AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL 

AGROMERCADO, es una sección patrocinada por FERVA Consultores, expertos en mercados agroalimentarios y en agricultura por contrato con más de 20 años de experiencia.

Impulsados por un clima favorable a los cultivos y una reducción en la demanda, los commoditites agrícolas terminaron la semana con pérdidas en general.

Maíz

El balance semanal en la Bolsa de Chicago resultó negativo para los precios del maíz, donde los contratos mayo y julio perdieron 2.53 y 2.29%, al pasar de 152.06 a 148.22 y de 155.31 a 151.76 dólares por tonelada. El avance de la siembra sobre suelos bien abastecidos de humedad y la posibilidad de que el área finalmente cubierta resulte superior a la prevista por el USDA en marzo (otro daño colateral de la “guerra comercial Estados Unidos-China) fueron dos de los factores que llevaron al cereal a caer en todas las sesiones del segmento comercial. Los mapas climáticos fueron señalando mejores condiciones que permiten el avance de la siembra y el mercado acusó la presión.  En su informe sobre los cultivos, el lunes el USDA relevó el progreso de la siembra de maíz sobre el 3% del área prevista, frente al 6% vigente un año atrás, y al 5% promedio de las últimas cinco temporadas. El dato oficial quedó por debajo del 5% previsto en promedio por los operadores. Para los siguientes 6 a 10 días, el pronóstico marca temperaturas por debajo de lo normal sobre gran parte de las áreas cerealeras, con precipitaciones por arriba de lo usual desde Nebraska y hasta Kentucky, con dirección hacia el sur. Pese a no lograr revertir la tónica bajista, resultó ligeramente positivo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó negocios 2017/2018 por 1´091,700 toneladas, por encima de las 840,000 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por los operadores, de 0.7 a 1.2 millones de toneladas. En cuanto a los negocios 2018/2019, el organismo confirmó operaciones por 112,200 toneladas, por encima de las 56.000 toneladas de la semana pasada. 

Trigo

El balance semanal para el trigo en las bolsas de los Estados Unidos resultó negativo para los precios. En efecto, las posiciones mayo y julio del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron 1.96 y 2.45%, al variar de 173.61 a 170.22 y de 179.77 a 175.36 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos perdieron 2.62 y 2.53%, al pasar de 182.16 a 177.38 y de 189.23 a 184.45 dólares por tonelada. La apreciación del dólar frente al euro, en momentos en que cada centavo de competitividad se cotiza en Bolsa; las malas cifras reportadas por el USDA en su informe semanal de exportaciones, y la previsión de lluvias sobre las planicies trigueras fueron los principales fundamentos de la tónica bajista. En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA mostró una ligera mejora, al ponderar el 31% del trigo de invierno en estado bueno/excelente, por encima del 30% de la semana pasada, pero muy lejos del 54% vigente a igual momento de 2017. El organismo detalló que, en Kansas hay un 11% de cultivos en condición buena y un 1% en estado excelente. Un año atrás, un 45% del trigo de Kansas estaba en condición buena y un 6% en estado excelente. Acerca del trigo de primavera, el avance de la siembra fue relevado sobre el 3% de la superficie apta, frente al 2% de la semana pasada; al 12% vigente un año atrás, y al 15% promedio. El dato del USDA quedó por debajo del 5% previsto por el mercado. Por otra parte, negativo volvió a resultar el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó cancelaciones de ventas de trigo 2017/2018 por 66,900 toneladas, frente a las ventas efectivas del reporte anterior por 120,700 toneladas y ante un rango de negocios previsto por los operadores de entre 100,000 a 350,000 toneladas. En cuanto al ciclo comercial 2018/2019, el organismo ponderó operaciones por 240,400 toneladas, por encima de un máximo calculado por el mercado en 200,000 toneladas.

Soya

El balance semanal resultó negativo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio perdieron 2.42 y 2.32%, al pasar de 387.37 a 378 y de 391.32 a 382.23 dólares por tonelada. El persistente crecimiento de la cosecha de Brasil según la visión de los privados y la incertidumbre sobre los daños colaterales que dejará la “guerra comercial” entre los Estados Unidos y China fueron dos de los fundamentos bajistas que afectaron a la oleaginosa. Además, también influyeron las buenas condiciones en las que se encuentran los suelos del Medio Oeste, donde en los próximos días se iniciará la siembra 2018/2019. Sobre el primero de los factores bajistas, el lunes la firma Safras & Mercado elevó 119.23 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha de Brasil y la puso en línea con las valoraciones hechas por AgRural y por Agroconsult, de 119 y de 119.80 millones de toneladas, respectivamente. Con sus cifras, todas estas firmas se ubican por encima de los números oficiales de la CONAB, de 114.96 millones, y del USDA, de 115 millones. Acerca del segundo de los fundamentos bajistas del segmento, para el mercado no pasó desapercibido el hecho de que durante la semana no hubo confirmaciones de nuevas ventas de soya a China. Encima, el martes el gobierno chino dio el primer paso para mostrarle a las autoridades estadounidenses que no resulta muy apropiado tomar a la ligera las repercusiones que podrían generar los pasos dados por Donald Trump. En efecto, a través de una comunicación del Ministerio de Comercio de China, se anunció que las importaciones de sorgo estadounidenses comenzarían a tener que hacer –desde el miércoles pasado– un “depósito temporal” por el 178.6% del valor del volumen ingresado en los puertos chinos, hasta tanto se pueda determinar si el forraje importado perjudica o no a los productores chinos. En la práctica, esta imposición deja fuera de carrera al grano de EE. UU. A pesar de ello, resultó positivo el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas de frijol de soya 2017/2018 por 1´040,800 toneladas, dentro del rango previsto por el mercado, de 09 a 1.4 millones de toneladas. En cuanto al ciclo 2018/2019, las ventas externas de frijol fueron estimadas en 1´090,700 toneladas, por encima del rango señalado por los privados, de 0.5 a 0.8 millones de toneladas. Vale señalar que en ese volumen consignado por el USDA de las operaciones de la nueva temporada aparecen las 240,000 toneladas compradas por Argentina, anunciadas la semana pasada.

AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL 

AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL 

AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL 

AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL 

AGROMERCADO, SEMANA DEL 16 AL 20 DE ABRIL