AGROMERCADO SEMANA DEL 16 AL 20 DE JULIO

Ganancias generalizadas en el mercado de commodities. Los precios subieron al compás de una demanda externa que reactivó y generó optimismo. Semana de repuntes en los Estado Unidos, con alzas superiores al 4% para el maíz; 3.4% para el trigo; y 3.7% para la soya. Las compras de los fondos de inversión, en mercados sobrevendidos, fueron las principales responsables de las mejoras, en un entorno donde el escenario general no se modificó, dado que la guerra comercial que los Estados Unidos entabló contra China y las batallas que disputa contra la Unión Europea, México y Canadá siguen lejos de resolverse.

Maíz

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó positivo para los precios del maíz, donde los contratos septiembre y diciembre ganaron 4.10 y 4.02%, al pasar de 134.34 a 139.86 y de 139.66 a 145,27 dólares por tonelada. Las compras de los fondos de inversión fueron fundamentales para el repunte de los precios, que aún están en un nivel muy deprimido por las inciertas consecuencias de la cruzada arancelaria de Trump, que hoy enfrenta a los bienes exportables de los Estados Unidos con destinos tan diversos como China, la Unión Europea, México y Canadá. Además de compensar técnicamente un mercado sobrevendido, en el accionar de los fondos, que fueron compradores durante las cinco sesiones, estuvo presente el clima y la chance de que las condiciones se presenten más secas sobre las zonas productoras. En ese sentido, fundamentó la opinión de los especuladores el informe semanal del USDA sobre cultivos. En él, el organismo ponderó el 72% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo de la semana pasada y de lo previsto por los operadores. Añadió que está polinizado el 63% de las plantas, muy por delante de lo observado en promedio las últimas cinco temporadas (37%). Por otra parte, resultó positivo para el mercado de maíz el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA reportó ventas 2017/2018 por 641,000 toneladas, ubicándose por encima del rango previsto por los operadores, de 300,000 a 600,000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron confirmados en 774,500 toneladas, quedando también por encima del rango estimado por los privados, de 200,000 a 500,000 toneladas.

Trigo

El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó positivo para los precios. En la Bolsa de Chicago las posiciones de septiembre y diciembre ganaron 3.82 y 4%, tras pasar de 182.62 a 189.60 y de 188.31 a 195.85 dólares por tonelada. Los mismos contratos en la Bolsa de Kansas sumaron 3.40 y 3.39%, al pasar de 180.69 a 186.84 y de 189.69 a 196.12 dólares por tonelada. Entre los fundamentos que posibilitaron el repunte del cereal se destacaron las complicaciones que evidencian los cultivos en buena parte de Europa, donde además de la caída de la cosecha de Rusia también se esperan menores volúmenes en Alemania, Polonia y en Gran Bretaña. En Francia, la firma Agritel calculó la producción de trigo blando en 34.20 millones de toneladas, 6.5% por debajo de lo recolectado un año atrás. En cuanto a los cultivos propios, el lunes el USDA informó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 74% del área apta, ligeramente por delante del 71% promedio de las anteriores cinco temporadas. Acerca del trigo de primavera, el organismo ponderó el 80% en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada y lejos del magro 34% vigente un año atrás. Por otra parte, resultó neutral el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 300,000 toneladas de trigo, situándose dentro del rango previsto por el mercado, de 150,000 a 500,000 toneladas.

Soya

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó positivo para los precios de la soya, donde las posiciones de septiembre y diciembre ganaron 3.79 y 3.73%, al pasar de 300.84 a 312.23 y de 302.95 a 314.25 dólares por tonelada. Así, los precios de la oleaginosa dejaron de ser los peores en casi 10 años y ahora son los más bajos desde principios de marzo de 2016. Con el arancel chino del 25% para la soya estadounidense vigente y sin soluciones a la vista para la guerra comercial desatada por el presidente de los Estados Unidos, Donad Trump, los fundamentos del repunte visto durante la semana fueron las compras de ocasión concretadas por los fondos de inversión, en un mercado claramente sobrevendido, y la especulación con un clima algo más seco sobre las zonas productoras, que podría evitar –en la visión de los operadores–la concreción de una cosecha récord. Esta última especulación comenzó tras el informe semanal de cultivos del USDA. En él, el organismo ponderó el 69% de la soya en estado bueno/excelente, por debajo del 71% la semana pasada. El USDA marcó que el 65% de las plantas atravesó la etapa de la floración y formó vainas el 26% de las plantas. Por otra parte, resultó ligeramente positivo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. El jueves el USDA reportó ventas 2017/2018 de frijol de soya por 252,300 toneladas, ubicándose dentro del rango previsto por el mercado, de 200,000 a 500,000 toneladas. Los negocios 2018/2019 alcanzaron las 613,400 toneladas, quedando por encima del rango calculado por los privados, de 100,000 a 500,000 toneladas. Es importante destacar que entre las operaciones se consigna una compra de 120,000 toneladas desde la Argentina.

AGROMERCADO SEMANA DEL AL 16 20 DE JULIO

AGROMERCADO SEMANA DEL 16 AL 20 DE JULIO

AGROMERCADO SEMANA DEL 16 AL 20 DE JULIO

AGROMERCADO SEMANA DEL 16 AL 20 DE JULIO

AGROMERCADO SEMANA DEL 16 AL 20 DE JULIO