AGROMERCADO SEMANA DEL 13 AL 17 DE MAYO

Repunte generalizado para los commodities agrícolas en el mercado de referencia. Los granos dejaron atrás semanas de debilidad y subieron a fuerza del sombrío panorama climático en EE.UU.

Maíz
El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó muy positivo, donde las posiciones de julio y septiembre ganaron 8.95 y 8.17%, al pasar de 138.48 a 150.88 y de 142.12 a 153.73 dólares por tonelada. El principal fundamento alcista resultó el clima húmedo que persiste en las regiones productoras estadounidenses, que acentúa el atraso en las labores de siembra 2019/2020 y que podría hacer que muchos productores opten por cambiar el destino de hectáreas hacia la soja o que directamente eviten la siembra para ingresar en el programa oficial de “siembra impedida”, que contempla un subsidio para el agricultor en casos de eventos climáticos adversos, como el actual. El lunes el USDA informó el avance de la siembra de maíz sobre el 30% del área prevista, ubicándose muy por detrás del 59% vigente un año atrás, y del 66% promedio de las últimas cinco temporadas. Con los ojos puestos sobre a siembra, para el informe del lunes próximo, el mercado espera que el avance de la siembra de maíz se ubique entre el 48 y el 50%. Los operadores plantean que cualquier dato inferior a ese rango implicará un inexorable recorte en las expectativas de siembra y de producción. El otro dato que atado a las noticias climáticas y fundamental para la concreción de la tónica semanal alcista fue la actitud de los fondos de inversión especuladores, dado que durante las cinco sesiones acumularon la compra de 135,000 contratos de maíz, reduciendo sus posiciones cortas. El reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos acompañó la tendencia alcista del mercado, dado que los operadores tomaron como positivo el dato de la temporada 2018/2019. En efecto, el USDA reportó el jueves ventas de maíz por 553,300 toneladas, ubicándose por encima del rango previsto por los privados, de 200 a 500 mil toneladas. Aunque de menor relevancia el dato sobre las ventas 2019/2020, sumó 80,800 toneladas, ubicándose por debajo del mínimo calculado por el mercado, en un rango que fue de 100 a 400 mil toneladas.

Trigo
El balance de la semana resultó muy positivo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de julio y septiembre ganaron 9.48 y 8.64%, al pasar de 156.07 a 170.86 y de 159.38 a 173.15 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas el mercado dejó atrás cuatro semanas negativas seguidas, donde las mismas posiciones repuntaron 8.59 y 8.29%, tras variar de 142.20 a 154.42 y de 146.24 a 158.37 dólares por tonelada. La mejora del maíz, que recompone los valores en el mercado forrajero; el atraso en la siembra de los trigos de primavera; la posibilidad de que el tiempo húmedo afecte la calidad de las variedades de invierno, y las compras de oportunidad de los grandes fondos de inversión, que siguen con una posición sobrevendida, fueron los principales fundamentos alcistas de la semana para las cotizaciones del grano fino. Acerca del trigo de primavera, el USDA informó el avance de la siembra sobre el 45% del área prevista, quedando por debajo del 54% vigente un año atrás, y del 67% promedio de las últimas cinco temporadas. Al igual que para maíz, el mercado de trigo consideró positivo el apartado de las ventas 2019/2020 del cereal estadounidense en el trabajo semanal de exportaciones. El jueves, el USDA reportó negocios por 419,400 toneladas, superando el rango previsto por los privados, de 150 a 350 mil toneladas. Las ventas 2018/2019 sumaron 114,500 toneladas, ubicándose dentro del rango de un rango manejado por los operadores de 0 a 250 mil toneladas. En cuanto al mercado global, el jueves Strategie Grains redujo a 143.90 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha 2019/2020 de trigo de la Unión Europea. Este dato, sin embargo, implica un alza del 13% respecto de 2018. En Rusia, en tanto, la firma IKAR elevó a 81 millones de toneladas su cálculo sobre la cosecha de trigo rusa y proyectó las exportaciones en 37.80 millones de toneladas, datos ambos superiores a los estimados por el USDA en su informe mensual.

Soya
El balance de la semana resultó positivo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, tras cinco semanas consecutivas a la baja. En este sentido, las posiciones julio y agosto ganaron 1.54 y 1.53%, al pasar de 297.35 a 301.94 y de 299.74 a 304.33 dólares por tonelada. Los principales fundamentos alcistas para la soya fueron las fuertes alzas de las cotizaciones del maíz y del trigo, que contagiaron de manera muy parcial a la oleaginosa, y el atraso en la siembra estadounidense por efecto del tiempo húmedo que, de persistir en las próximas semanas, podría implicar un recorte de la superficie respecto del ciclo anterior aún mayor al previsto por el USDA en su último informe mensual. Sobre este punto vale aclarar que las bajas de la última sesión de la semana estuvieron relacionadas, en parte, con la especulación de los operadores en cuanto a que el atraso en la siembra de maíz derive más hectáreas a la oleaginosa. Una u otra opción deberán ser develadas en no más de 15 días. El otro dato que provocó bajas el viernes fue la importante devaluación del real frente al dólar, que en esa jornada fue 1.56%, dado que mejora la competitividad de las exportaciones de Brasil, en detrimento de las ventas externas estadounidenses. En otro orden de ideas, el lunes, en su informe semanal, el USDA informó el avance de la siembra de soya sobre el 9% de la superficie prevista, muy por debajo del 32% de igual momento de 2018; y el 29% promedio de las últimas cinco temporadas. Para el nuevo reporte del lunes, el mercado espera ver un progreso de la siembra sobre el 20% de la superficie. De no ser así, son muchos los que creen que será difícil cumplir con la expectativa de cubrir los 34.24 millones de hectáreas proyectados por el organismo en su trabajo mensual. El informe semanal sobre las ventas externas estadounidenses resultó neutral para el mercado. En efecto, el jueves el USDA reportó negocios por 370,900 toneladas de soya 2018/2019, ubicándose dentro del rango previsto por los operadores, de 100 a 400 mil toneladas. El organismo también reportó exportaciones 2019/2020 por 303,400 toneladas de quedando la cifra dentro del rango calculado por los privados, de 200 a 600 mil toneladas.

AGROMERCADO SEMANA DEL 13 AL 17 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 13 AL 17 DE MAYO

AGROMERCADO SEMANA DEL 13 AL 17 DE MAYO 

AGROMERCADO SEMANA DEL 13 AL 17 DE MAYO