistas. Para el maíz y la soya las bajas superaron el 4%, producto de las favorables perspectivas para la cosecha de granos gruesos y de la persistente guerra comercial entre EE.UU. y China. Los resultados levantados durante el recorrido de PRO FARMER, brindaron solidez a las perspectivas de una gran producción en los Estados Unidos.

Maíz
El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó negativo para los precios del maíz, donde los contratos septiembre y diciembre perdieron 4.32 y 4.23%, al pasar de 143.40 a 137.20 y de 149.11 a 142.81 dólares por tonelada. Así como las alzas observadas la semana pasada del cereal fueron más por influencia de la soya y del trigo que por mérito propio, en esta ocasión las bajas también estuvieron vinculadas con el fuerte retroceso del trigo y con la prolongación de la guerra comercial, que mantiene los interrogantes sobre la provisión de forraje estadounidense para el mercado chino. En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 68% del maíz en estado bueno/excelente. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores, el organismo reportó en estado bueno/excelente el 73% de los cultivos en Iowa; el 76% en Illinois, y el 84% en Nebraska. Además, añadió que llenó granos el 85% de las plantas, y está dentado el 44%. Tras las cuatro jornadas de recorrida por los principales Estados productores de granos gruesos, el ProFarmer estimó el rendimiento promedio estadounidense en 11.128 toneladas por hectárea y proyectó la cosecha en 368.34 millones de toneladas. Ambas cifras resultaron ligeramente inferiores a las publicadas por el USDA en su último informe mensual, de 11.197 toneladas y de 370.51 millones de toneladas. Los técnicos confirmaron que los cultivos presentan un adelanto de cerca de dos semanas frente a los tiempos usuales de las etapas evolutivas, por lo que en 2/3 semanas comenzará la recolección. Por otra parte, entre neutral a levemente positivo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. Según el USDA, las ventas de maíz 2017/2018 sumaron 173,400 toneladas, situándose por debajo del rango previsto por el mercado, de 200 a 500 mil toneladas. El dato positivo fue para el ciclo 2018/2019, con ventas por 1´054,600 toneladas, superando el rango calculado por los privados, que fue de 0.7 a 1.0 millones de toneladas.

Trigo
El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó muy negativo para los precios. En la Bolsa de Chicago las posiciones de septiembre y diciembre perdieron 8.16 y 7.46%, tras variar de 205.95 a 189.14 y de 213.02 a 197.13 dólares por tonelada. Los mismos contratos en la Bolsa de Kansas perdieron 8.10 y 7.64%, al pasar de 207.60 a 190.79 y de 217.52 a 200.90 dólares por tonelada. La especulación con una menor oferta mundial de trigo continuó siendo el principal fundamento alcista para las cotizaciones del cereal. En esto mucho tuvieron que ver las activas compras de los fondos de inversión. Vale destacar que hasta el cierre del jueves el mercado se encaminaba a un cierre negativo para la semana. Sin embargo, antes del arranque de la sesión del viernes, la noticia de que en una reunión en el Ministerio de Agricultura de Rusia se les habría anunciado a los exportadores que superados los 30 millones de toneladas se frenarían las ventas externas de trigo 2018/2019 alentó fuertes alzas en las Bolsas estadounidenses. Como ocurrió semanas atrás con rumores similares, también sobre Rusia y sobre Ucrania, la desmentida de la noticia desde el Ministerio de Agricultura ruso y la reafirmación de ventas por 35 millones de toneladas no bastaron para torcer el rumbo de los precios, ni la voluntad de los especuladores, que igualmente creen que algún tipo de restricción habrá para las exportaciones. Las persistentes noticias sobre recortes productivos en Francia, Alemania e Inglaterra, como así también la sequía en Australia, completaron el cuadro alcista que se expresó en el cierre de la semana. Muy positivo resultó para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA reportó ventas por 803,000 toneladas, superando ampliamente el rango previsto por los operadores, de 200 a 500 mil toneladas.

Soya
El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó negativo para los precios de la soya, donde las posiciones de agosto y septiembre perdieron 4.48 y 4.20%, al pasar de 323.90 a 309.38 y de 328.03 a 314.25 dólares por tonelada. Los dos principales fundamentos bajistas fueron el buen estado de los cultivos estadounidenses relevado durante la semana por el ProFarmer y el agravamiento de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, con la imposición de una nueva tanda de aranceles cruzados. En cuanto a la situación productiva, el lunes el USDA ponderó el 65% de soya en estado bueno/excelente. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores, el organismo reportó en estado bueno/excelente el 74% de los cultivos en Illinois; el 70% en Iowa, y el 67% en Minnesota. Además, dio por concluida la etapa de floración y añadió que formó vainas el 91% de las plantas. Y el hecho de la semana fue la gira de cuatro días del ProFarmer por las principales zonas agrícolas. En el balance de todo lo visto en el campo, los técnicos estimaron el rendimiento promedio estadounidense en un récord de 3.564 toneladas por hectárea y proyectaron el volumen de la cosecha en 127.45 millones de toneladas, marca sin precedente histórico. Ambas cifras quedaron por encima de las dadas por el USDA en su último informe mensual, de 3.470 toneladas y de 124.81 millones. Vale recordar que estas últimas cifras oficiales resultaron sorpresivamente altas en ese momento, a juzgar por la expectativa que tenían los operadores. Un escenario productivo como el descripto por el ProFarmer pone aún más presión sobre el mercado exportador estadounidense, que deberá canalizar el excedente de oferta si no se quiere terminar la campaña con un récord más, en la columna de las existencias finales. Y para lograr un mercado de exportación acorde con las necesidades se está en la cuenta regresiva, dado que la cosecha cada vez está más cerca. Así las reacciones no se hicieron esperar y la frustración de los operadores fue tal que pasó casi desapercibido el muy buen dato semanal dado el jueves por el USDA sobre las exportaciones. En efecto, el organismo reportó las ventas frijol de soya 2018/2019 en 1´148,600 toneladas, superando ampliamente el rango previsto por los operadores, de 400 a 650 mil toneladas. Por último, también resultaron datos negativos para el mercado estadounidense de la soja las fuertes devaluaciones que registran el real en Brasil y el peso en la Argentina, que mejoran la competitividad del principal exportador global de la oleaginosa y del principal proveedor de harina y de aceite de soya.

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE AGOSTO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE AGOSTO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE AGOSTO

AGROMERCADO SEMANA DEL 20 AL 24 DE AGOSTO