AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO

Agromercado, es una publicación patrocinada por FERVA Consultores expertos en mercados agroalimentarios, comercialización de granos, administración de riesgos y agricultura por contrato con más de 20 años de experiencia.

Los commodities agrícolas fueron víctima de un nuevo capítulo en la guerra comercial que lleva EE.UU. contra sus principales socios, a lo cual se sumó la presión por la buena evolución de los cultivos de maíz y soya, y el avance de cosecha del trigo.

Maíz
El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó negativo para los precios del maíz, por cuarta semana consecutiva, donde los contratos julio y septiembre perdieron 1.11 y 1.15% de su valor, tras caer de 142.22 a 140.64 y de 145.96 a 144.28 dólares por tonelada. Los dos principales fundamentos negativos para el cereal continuaron siendo los conflictos comerciales que el gobierno de los Estados Unidos entabló con China, México, Canadá y con la Unión Europea, y las favorables condiciones climática que mantiene el estado de los cultivos en uno de los niveles históricos más elevados para este momento del año. En ese sentido, ese acompañamiento del clima se volvió a expresar en el informe semanal de cultivos del USDA, donde el organismo ponderó el 78% del maíz en estado bueno/excelente, por encima del 67% vigente un año atrás. En cuanto a los conflictos comerciales, la postergación de soluciones y la profundización de las diferencias podrían complicar seriamente las metas de exportación de los Estados Unidos, que en los últimos años viene apostando por tener un ciclo comercial que le permita reducir el abundante inventario que viene de arrastre desde la temporada 2016/2017. Todo hacía prever que éste sería el momento justo para avanzar sobre ese cometido, pero nadie contaba con la “cruzada arancelaria” de Trump. Por lo que ahora el mercado atraviesa una etapa de incertidumbres que podrían derivar en el recálculo de las metas. Por último, entre neutro a ligeramente bajista resultó el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA reportó ventas de maíz 2017/2018 por 165,900 toneladas, situándose por debajo del rango previsto por el mercado, de 700,000 a 1´000,000 de toneladas. En cuanto a los negocios 2018/2019, el organismo confirmó ventas por 339,700 toneladas, ubicándose dentro del rango calculado por los operadores, de 150,000 a 400,000 toneladas.

Trigo
El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó negativo para los precios, por cuarta semana consecutiva también. En efecto, las posiciones julio y septiembre del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron 1.66 y 1.80%, tras variar de 183.53 a 180.50 y de 188.68 a 185.28 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos perdieron 5.96 y 5.38%, al pasar de 190.98 a 179.59 y de 196.30 a 185.74 dólares por tonelada. El principal fundamento bajista fue el rápido avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre las Grandes Planicies estadounidenses. Y las bajas son más notorias en Kansas porque es en esa Bolsa donde se comercializa el mayor volumen de estas variedades. También contribuyó con la tónica bajista el fuerte salto positivo dado por la condición del trigo de primavera, que confirma el impacto benéfico del clima sobre los cultivos. Como se señaló, el principal factor bajista del segmento fue el avance de la cosecha. Y en ese sentido, el lunes el USDA reportó el avance de la recolección de los trigos de invierno sobre el 27% del área apta. El dato oficial quedó por encima del 26% previsto por el mercado. D igual manera, el organismo ponderó el 39% de los cultivos en estado bueno/excelente, situándolos por encima del 38% de la semana pasada. En cuanto al trigo de primavera, el organismo reportó el 78% de los cultivos en estado bueno/excelente, muy por encima del 70% de la semana pasada y del 41% vigente un año atrás. El nuevo dato oficial quedó lejos del 70% calculado por los operadores. Por otra parte, resultó neutro para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el USDA reportó el jueves ventas por 461,600 toneladas, situándose dentro del rango previsto por el mercado, de 250,000 a 500,000 toneladas.

Soya
Al igual que para el maíz y el trigo, por cuarta semana consecutiva, el balance semanal para los precios de la soya los precios en la Bolsa de Chicago resultó negativo, donde los contratos julio y agosto perdieron 1.21 y 1.26%, al pasar de 332.71 a 328.67 y de 334.92 a 330.70 dólares por tonelada. Una vez más, el fundamento bajista excluyente fue la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, que lejos de orientarse hacia vías de acuerdo, cada vez escala un poco más hacia un punto de no retorno. Las peores bajas del segmento se registraron el martes, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a amenazar al gobierno de China con sumar aún más productos chinos al listado que quedará comprendido por el cobro de aranceles. Esa nueva bravuconada les dejó en claro a los operadores de Chicago que el conflicto no logrará revertirse antes del 6 del mes próximo, fecha en la que comenzará a regir el arancel chino del 25% para la soya estadounidense. Junto al conflicto con China (además de otras “batallas” simultáneas que Trump sostiene contra México, Canadá y la Unión Europea) se mantiene como factor bajista el clima, que continúa acompañando el cierre de la siembra y las primeras etapas evolutivas de los cultivos en el Medio Oeste de los Estados Unidos. En ese sentido, el lunes el USDA reportó el avance de la siembra de soya sobre el 97% del área. En esta misma línea, el organismo informó que emergió el 90% de las plantas, y valoró la condición de los cultivos en 73% bueno a excelente. Y atado a los conflictos comerciales, una vez más el informe semanal sobre las ventas externas de los Estados Unidos confirmó los temores del mercado y resultó negativo para los precios. El jueves, el USDA reportó ventas de frijol de soya 2017/2018 por 301,800 toneladas, situándose muy cerca del mínimo previsto por los operadores. Los negocios 2018/2019 resultaron aún peores, dado que el organismo confirmó ventas por 227.600 toneladas que, aunque dentro del rango calculado por los operadores, no deja de mostrar el pobre desempeño. Al ver el magro volumen de soya 2018/2019 comercializado, no hay que perder de vista que en su último reporte mensual de oferta y demanda el USDA sostuvo su meta para las exportaciones estadounidenses en 62.32 millones de toneladas, cifra que implica un incremento del 10.9% respecto al ciclo 2017/2018. El mercado ya considera esta proyección sin sustento.

AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO

AGROMERCADO, SEMANA DEL 18 AL 22 DE JUNIO